Concluye primer paso de rehabilitación hidráulica de Trinidad

El proyecto beneficiará también un grupo de asentamientos y a las instalaciones hoteleras ubicadas en la península de Ancón. La conductora de 5 kilómetros y medio de tuberías, que se extiende desde los pozos de Santiago Escobar hasta el tanque de La Chanzoneta, ya se encuentra concluida y en fase de pruebas hidráulicas para comenzar su explotación la próxima semana, con vistas a mejorar el abasto de agua a unos 16 000 trinitarios.

La obra, valorada en más de un 1 700 000 pesos, permite la entrada sin pérdidas de 175 litros por segundo de agua al depósito, de los cuales antes se esfumaba alrededor del 60 por ciento, debido en lo fundamental a abundantes salideros e indisciplinas sociales.

Esta conductora, cuya ejecución asumió la Empresa Constructora de Recursos Hidráulicos de Matanzas desde marzo del 2012 hasta ahora, constituye el primer paso de un amplio programa de rehabilitación de redes en Trinidad, que se extenderá por varios años para solucionar definitivamente los reiterados problemas de abasto de agua allí.

“Para el 2013 tenemos previsto restablecer las redes de la zona baja de la parte este hasta el entronque de Casilda, la laguna de oxidación número uno para el tratamiento de residuales y un colector. Todo se encuentra valorado en más de 4 670 000 pesos y lo llevarán a cabo los mismos ejecutores y el Grupo Empresarial de la Construcción de Sancti Spíritus”, puntualizó a Escambray Manuel Díaz Riverol, subdelegado de Inversiones de Recursos Hidráulicos en la provincia.

A pesar de que la nueva obra aún ni se estrena, ejecutivos y especialistas de esta rama en el territorio alertan sobre la necesidad de impedir lamentables acciones depredadoras que ya se han realizado contra las válvulas de aire y de desagüe ubicadas en los registros, componentes estos importados y vitales para el buen funcionamiento de la tubería, cuyo costo en el mercado internacional ronda los 900 dólares.

Además, advierten sobre la existencia de algunas cercas ilegales que interrumpen el vial de explotación y de hecho el mantenimiento de esta importante inversión social, por cuya preservación deben exigir con todo rigor las autoridades competentes.

El multimillonario proyecto de rehabilitación hidráulica en el sureño municipio no solo beneficiará a la vieja ciudad, sino también a los asentamientos de Casilda, La Boca, La Pastora, Sanguily y Media Legua, así como a las instalaciones hoteleras ubicadas en la península de Ancón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *