Gallos en la picota pública

sancti spiritus, gallos 56 snb, 56 snb
Los Gallos intentaron 24 jugadas de robo de bases y tuvieron éxitos en 10. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Se cocina a fuego rápido el debate sobre la actuación del Equipo de los Gallos en la Serie 56

 

Definidos equipos que se mantienen activos

Gallos: lo peor de la historia

 

Desde que los Gallos firmaron su armisticio en esta Serie Nacional, el termómetro que mide la opinión pública no baja de 40 grados. La temperatura emerge en esquinas calientes espontáneas. Una encuesta digital de este órgano marca tendencias que se refrendan en foros, espacios de debate radiales y televisivos.

En una actitud que al menos esta reportera considera valiente, parte del colectivo técnico del elenco y la dirección de la Comisión Provincial de Béisbol aceptaron el diálogo, cámaras de por medio. Escambray, que abrió sus puertas al intercambio, baja la fiebre.

Desde la óptica de los internautas que proponen cambios radicales, hasta el joven televidente para quien “el profesor tiene que ver, pero los que tienen que jugar y demostrar en el terreno son los atletas”. Desde la posición de mánager colectivos, otros como Manuel Consuegra piensan que “al equipo le faltó consagración y sentido de pertenencia”.

Y en este punto, la ruta del diálogo encuentra, por primera vez, puntos de confluencia. “No hemos hecho un análisis profundo, no quisiera hablar de lo que aún no tenemos en las manos —acierta Mario Zulueta—, pero para muchos ha sido una decepción y para nosotros también. La preparación fue buena y no se correspondió con lo que salió en la competencia, faltó un poco de entrega, algo que está pasando hace mucho tiempo. Nos toca revertirlo, pues no solo el equipo, sino el béisbol aquí están cuesta abajo. Realmente no creo que fuera lo peor, cogimos el 15, pero hay quienes han tenido una actuación por debajo, aunque nos sentimos defraudados, por tanto el objetivo es hacer un análisis fuerte y si tiene que rodar una cabeza, como en Cuba nos gusta decir, si es la mía, bueno…”.

Mientras Rebeca Cuesta no sabe bien si echarle la culpa al pitcheo, la mala defensa o a los bateadores, el director refiere puntos débiles. “Nunca llegaron a coincidir ofensiva, pitcheo y defensa. Es verdad que tuvimos bajas, aunque eso no justifica nada, pero la ida de Serrano tronchó muchas de las estrategias, es la columna vertebral, el líder positivo nuevo, por tal situación tuvimos que reestructurar el equipo dentro de la competencia. La incorporación de Cepeda nos da consistencia en el bateo, pero teníamos estructurado otro sistema de juego y tuvimos que cambiar la alineación y la forma de jugar, y hay cuatro jugadores que no están en condiciones de correr, por su edad y porque nunca han sido rápidos. Entonces les echamos mano a los nuevos que teníamos, pero la capacidad de trabajo no es la misma.

“Sobre lo táctico, he oído a los narradores que critican a equipos que tocan mucho la bola, a nosotros nos gusta tocar para avanzar a un corredor, pero buscamos robar bases con los que pueden robar. Robamos 10 y nos cogieron a 14, eso da la medida de que hicimos las jugadas suficientes, porque a veces los juegos son los que te van dando lo que debes emplear; no obstante, si se tiene el criterio de que hay que tocar y robar, más lo asumo, aunque tenemos que contar con un equipo preparado para ello”.

En cuanto a la inquietud de Nirma Guerra sobre el pitcheo desastroso, Osmani González, entrenador principal, comenta: “Si un equipo pretende clasificar, no puede permitir tantas carreras, 38 anotaciones del rival no fueron por el pitcheo. También en dos años hemos perdido a 12 lanzadores por diferentes causas, entre ellos al principal cerrador; tenemos el segundo staff más joven del país y eso lleva apoyo de ofensiva y defensa. Es cierto que nuestro cuerpo de lanzadores fue el más vulnerable, el cuarto que menos carreras hizo, y el cuarto que menos juegos ganó en Cuba…”.

Desde el foro de Escambray, más de un internauta piensa que a Ventura y Bermúdez les falló la técnica de perder para ganar. En el centro del fuego donde, por cierto, aún no se ha quemado la dirección de Deportes en Sancti Spíritus, Nelson Ventura, el comisionado provincial, asume: “La estrategia se colegió con el grupo de trabajo, incluido el Sub-23, a lo mejor no nos salió bien, pero no era para perder”.

Tras ilustrar la cantidad de juegos e innings que siguen marcando disparidad en el uso de los atletas, Zulueta defiende esa teoría. “Se buscaron alternativas, ningún director va al terreno a perder, jugaron los que mejor estaban; nos criticaron el año pasado porque cambiamos mucho a los jugadores, esta vez lo hicimos menos, cambiamos la alineación según los juegos y los lanzadores contrarios, lo que pasa es que cuando no ganas, no se ve ni todo el esfuerzo ni todo el sacrificio.

“Es difícil rendir en el Sub-23 y después hacerlo en la categoría de mayores, son dos ligas distintas, pero lo cierto es que algo hay que hacer porque se pone casi al parejo con la Serie Nacional y no se pueden desarrollar dos preparaciones; entonces, cuando pasan acá tienen déficit de entrenamiento. No obstante, estoy contento con el resultado de muchos atletas del Sub-23 porque se entregaron como Rodolexis Moreno, Mencías, Geysel Cepeda…”, añade Zulueta.

Como ocurre tras cada descalabro, la dirección está en el foco del debate. También desde las redes de Escambray, Carlos Fernández considera: “Me da lo mismo que dirija Juan o Pedro, pero hay que ser un mago para levantar a los Gallos”. Con todas sus señas y letras, José F. González Curiel asevera: “Cuando vi sus entrenamientos y topes me dio una sensación de desorden, confianza desmedida entre peloteros y técnicos (…). Así no se forjan disciplina y entrega. El concepto de familia es relativo porque en las familias más permisivas también crece el desorden. Necesitamos más carácter, disciplina y entrega de los peloteros jóvenes, aunque tengamos que sufrir unos años más”.

La polémica continúa y no tiene para cuándo acabar. Será mayor ahora que Mario Zulueta anunció su renuncia a la dirección del elenco: “Me entregué a mi trabajo, di todo mi esfuerzo, ahora marcho a un puesto donde sea más útil. Y pon ahí que por esta camiseta me pelé”.

14 comentarios

  1. A mi entender el proximo director de los Gallos debe ser Eriel se que suena descabellado pero sería buena la idea que tuviera doble función manager y atleta, en otro aspecto resaltar la presencia de monteagudo si no estaba en forma porque llevarlo al equipo para que comiera en los Laureles y recuperara fuerzas NO a recuperar fuerzas a la Caña ya ni me da gusto ir al estadio y soy de los que iba hasta en la etapa de preparación y disfrutaba mucho cuando Juan Castro se enfrentaba a Eriel con los fouls atras para ver quien la atrapaba con más elegancia, no juzgo ni critico el trabajo de Zulueta por lo que se podía ver se sentía contento y con ganas de hacer cosas solo destacar la Frase celebre del Mayor General y ponerla en termino beisbolero NOS HAN MATADO…. SIGA LA MARCHA la 57 será otra solo a preparar a los Gallos y me brindo para dirigirlos con solo 25 años pero con amor al beisbol y en especial a los Gallos.

  2. alfredo cañete rodriguez

    Buenas tardes aficionados de los gallos,todos opinan de diferentes puntos de vista y no he visto a nadie hasta el momento con los problemas contados del equipo preguntar por la cuota de responsabilidad del PSICÓLOGO del equipo,que REALIZÓ,que le faltó o si se estaba bañando en la playa también.Saludos.
    Saludos TAGUASCO..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *