Sobredosis de agua en la ciudad de Sancti Spíritus

La distribución del líquido en la ciudad cabecera provincial supera los 630 litros por persona en 24 horas

sancti spiritus, abasto de agua, recursos hidraulicos, acueducto
La ciudad espirituana recibe el agua de dos fuentes superficiales, el embalse Tuinicú y el río Yayabo. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

En la ciudad de Sancti Spíritus se reporta una sobredosis en las entregas de agua al sector residencial, buena parte de la cual se pierde de forma inútil: según datos ofrecidos por la Dirección de Acueducto de este municipio cabecera, posiblemente en el país el promedio más alto de distribución de litros del vital líquido por persona en 24 horas ocurra aquí, con más de 630.

La norma establecida para este tipo de ciudad suma apenas 350 litros para un día, pero en la villa del Yayabo esa cifra casi se duplica debido “a los botaderos de agua que no son solo de las redes, sino sobre todo por las fugas de las cisternas de los edificios multifamiliares y sus tanques elevados, donde se rompen o faltan boyas, llaves de paso, válvulas, existen salideros en las tazas sanitarias”, detalló Norberto González Rodríguez, director de Acueducto en Sancti Spíritus.

Este sobreconsumo, que contradictoriamente en buena parte no se consume, sino que se bota, resulta más lamentable en esta especie de sequía en plena primavera que ahora mismo golpea a buena parte del territorio; y también implica gasto de energía eléctrica durante el bombeo, de productos químicos para tratar esa agua que se va nuevamente al manto freático y hasta de salario a los trabajadores de este sector.

El despilfarro, agravado por los muchos salideros que existen en la ciudad debido a la mala situación de las viejas redes de distribución, se debe además a otras indisciplinas como el lavado de corrales, riego de plantas y otros usos no imprescindibles; todo lo cual pudiera comenzar a corregirse con el metraje del consumo que, según lo previsto, en el sector residencial este año debe abarcar cerca del 35 por ciento.

De acuerdo con la Dirección Municipal de Acueducto, hoy existen dos lugares en plena villa que, por su altura, presentan una situación crítica con el abasto y precisan el traslado de agua en pipa hasta que sea posible una inversión: un tramo de la calle Isabel María de Valdivia, sobre todo entre Carlos Roloff y Onza; y el final de la calle Rosario, por el terrenito de pelota de Agramonte.

La Unidad Empresarial de Base Sancti Spíritus opera con 28 sistemas de abasto para una población algo superior a los 109 550 habitantes y específicamente la ciudad recibe el líquido de dos fuentes superficiales, el embalse Tuinicú y el río Yayabo.

One comment

  1. No me vayan a decir que es una culpa absoluta de la población, porque se sabe que en varios lugares de la provincia los salideros no tienen dueños, y me refiero a aquellos casa afuera, por otra parte, cada día los herrajes y demás medios para evitar salideros y solucionarlos por cuenta propia costan más que el salario de un mes y de pésima calidad, hasta cuando debemos depender de todo y de todos? Cuando cada persona pueda solucionar sus problemas con recursos adecuados a su calidad y salario que se devenga, entonces podremos cortar la zanahoria como se debe, mientras será solo palabrerías y culpabilidad a quien menos la tiene, el pueblo es la víctima de todo, de los altos precios, de la escasez o cortes de agua, en fin es el pueblo quien sufre todo…..y por lo demás el cuartico sigue igualito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *