COVID-19: Avanzan los casos, retrocede Sancti Spíritus

Al cierre de ayer se confirman 23 espirituanos infectados con el nuevo coronavirus, la cifra más alta de las últimas jornadas. El municipio cabecera ha retrocedido a Fase I de la recuperación, mientras Cabaiguán y Fomento avanzan a la Fase III

cuba, covid-19, coronavirus, salud publica, minsap, sancti spiritus
Al cierre de ayer se confirman 23 espirituanos infectados con el nuevo coronavirus (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Si quisiéramos ilustrar la gravedad de la situación epidemiológica de la provincia bastaría asomarse al comportamiento in crescendo de la curva de contagios tan solo en los últimos tres días: antier 16, ayer 10 y hoy 23 nuevos casos, esta última la mayor cifra reportada luego del 30 de enero cuando se diagnosticaron 27 pacientes.

Pero debemos seguir andando por esta cuesta tan empinada como sinuosa, lamentablemente. No es pesimismo. El propio doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud, reconocía esta mañana ante los micrófonos de Radio Sancti Spíritus: “Habíamos pronosticado un alza de los casos y debe ocurrir algo similar en la próxima semana. El país se encuentra hoy en una meseta y Sancti Spíritus que estaba con un número reducido de casos respecto al país ya se ha venido incrementando”.

Tanto se ha agravado el panorama provincial que al cierre de la jornada precedente solo un caso es importado y de los 22 autóctonos en nueve no se logra precisar la fuente de infección. A tal incertidumbre se añade una certeza igual de peligrosa: el número de enfermos se dispersa en distintas áreas de un mismo territorio y se elevan las cifras en varios municipios.

Se evidencia en los guarismos de ayer, cuando el estudio de 632 exámenes de PCR arrojó los siguientes resultados: ocho casos del municipio cabecera —cuatro de Los Olivos, tres del Norte y uno del Sur—, de los cuales seis no tienen una fuente de infección precisada; ocho de Trinidad, de ellos uno sin vínculo epidemiológico establecido aún; cinco de Cabaiguán, de los cuales en dos no se precisa la fuente del contagio; uno de La Sierpe —que según Rivero Abella se trata de una doctora que laboraba en zona roja y se contagió en el ejercicio de la profesión— y uno de Yaguajay, el único importado de la jornada.

Y tales disparos estadísticos han traído consigo, como mínimo, una duplicación de todos los indicadores: la tasa de incidencia de casos confirmados a 21.4 por 100 000 habitantes; la cantidad de pacientes positivos ingresados a 60; un centenar de diagnosticados en una semana; los controles de focos activos a 45, de los cuales 19 aún no tienen fuente de infección; el número de asintomáticos a un 59, 9 por ciento de los casos confirmados —lo que complejiza el control de la epidemia—…

Para alarmarse y preocuparse. Sobre todo, porque hoy el panorama más grave lo muestra el territorio cabecera, donde se han diagnosticado 55 enfermos en los últimos 15 días, tiene abiertos 24 controles de focos, de ellos 15 sin fuente de infección y una tasa de incidencia de 38. 5 por 100 000 habitantes. Mas, otros municipios han comenzado también a elevar sus indicadores como Trinidad con una veintena de diagnosticados en la última quincena y una tasa de 26 por 100 000 habitantes y Jatibonico con 15. 9 por 100 000 habitantes, pero que, aunque solo ha confirmado seis casos en ese lapso, tiende al incremento a juzgar por el control de foco activo en el central Uruguay.

En tal sentido señalaba Rivero Abella: “Allí hay un control de foco que todavía no lo hemos nombrado institucional pero sí hay un número muy grande de muestras pendientes a resultado en el IPK que deben llegar en la mañana de hoy, que son 505 muestras y de esas más de la mitad es del control de foco del Uruguay.

“Por las características que tiene de cuatro turnos de trabajo, casi 200 personas, el laboratorio complicado…, pues tenemos que ampliar la muestra para que no nos quede nada, poder sanear todo y cortar la trasmisión que puede haber en estos lugares”, sostuvo el galeno.

Ante el deterioro de los indicadores provinciales el Grupo Temporal de Trabajo para el enfrentamiento y control del nuevo coronavirus, que encabeza el Presidente de la República, decidió el retroceso del municipio cabecera a la Fase I, mientras que Cabaiguán y Fomento lograron avanzar a la Fase III.

Mas, en ningún lugar han de minimizarse los riesgos. Al menos, la cabecera provincial de seguir andando cuesta arriba puede empeorar aún más su situación. Lo confirmaba el director provincial de Salud: “Estamos seguro que con la evaluación que se va a hacer en la próxima semana, con lo que puede salir hoy y los 23 esos con ocho de Sancti Spíritus y gran cantidad sin fuente de infección podemos estar en próximas semanas en una fase de trasmisión autóctona limitada para el municipio”.

Que resten por analizar más de 900 muestras, que se reconozca que se violan medidas en los centros de trabajo, que se incremente el número de personas asintomáticas y focos sin fuente de infección, que se avizore un ascenso del número de contagios son presagios nada alentadores. Habrá que extremar las medidas más, porque la COVID-19, al parecer, nos volverá a poner en jaque.

6 comentarios

  1. Quisiera saber por favor por qué medio puedo obtener una información más específica sobre los casos de Trinidad ,donde se concentran la mayor cantidad de casos en el municipio y demás

  2. Saludos .
    Muy oportunas las reflexiones del Dr.Rivero Avella , ahora que están identificados los problemas es hora que autoridades y pueblo se amarren los pantalones y vayamos unidos con responsabilidad para encima del problema para tratar de minimizar los daños que se nos vienen encima .
    Juntos a luchar todos a brazo partido y arreciar todas las medidas , control y fiscalización de los procesos.
    Gracias

    • Claro que es de suma importancia el control de eventos y saber sus fuentes de origen. Pero existe algo más importante. Los números no van a solucionar el problema y la aplicación de los PCR tampoco son la solución al problema. En Sancti Spiritus existe indisciplina; y a estas horas del cuento pueden ser fuentes de contagios. Las colas continúan y continuarán por los años de los años, sabiendo las instituciones de la provincia que las mismas ya son parte de nuestro vivir diario; pues tomen las medidas. Hoy en la bodega de la calle del pediátrico en Colón estaban aglomeradas las personas sin distanciamiento unos y sin protección otros. Para que exista responsabilidad y educación colectiva; debe existir primeramente una base individual de respuesta positiva. Aún existen los que ignoran las consecuencias de la enfermedad y así cosas por identificar. Por otro lado; aunque no se informe oportunamente, existe gran cantidad de personal de salud contagiados; las razones siempre se las dan a violaciones de protocolos de bioseguridad. Un par de guantes para todo el día y una mascarilla artesanal no apta para protegerse del virus; no son los medios idóneos de protección. Seria prudente que Cuba importara un lote de vacunas y priorizara a estas personas expuestas y sobre todo porque son ellos los que velan por nuestra salud. Saludos.

      • No comprendo por que seguimos hablando de las cola, le llevaran a usted la comida a su casa? Hay un mercado con comida para comprar a un precio modesto al alzase de todos como para comprar la comida de un mes y cerrarnos en casa? Pues la verdad que no, aca en Jatibonico no hay carne en ningún sitio, y señor perdone usted pero con hambre al menos yo no puedo dormir.. yo no tengo quien me envie dolares ni quien me transfiera a la targeta USD , mi comida y la de mis dos hijos tengo que buscarla yo donde sea, saludos

  3. Que esperan para suspender la Serie 60 de Béisbol en Sancti Spiritus. Que le reporta a la provincia. Ser la sede burbuja de una serie atípica y disparatada como esta. Gastos y mas gastos. Los riesgos epidermiologicos son infinitos. Más cuando el equipo de Sancti Spiritus quedó eliminado. Sentido común es lo que deben exigir las Autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *