Gerardo Hernández. agradece apoyo de cubanos en Europa

En su carta también se refirió a las privaciones sufridas desde 1998, al vivir "en una celda, lejos de la patria y de nuestros seres queridos".El antiterrorista cubano instó a los cubanos residentes en Europa a “mantenerse pendientes y a que nos sigan apoyando en esta nueva etapa de la lucha”.

Gerardo Hernández, uno de los cinco antiterroristas cubanos encarcelados en Estados Unidos en 1998, agradeció a sus conterráneos residentes en Europa el apoyo a la causa de su liberación, según una carta divulgada este miércoles en Atenas.

Con un cariñoso “queridos hermanos” inició la misiva, en la que saluda y agradece a nombre de Los Cinco -como se conoce a los antiterroristas cubanos- el apoyo de los cubanos en el continente europeo.

Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, así como René González, quien ya cumplió su condena y se encuentra en Cuba, fueron arrestados en 1998 en La Florida, donde daban seguimiento a las acciones criminales de grupos anticubanos.

En su carta, Hernández recordó que en pocos días se celebrará el aniversario 55 de la Revolución cubana, el 1 de enero, y en ese sentido, felicitó a los cubanos residentes en Europa y les deseó un exitoso 2014.

“Gracias por todo lo que han hecho y seguirán haciendo por esta causa”, escribió desde la prisión federal de Victorville, en el estado norteamericano de California.

En su carta también se refirió a las privaciones sufridas desde 1998, al vivir “en una celda, lejos de la patria y de nuestros seres queridos”, pero celebró la libertad de René ahora “convertido en un abanderado de nuestra batalla por la justicia, y no ha descansado ni descansará hasta que sus cuatro hermanos estemos de regreso”.

Por último, animó a los destinatarios de su carta a “mantenerse pendientes y a que nos sigan apoyando en esta nueva etapa de la lucha desde los diferentes países donde ustedes se encuentran”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.