Dos títulos para Sancti Spíritus en Memorial Barrientos

La martillista Yirisleydi Ford se impuso con registro 67.56 metros.Dos medallas de oro obtuvo Sancti Spíritus en el  Memorial Barrientos de atletismo efectuado el pasado fin de semana en la capital cubana.

Una de las preseas corrió a cargo de la martillista Yirisleydi Ford, quien se impuso con registro 67.56 metros, una marca por debajo de su cota personal, aunque su título la ratifica como una de las promesas cubanas en ese evento, que lideró en su etapa como escolar y juvenil.

La otra medalla correspondió al velocista Reydi Ramos, que ganó los 100 metros planos con 10.10 segundos con cronómetro manual, aprovechando la ausencia de los mejores corredores del país, quienes participaron en el Mundial de Relevos.

De acuerdo con Juan Miguel Arrechea, comisionado nacional de atletismo, este resultado le puede abrir las puertas para integrar la preselección de cara a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, previstos para Veracruz, México, en noviembre.

Otros yayaberos integrantes de los equipos nacionales de atletismo no tomaron parte en el Memorial Barrientos por encontrarse en otras lides o lesionados.

En el caso de las competencias, el velocista Yasniel Marrero participó en el Mundial de Relevos como parte de la posta de 4×100 que no pudo acceder a las finales el quedar cuartos en su hit clasificatorio.

Para Marrero esta fue una buena oportunidad en su preparación de cara al Mundial Juvenil previsto para julio próximo.

Por la información de Arrechea, tanto el titular de los Juegos Olímpicos de la Juventud en el 2010 Norge Sotomayor, como el bronce mundial juvenil Amaury Valle, ambos corredores de 400 metros con vallas, están lesionados.

Lo más sobresaliente del certamen fue la actuación de la juvenil Sahily Diago, quien rompió la marca de los 800 metros para ese evento en manos de Ana Fidelia Quirot desde 1997 al parar los relojes en 1:57.74 y pasar a liderar el récord absoluto de la temporada.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.