Estudiante espirituano participará en Olimpiada Iberoamericana de Biología

Intensas jornadas de preparación consagran a Daniel Pastor junto a su entrenadora. Confesiones de Daniel Pastor Ramírez Echemendía, un estudiante espirituano de onceno grado que participará en la Olimpiada Iberoamericana de Biología.

El mundo de la vida es su fascinación. Los genes hermanos cargan con la culpa. También el desvelo pedagógico, suerte de cromosoma, igualmente transmisible.

Y es que para Daniel Pastor Ramírez Echemendía, motivaciones, talento y consagración tienen recompensa. Como concursante en la asignatura de Biología, obtuvo el primer lugar dentro de la preselección nacional y representará a Cuba en la Olimpiada Iberoamericana que se celebrará en México.

Estudiante de onceno grado del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Eusebio Olivera Rodríguez, figura entre los laureados de la enseñanza preuniversitaria en Sancti Spíritus, la cual acopió 16 medallas nacionales en estas lides cognoscitivas de las ciencias.

“Esta es una cantera que promete mayor calidad y nivel competitivo en los próximos años. Aunque todavía no estamos totalmente satisfechos, nos anima el logro, es un avance significativo”, indica Dunierky Díaz Medina, jefe de Departamento de Ciencias Naturales en el IPVCE, quien además atribuye el resultado al trabajo del Centro de Entrenamiento Provincial y a la creación de aulas puras de concursantes, experiencia que se pretende potenciar en los cursos académicos venideros en pos de la formación vocacional y la orientación profesional.

“Para mí significa mucho, es un estímulo para seguir preparándome y obtener la carrera directa en doce grado. Yo quisiera se bioquímico”, confiesa aspiraciones quien ya ha sido dos veces medallista de oro en lides nacionales.

Tania Fábregas Guerra, entrenadora de la disciplina, revela a Escambray lo que la modestia estudiantil reserva: “En enseñanzas anteriores él concursaba en Matemática, pero el olfato pedagógico no me engañó y enseguida lo encaminé en esta materia. Además de ser inteligente, es abnegado ante el estudio, sin altanerías. Es de pocas palabras. Le gusta quedar bien ante el profesorado y sus compañeros. En su aula lo tienen como el consultor, es la confianza de su grupo. A lo que se entrega, él gana”.

Acerca de la preparación recibida en el Centro de Entrenamiento Provincial, radicado en el IPVCE, refiere: “La profesora Tania nos dedica dos tardes íntegras en la oncena, da lo mejor de sí, nos aporta su conocimiento y prepara a todos los concursantes por igual, nos facilita bibliografía, es muy dedicada y nos estimula mucho”.

La vida cotidiana de Daniel Pastor no se ciñe a la burbuja docente: “Hay que estudiar también en la casa, pero dedico un tiempo al recreo, a la diversión, practico deporte, hago ejercicios físicos, salgo y comparto con amigos. Incluso, en el centro de entrenamiento nacional en La Habana nos ceden espacio para la distracción. Se necesita combinar ambas cosas”.

Con esa sencillez ya delatada por la entrenadora, concluye: “Todavía me falta mucha preparación. Quisiera hacer un buen papel en ese evento internacional”.

2 comentarios

  1. DANIEL PASTOR TE DESEO LOS MAYORES EXITOS , ES BUENO TODO LO QUE REALIZAS Y TAMBIEN TE DIVIERTES EN TUS TIEMPOS LIBRES ., ESPERO LO MEJOR DE TI, TUS PEDRES ESTARAN MUY ORGULLOSO DE TI POR TU ACTITUD. FELICIDADES Y QUE VIVA MEXICO CONTIGO CORAZON. SALUDOS.

  2. Felicitaciones para Tamara Rendón por darle seguimiento a este tema de los concursos, ella como antigua alumna del IPVCE debe conocer perfectamente el sacrificio y la dedicación de estos jóvenes, que prácticamente permanecía en el anonimato. Un saludo para Tanita, jejeje… ya eres famosa. Otra cosa interesante es la cantidad de concursantes de matemática que son cantera para otras asignaturas. Históricamente ha sido Química la principal receptora y también se ha beneficiado Física (que es muy afín), pero en este caso Biología, a pesar de estar en polos opuestos. Esto es digno de análisis porque Matemática no ha podido dar el gran salto cualitativo de insertar a los suyos en la preselección nacional, a pesar de la gran cantidad de medallas y de estar coqueteando con esa meta por muchos años. Esto hace que resulte atractivo competir por otras asignaturas, que han logrado obtener hasta resultados internacionales. Este es un mundo apasionante, en el cual se puede indagar mucho más, ojalá Tamara nos siga sorprendiendo con artículos como este y con otros más minuciosos.
    Le deseo todo el éxito del mundo Daniel Pastor y que obtenga una medalla en la Olimpiada Iberoamericana de Biología (si puede ser de Oro mejor).
    Saludos para todos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.