Inauguran exposición Trinidad a tu puerta

La ceramista trinitaria Neidis Mesa (Coqui) Santander conjuga en su propuesta la alfarería con el arte

La muestra rinde homenaje a los 500 años de Trinidad.

Retazos de techos, ventanas y portones trinitarios sirven de sustento a réplicas en barro de aldabas, tocadores, bisagras y llaves coloniales en una especie de diálogo entre lo antiguo y lo contemporáneo. Colocadas en las paredes que circundan la maqueta de la ciudad, parecen guardianes místicos de una villa en miniatura, o picaportes que trasmutan muros en puertas hacia umbrales desconocidos.

Tales impresiones puede experimentar quien se acerque a Trinidad a tu puerta, exposición de la artista Neidis Mesa (Coqui) Santander que se inaugura en el Centro de Interpretación de la Ciudad, ubicado en la otrora Casa Frías.

Las fotos de la antropóloga japonesa Maki Tanaka —quien visitara el terruño para realizar su tesis doctoral sobre el patrimonio, el turismo y espacio urbano de Trinidad— motivaron a la ceramista, descendiente de la estirpe fundadora de la alfarería en el territorio, a concebir su propuesta.

“Para mí esos detalles son tan patrimoniales como la Plaza Mayor, y al ser tan pequeños pasan desapercibidos. Incluso, en los últimos años se están sustituyendo por otros más modernos, sin notar que ellos también cuentan la historia de la ciudad”.

De ahí que a través de 25 piezas de pequeño y gran formato se ofrezca un mensaje explícito —lejos de enrevesadas lecturas conceptuales— encaminado a preservar los elementos arquitectónicos del territorio; una línea asociada a inquietudes de la artista, que este año celebra dos décadas de trayectoria.

“Hace tiempo quería rendir este homenaje a Trinidad por sus 500 años. Me alejo de las tradicionales vasijas que siempre he realizado para ofrecer piezas más cercanas a lo escultórico con el fin de disfrutar de  pedacitos de mi ciudad”, comentó.

Durante un mes, imitaciones de llavines, goznes, cerraduras… se adhieren a paredes de la casona erigida en la calle Gutiérrez para tocar las puertas de la conciencia y demostrar que la historia también se escribe desde lo aparentemente insignificante.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.