Merienda escolar pierde terreno

El territorio se encuentra en condiciones de continuar brindando la merienda escolar de forma masiva.Nuevas modalidades de almuerzo se incluyen entre las transformaciones implementadas en secundaria básica.

 

Ni panes desperdiciados en el sancocho, ni pozuelos con comida brincando las cercas perimetrales: desde que comenzó el curso 2014-2015, hace apenas tres semanas, la merienda escolar dejó de ser la única opción para los alumnos de secundaria básica, quienes ahora pueden adoptar la variante de almuerzo que más se ajuste a la economía familiar.

La noticia venía manejándose desde el anterior período lectivo, cuando fue anunciado un paquete de transformaciones que redundaría en beneficio del sistema educacional cubano y que tendría particular incidencia en la enseñanza secundaria.

En Sancti Spíritus ya emergen los saldos preliminares: más de 8 600 estudiantes, de los 12 747 vinculados al programa de la merienda escolar, acuden a sus casas en horario de almuerzo, según declara a Escambray Vivian Vicens Lamas, jefa del departamento de Secundaria Básica en la Dirección Provincial de Educación.

Esta es, sin dudas, la más demandada de las tres variantes incluidas en la Resolución 186/2014 del Ministerio de Educación, documento que también contempla la posibilidad de que al alumno le sea llevado el almuerzo a la escuela o de que continúe recibiendo la merienda escolar; en ambos casos los adolescentes quedarán bajo la custodia de los profesores de guardia.

“Para organizar el proceso, se elaboró un acta de compromiso que llenaron de conjunto el estudiante, su familia y el guía de grupo, en el cual determinaron a qué variante de almuerzo se acogería el adolescente, sin perder de vista que la elección es irreversible y está vigente durante todo el curso”, subraya Vicens Lamas.

Precisamente en la imposibilidad de alternar entre almuerzo en la casa y merienda escolar radica la principal insatisfacción de no pocos padres, quienes esgrimen la inestable situación económica de los hogares como un argumento para pedir mayor flexibilidad.

“Sabemos que algunos quisieran que la opción escogida pudiera cambiarse durante el curso —sostiene Vivian Vicens—; sería lo ideal, pero nuestra economía se planifica, y las cifras de la merienda escolar se contemplan en los presupuestos de las empresas involucradas”.

De hecho, la ostensible disminución de la demanda de merienda escolar pudiera redundar en el reordenamiento de los 11 centros de elaboración que hoy funcionan en la provincia y en el reajuste de los mecanismos de comercialización de entidades como el cárnico, el lácteo y la cadena cubana del pan.

Las actuales modalidades de almuerzo en secundaria básica responden a una antigua demanda de alumnos y familiares, a la vez que implican un ahorro de alrededor del 70 por ciento del presupuesto aprobado en Sancti Spíritus para la merienda escolar, por cuyo concepto se erogaba hasta el curso pasado un promedio mensual de 650 000 pesos, según refiere a este órgano de prensa Melquíades Palmero, metodólogo de organización escolar que atiene dicho programa en la provincia.

Ello no quiere decir, en modo alguno, que haya decaído la prioridad concedida por el Estado a la merienda: “El territorio se encuentra en condiciones de continuar brindándola de forma masiva; los aseguramientos y recursos están garantizados, solo que los estudiantes han optado en mayor medida por almorzar en sus casas”, concluye Palmero.

2 comentarios

  1. Aristoteles Manani

    Pregunta. Resulta muy dificil planificar la modalidad de merienda/almuerzo mensualmente?

    A quien en su sano juicio se le ocurre planificar a plazo anual (y ademas exigir compromiso) algo tan variable como esto.

    Ademas, no es tan complicado. El dia 15 de cada mes, el estudiante entrega una forma si le interesa cambiar la modalidad para el proximo mes. Si no entrega nada, se mantiene la seleccion como estaba, sin cambios.

    Al final todos contentos. La pregunta es, por que no se hacen las cosas bien desde el principio? Porque un restaurante se puede adaptar rapidamente a GRANDES variaciones de volumen de demanda y una empresa estatal necesita UN AN~O para adaptarse.

    De paso, me da la impresion que esto genera tremendo derroche. Que pasa cuando alumnos se mudan, o cambian de escuela?

  2. enrique martin prieto

    Es una alternativa multiple muy buena y que sera perfeccionada el curso proximo, que bueno continuamos rectificando

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.