Ministra de Educación destaca estrategias del nuevo curso

Las más de diez mil 300 escuelas del país tendrán la facultad de organizar sus horarios.Las adecuaciones organizativas  y flexibilización del programa docente diario en cada plantel, caracterizarán el curso escolar 2014-2015 que inicia el primero de septiembre.
Durante una visita de trabajo a la provincia de Guantánamo, donde evaluó los preparativos del período lectivo 2014-2015, Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, precisó que las más de diez mil 300 escuelas del país tendrán la facultad de organizar sus horarios en función de una mejor y mayor formación integral de los estudiantes.
Subrayó que las nuevas concepciones mantienen la doble sesión docente y permiten adecuar los horarios para de conjunto claustro, alumnos, familiares y comunidad contribuir a la formación vocacional del alumnado, al conocimiento de la historia local, desarrollar habilidades y abrirse a la cultura y el deporte.
La titular explicó a la AIN que las adecuaciones y flexibilizaciones permitirán el rescate de actividades como los encuentros de conocimientos, trabajo con los monitores, asistencia a círculos de interés, realización de ferias agropecuarias y otras que contribuyen a la mejor formación del estudiante.
Dejó sentado que, lejos de desvincular al estudiante de su rol principal, lo mantendrá más tiempo en la escuela al extender su tiempo en los laboratorios de computación o de ciencias, bibliotecas, o en el interactuar con instructores de arte, casas de cultura e instituciones deportivas, entre otras.
Velázquez Cobiella, quien estuvo acompañada por Dennis Legrá Azahares, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Guantánamo, consideró adecuado el avance en Guantánamo de los preparativos del curso, las inversiones escolares, y el completamiento de la base material de estudio y de vida.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.