Frederich Cepeda: No salí a ser héroe

sancti spiritus, frederich cepeda, serie del caribe, cubaLlegó con la aureola de los dioses, escoltado por un altar que en dos días lo convirtió en héroe de San Juan.

“Todo fue muy bonito, me lo habían dicho pero no pensé que fuera así, hasta montado en jeep, y tu sabes como soy para esas cosas. Tampoco imaginé que hubiese tanta gente aglomerada y viviendo la victoria, a todos les doy las gracias. Quiero hacer extensiva esta victoria a Heriberto Moreno, quien fuera director de Deportes desde que me inicié como atleta”.

¿Cómo valoras la Serie del Caribe?

Desde que irrumpió el béisbol profesional se han superado los eventos en cuanto a calidad, fue un gran torneo.

¿No es exagerado igualarlo con los Clásicos Mundiales?

Para nada es exagerado. Muchos de los peloteros presentes en esta serie pasaron por triple o doble A en Estados Unidos, donde se juega al máximo nivel; otros están en Grandes Ligas y si no lo estarán. Es como aquí, que los peloteros están en Series Nacionales y no llegan al equipo nacional, pero no por eso dejan de ser buenos profesionales. Además, la mayor parte de los jugadores de las Grandes Ligas son del Caribe; claro, no estaban Estados Unidos ni los asiáticos, pero es un torneo muy fuerte, de alta competición, no solo por el nombre de los jugadores sino por cómo se encuentran en su forma deportiva.

¿En qué momento Cuba se convirtió de un equipo en otro?

No diría que fueron dos equipos; desde un principio fuimos con el corazón y el deseo de hacer bien las cosas, pero hay elencos como el de Venezuela que estaba hermético, venía de un play off, pero se ganó el juego que hacía falta y luego, el decisivo.

Pero el equipo parecía tenso…

Cuando perdíamos, el principal objetivo era entrar en la semifinal, ahí todos nos metimos en la cabeza que no podíamos perder, después de tanta adversidad estábamos en semifinal y el golpe final había que darlo. Siempre que asistes a una competencia vas con tensión, y al subir el nivel te vas poniendo más tenso, mucho más en partidos como los últimos, pero el equipo se supo controlar, los muchachos estaban bien preparados. Hace rato se está jugando a ese nivel y estamos acostumbrados a esos eventos que casi siempre son por el sistema de muerte súbita. Cuando nos pegamos 4-3 en la semifinal dijimos: “de aquí no se nos van ya”.

¿Qué siente un jugador inamovible cuando está en el banco?

No me considero inamovible, soy un jugador más, claro que no me cayó muy bien que me hayan sentado, si estás acostumbrado a jugar te sientes un poco incómodo, nunca me había sucedido en Cuba, pues la Liga japonesa es otra cosa, pero traté de hacer lo mismo que hacía y analizar turno a turno. Me relajé mentalmente para luego hacer en el momento que me tocara lo que me exigía el partido.

Para muchos fue un castigo por batear dos veces para doble play.

Para nada. Te voy a ser sincero: ni pensé en eso, para mí es un juego de béisbol, lo miro como seis partidos, claro, de gran magnitud; pero cuando minimizas las responsabilidades que tienes, eso te ayuda también, tratas de pensar que estás jugando en la Serie Nacional, de olvidarte de todo ese público ruidoso y lo que tienes en contra, del temor al qué dirán, porque acá somos así: cuando fallas se hacen todo tipo de especulaciones, y un día puedes tener un momento malo, lo importante es saber levantarte”.

¿Te consideras veterano?

En Japón cuando te dicen veterano puede ser por la experiencia. En la prensa se escribe o se dice lo que piensa cada cual, yo escribo lo que puedo hacer en un momento determinado, tengo 34 años y me siento joven y fuerte, por tanto, voy a seguir jugando hasta que el cuerpo me lo permita.

No fue bueno el saldo de tu anterior viaje a Puerto Rico, cuando después te excluyeron del equipo Cuba.

Son cosas que quedaron en el pasado y son parte de la historia. El ser humano atraviesa momentos felices y difíciles en la vida, mi carrera ha estado llena de momentos buenos como este; ya la deuda está saldada, para los que se equivocaron en su momento, yo estoy aquí y seguiré aquí.

Con Gilberto Santa Rosa de por medio y el pueblo puertorriqueño, jugaste como en casa.

Ya habíamos compartido, lo admiro mucho, además, la música es mi hobby después del deporte, escuchar música te ayuda a relajar y salir de malos momentos. Después que ellos perdieron, siguieron apoyándonos. Fue incómodo cuando ocurrió la provocación, pero el pueblo de Puerto Rico se portó muy bien y repudió el acto, estábamos muy concentrados y no hubo ningún tipo de desestabilización.

¿Estás enviando un mensaje a los japoneses ahora que vuelves?

Me están siguiendo, pero no tengo deudas con ellos; en el béisbol y el deporte uno trata de hacerlo bien. Parto hacia Japón este domingo y todo cambia, voy a un entrenamiento nuevo para 144 juegos, en materia de preparación y cargas es algo muy diferente.

Entonces después del Héroe de Cartagena y del Héroe de Parma, ¿cómo te llega este bautizo popular de Héroe de San Juan?

Ya dije que no salí a ser héroe. Ese juego dio la vuelta tantas veces que siempre le tocaba a Frederich Cepeda, que también podía haber fallado, pero gracias a Dios salió todo bien. Tuve una buena preparación con los golpeos y salió en el momento clave para que Cuba obtuviera la victoria. La paciencia en el home es la clave de todo, como dice mi papá, el no tratar de emocionarte antes de que las cosas sucedan. Te aseguro que el verdadero héroe fue el equipo.

5 comentarios

  1. fue una buena la decision d urquiola d sentar
    a su mejor bateador q aunque no lo reconozca
    batear dos veces para dobleplay es negativo
    para todos,lo sento se refresco y se estimulo
    y hoy todos celebramos el resultado,lo hacia
    mucho el maestro servio borges,felicidades

  2. Yosmani Cabrera Madrigal

    URQUIOLA LO SENTÓ CUANDO TENÍA TRES HITS Y UNA CARRERA IMPORTANTE EMPUJADA, SOLO LO HIZO PORQUE BATEÓ DOS VECES PARA DOBLE PLAY, PERO EN ESE MOMENTO NADIE BATEABA EN EL EQUIPO PERO LA COGIÓ CON EL, PERO SI IR AL BANCO LE SIRVIÓ PARA ANALIZAR, PUES BIENVENIDO SEA, AUNQUE EL MISMO DIJO QUE SE SENTÍA INCÓMODO EN EL BANCO. REALMENTE NUNCA VI A FREDERICH EN UN EQUIPO CUBA EN EL BANCO, ES EL BATEADOR MÁS COMPLETO DE CUBA, QUIEN MEJOR SE ADAPTA A LOS DISTINTOS SISTEMAS DE PITCHEO, PUES HACE CORRECCIONES MUY RÁPIDAS DE UN TURNO AL BATE A OTRO. SOLO AGRADECERLE A CEPEDA SU ENTREGA AL DEPORTE Y QUE EN JAPÓN NO SE DESESPERE, QUE POCO A POCO IRÁ BATEANDO COMO NOS TIENE ACOSTUMBRADOS, QUE NO TRATE DE BUSCAR JONRONES (PUES A VECES DA LA IMPRESIÓN DE QUE LOS JAPONESES ESPERAN ESO DE LOS LATINOS POR CARECER DE BATEADORES DE FUERZA) QUE CHOQUE LA BOLA Y QUE LOS BATAZOS SALDRÁN SOLOS, ÉL TIENE TÉNICA Y FUERZA.

  3. De veras la humildad lo hace más grande cada día, estamos contento de tener en nuestra provincia a Cepeda.
    Cuando pensó que su vida deportiva empezaba a descrinar por la lesión de hace un par de años Dios lo levanto, en Artemisa durante un partido amistoso con el equipo Cristiano de Osmani Sosa se oro por el y de ese momento en adelante todo se a tornado para bien en su carrera deportiva.
    Dios es especialista sanando, restaurando y volviendo para bien lo que nos daña neutras vida.
    Dios te Bendiga Grandemente Frederich.
    El Señor honra a los que le honran.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.