55 SNB: Ciego de Ávila toma ventaja de dos juegos frente a Piar del Río

Los tígres avileños salieron airoso ante Pinar del Río por cerrado margen de 2-1 para sumar su segunda victoria del play off final y colocarse a medio camino de retener el título del campeonato cubano de béisbol

deportes, beisbol, serie nacional de beisbol, 55 SNB, ciego de avila, pinar del rio
Ciego consiguió el éxito en el inning 13 gracias a oportuno doblete de Yoelvis Fiss. (Foto: ACN)

Un decisivo doblete del slugger Yoelvis Fiss en el final del inning 13 propició el triunfo 2-1 de Ciego de Ávila sobre Pinar del Río en el segundo partido de la gran final del Campeonato cubano de béisbol.

Con ese resultado, los tigres avileños tomaron ventaja 2-0 en la serie por el título nacional y complacieron a los miles de aficionados que presenciaron el desafío en el parque José Ramón Cepero de esta ciudad, situada a 430 kilómetros de La Habana.

El choque devino recio duelo de pitcheo entre los abridores Vladimir Baños, por los vegueros de Pinar, y Lázaro Blanco, de los tigres, aunque a la postre ninguno de los dos se llevó el crédito de la victoria.

Ciego de Ávila salió delante en el marcador, tras fabricar una carrera ante Baños en el cuarto inning, impulsada por el jardinero Guillermo Avilés con elevado de sacrificio a la pradera derecha.

Blanco, por su parte, maniató a placer a la toletería pinareña durante siete entradas, en las que permitió solo un hit, salido del madero de Yosvani Alarcón en el tercer capítulo.

Sin embargo, tras sacar un out en el octavo capítulo, su rendimiento entró en declive. En ese momento Blanco permitió sencillo de Reinier León y otorgó base por bolas a Yusniel Ibáñez, acción que provocó su explosión del montículo.

En su lugar entró el relevista Yenier Cano, quien, luego de sacar el segundo out de la entrada, vio como Pinar del Río empataba 1-1 el choque, debido a dos errores consecutivos de la defensiva avileña: el primero del segunda base Raúl González, en fildeo, y acto seguido -en la continuación de la jugada- del inicialista Yorelvis Charles, en tiro a home.

Pero Cano se creció con hombres en tercera y segunda bases y logró el tercer out para conservar el empate, tras dominar al designado Donal Duarte en inofensivo rodado a la intermedia.

Después de eso, Fiss, en su primer turno al bate en el duelo (había entrado a la defensa en el octavo episodio), estuvo a punto de definir el desafío, pero su conexión se quedó a dos metros de volarse las cercas del jardín central.

En ese momento se planteó un nuevo duelo de lanzadores entre Cano y el cerrador pinareño Liván Moinelo, enfrascados en la crucial victoria.

Ciego pudo dejar al campo a Pinar de manera espectacular en el final del décimo inning, pero el intento de robo de home de José Adolis García fracasó por muy poco.

Cano y Moinelo seguían encendidos. El duelo parecía interminable. La noche, fría, avanzó hasta las 23:17 hora local, cuando Fiss volvió a escena.

Fiss estaba en conteo de dos strikes y una bola cuando Moinelo lanzó una recta al centro del plato. El slugger avileño -lesionado en su muñeca derecha- sacó sus brazos con gran potencia y despachó la Mizuno 200 contra las cercas, entre los jardines izquierdo y central, un doblete que propició la anotación de Yorelvis Charles para decidir el encuentro.

De esta manera, Ciego de Ávila se colocó en una posición inmejorable para revalidar el cetro de Cuba -conseguido en 2015-, pues, para imponerse, los pinareños están obligados a ganar cuatro de los cinco juegos restantes de la serie, pactada al mejor de siete.

Finalmente, Cano conquistó el triunfo, con una labor impecable durante cinco entradas y dos tercios, mientras Moinelo cargó con la derrota.

Este enfrentamiento es una revancha de la finalísima de la Serie 2010-2011, cuando los vegueros se impusieron a los avileños en seis partidos y se coronaron monarcas nacionales por novena ocasión en la historia del béisbol cubano (después volverían a ganar el cetro en la campaña 2013-2014, su décimo).

Ciego de Ávila busca su tercer título nacional en los últimos cinco años, tras los conquistados en las series 2011-2012 y 2014-2015, en ambas ocasiones bajo la dirección de Roger Machado.

Hasta el momento, los tigres avileños marchan invictos en seis partidos en esta postemporada, pues a sus dos éxitos contra Pinar tenemos que sumar otros cuatro en línea contra Industriales en la ronda semifinal.

Estos equipos descansarán mañana y el sábado para reanudar la serie por el título de Cuba el próximo domingo en el estadio Capitán San Luis, cuartel general de operaciones de los vegueros.

Estadio José Ramón Cepero, Ciego de Ávila, Cuba.

123 456 789 10 11 12 13 C H E.

-Pinar del Río (0-2) 000 000 010 0 0 0 0 1 4 1.

-Ciego de Ávila (2-0) 000 100 000 0 0 0 1 2 12 2.

Ganó: Yenier Cano.

Perdió: Liván Moinelo.

3 comentarios

  1. Carlitos el verde

    Yo me c… en los avileños son unos pretenciosos, como todos los orientales y centrales, Pinar se la va a desquitar, tiempo al tiempo, el tigre se lo van a tener que comer en salsa

    • idalberto cabrera prieto

      Oye Carlito el verde, te van a salir rayas amarillas en lo que pusiste en tu comentario con puntos suspensivos (c…); si te sientas a esperar que PR gane laserie.

  2. idalberto cabrera prieto

    ¡”PIENSEN”!
    Soy acérrimo con las críticas que vienen o van; por eso tengo que decir esta desde mi punto de vista: El miércoles día 6 de abril en el noticiero del mediodía, (por mencionar un solo ejemplo) un comentarista deportivo habló de varios deporte, y al que menos tiempo le dedicó fue a la pelota, solo se refirió al calendario de la final, lo pusieron en pantalla muy rápido y leyó el de ese día, y cuando se refería al segundo día, quitaron la imagen (del calendario) y entonces pasó a otras del deporte. Los demás no los mencionó. Aquello quedó inconcluso, no supe de posibles alineaciones, de pitcher a lanzar, de las perspectivas de preparación en Ciego. Indiscutiblemente no se le prestó la importancia a esa final 8 horas antes de comenzar. Esto es bochornoso concebirlo de profesionales de la información en un país como el nuestro. Muchos colegas míos me dicen que si fuera Industriales el que estuviera en la final, otra cosa sería, y me parece juicioso. Caballeros, queden claros que Industriales ya no es el mismo equipo de hace una década; quítense el sombrero ante Santiago de Cuba, que le ha pasado similar, pero nadie alardea de que es el mejor, o que es el equipo más seguido en Cuba. Miren el deporte nacional con la realidad objetiva y no como castillos sublimes que al final se abaten. ¡Piensen!

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.