Priorizan eliminación de zonas de bajo voltaje en Sancti Spíritus

Eliminar las zonas de bajo voltaje es la principal prioridad en la agenda del sector en la provincia

electricidad
El mejoramiento de las redes forma parte de los trabajos para eliminar zonas de bajo voltaje. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

La eliminación de zonas de bajo voltaje acapara la prioridad en la agenda del sector eléctrico en la provincia por lo que representa para el bienestar del cliente, de ahí el respaldo de recursos y la progresiva respuesta a la problemática, pues durante el pasado año y en lo que va del presente se cuantifican en el territorio más de 350 soluciones a este tipo de afectación.

Según estadísticas de la Oficina de Atención al Cliente de la Empresa Eléctrica Provincial, solo en estos primeros meses del 2016 hay resueltas 76 reclamaciones y, al cierre de mayo, se reportaban pendientes 16 zonas de bajo voltaje, 15 de ellas en el municipio de Sancti Spíritus y una en Jatibonico.

Henry Rivero Quintero, director técnico de la entidad, aclara que los bajos voltajes surgen porque la línea se diseñó para una carga determinada y el propio desarrollo tecnológico y poblacional genera más consumo de energía, de manera que ese tramo del sistema eléctrico no soporta tal sobrecarga y empieza a disminuir el voltaje, sobre todo en el horario pico.

“A veces la solución no es solo cambiar el conductor, el transformador o la acometida, hay que proyectar y construir un nuevo circuito y lo que más predomina actualmente son los proyectos de mejoras del servicio”, explica el ingeniero.

“Los recursos están y contamos con la fuerza técnica —subraya—, pero hay soluciones que demoran más que otras porque dependen de crear las condiciones de trabajo acorde a la magnitud y complejidad de las labores a realizar.

Los planteamientos de la población o quejas directas a la Oficina de Atención al Cliente constituyen las vías más utilizadas por los clientes para notificar a la entidad un problema de bajo voltaje, situación que puede darse en una vivienda, en varias o en toda una zona o barrio.

Una vez conocida la queja, refiere Henry Rivero, se comprueba técnicamente hasta la entrada del servicio a la vivienda para determinar si realmente se trata de un caso de bajo voltaje y comenzar a concebir su solución que, como política, afirma, tiene la primera prioridad en nuestro trabajo.

 

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.