Aseguran tratamiento de residuales en Hotel Costa Sur

La Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado reparó y puso en funcionamiento nuevamente la Planta que procesa los residuales del Hotel Costa Sur, en Trinidad

sancti spiritus, turismo, trinidad, planta de tratamiento de residuales, acueducto
La instalación había sufrido una rotura el pasado año y tras ser reparada reinició su funcionamiento a inicios de este año. (Foto: Luis Herrera/ Escambray)

Una rotura de grandes dimensiones en el casco del reactor biológico de la Planta de Tratamiento de Residuales (PTR) del Hotel Costa Sur, de Trinidad, dejó fuera de servicio a esa instalación el pasado año, y puso en tensión a la Dirección de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado.

Según explicó a Escambray Emilio Hernández Sánchez, director de Mantenimiento y Equipos en la referida entidad perteneciente al Instituto de Recursos Hidráulicos, dicha

Planta, inaugurada en el año 2005, había sufrido varias fisuras en su estructura compuesta por fibra de vidrio, roturas que eran provocadas por las vibraciones de los cepillos aleadores encargados de remover los residuales que circulan por el estanque, cuestión que provocó derramamiento de esos contaminantes al medio ambiente.

“En el mes de diciembre del 2016  —dijo el directivo— contratamos a una empresa  especializada de Cienfuegos que, al costo de más de 10 000 pesos convertibles y otro monto en moneda nacional, ejecutó la reparación de la parte dañada del reactor biológico (estanque de fibra de vidrio). Al mismo tiempo cambiamos el sistema de cepillos por otra tecnología, compuesta por bombas sumergibles y equipos Béntury, que no producen vibraciones durante su funcionamiento, así se logró estabilizar el funcionamiento de la PTR desde el mes de enero pasado”.

Por su parte, el ingeniero Evelio Martínez Madrigal, especialista en recursos hídricos de la Dirección de Ingeniería de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado, precisó que esos residuales, una vez que han circulado por el biorreactor, el floculador y el decantador, finalmente se someten a un tratamiento con cloro en la planta para eliminar los microorganismos patógenos sobrevivientes, y sale completamente clarificada, lista para ser reutilizada en el regadío de los campos de golf, áreas verdes y jardines de las instalaciones turísticas.

Puntualizó Emilio Hernández que estas aguas residuales tratadas son sometidas sistemáticamente a pruebas de laboratorio por varios organismos: Recursos Hidráulicos, El Citma y Salud Pública y acotó que la Empresa de Acueducto tiene previsto ampliar esta instalación, cuya tecnología es cubana, con dos módulos más en el futuro, para dar respuesta al proceso inversionista en la Península de Ancón.    

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.