Sancti Spíritus: Tecnología para el control de los medicamentos

Ruperto Aguila Delgado, un joven de La Sierpe, creó el software que devino en instrumento idóneo para el control de medicamentos en farmacias espirituanas

sancti spiritus, farmacias, medicamentos, software
El Sistema para la gestión de medicamentos se emplea en 66 farmacias de la provincia. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Cuando una herramienta facilita el oficio cotidiano de las personas, se socializa de mano en mano sin necesidad de imponerlo o sugerirlo, tal ha sido la utilidad del software Sistema para la gestión de medicamentos que hoy se emplea en 66 farmacias y ocho instituciones hospitalarias de la provincia de Sancti Spíritus.

El programa informático que creó Ruperto Aguila Delgado, licenciado en Ciencias de la Computación hace cinco años, registra cuáles son los medicamentos que se venden en farmacia, la información asociada a todos los pacientes que tienen tarjeta, igualmente, advierte la fecha vencimiento de estas fichas individuales y viabiliza la sumatoria de un nuevo fármaco, entre otras funcionalidades.

“Además, al final del mes esta herramienta genera un reporte automatizado en tiempo real sobre la información de todos los medicamentos vendidos, relacionados con las dosis que se consumen por grupos de edades y el total de la demanda del municipio, incluso por número de cajas para hacer los pedidos a Encomed”, explicó Aguila Delgado.  

Otra de las ventajas que brinda la base de datos de este instrumento digital consiste en establecer un vínculo entre el paciente y las familias de medicamentos que consume, de manera que permita detectar quién ingiere fármacos del mismo grupo, lo que puede resultar perjudicial para la salud.

“La directora de la Farmacia principal municipal U679 de La Sierpe, Belkis Albelo Orellana, me solicitó alguna ayuda para organizar toda la información del centro, porque diariamente llegan más de 25 certificados médicos para confeccionar nuevas tarjetas”, comentó el joven acerca del modo espontáneo y generoso en que surgió el proyecto, que contribuye a evitar cada día la búsqueda manual en estantes con miles de fichas.

sancti spiritus, farmacias, medicamentos, software
Ruperto Aguila Delgado es licenciado en Ciencias de la Computación desde hace cinco años. (Foto: Yanela Pérez/ Escambray)

Luego de un trabajo de mesa para saber cuáles eran los requerimientos específicos que necesitaba la farmacia sierpense, Ruperto Aguila diseñó un software lo más sencillo posible que se adecuara a la calidad de las computadoras, pero que le resolviera el problema, y paulatinamente lo modificó en la medida que le sugerían las usuarias.  

“Como a los seis meses de explotación en el municipio me llamaron de la dirección de farmacias de la provincia para sugerirme si podía adaptar el software para implementarlo en cualquier farmacia de la provincia, y el resultado de las modificaciones fue que se extendió rápidamente al resto de los territorios, me siento bien porque hice mi aporte a la sociedad”, recontó el licenciado en Ciencias de la Computación.

El autor de la herramienta informática labora en la sede de la Empresa de Desarrollo de Software Desoft en el municipio de La Sierpe y durante sus años de estudio en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas estuvo inmerso en proyectos de computación gráfica, dentro de la institución, así como en centros laborales mientras desarrollaba las prácticas preprofesionales.  

One comment

  1. ”Belkis Albelo Orellana es la Directora de la UEB Farmacia en La Sierpe.”
    El software trabaja bien, para su implementación óptima se necesita colocar Computadoras en cada farmacia y disponer de conectividad con la empresa, de esta forma se lograría tener en tiempo real toda la información de cada paciente con Tarjeta Control en la provincia.
    Esto muestra que se pueden crear sistemas en función de controles que reportan ahorro de miles de pesos al país.
    Gracias por el aporte de Ruperto.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.