Terremoto en el mar Caribe occidental y perceptible en Cuba no provocó daño alguno

Especialistas cubanos aseveran que las réplicas que seguirán ocurriendo, algunas mayores de cinco grados, no representan peligro para la isla

cuba, sismo, terremoto, honduras
El sismo fue ampliamente perceptible en el municipio especial Isla de la Juventud, La Habana y Pinar del Río.

El sismo registrado anoche en el mar Caribe occidental fue ampliamente perceptible en el municipio especial Isla de la Juventud, La Habana y Pinar del Río, sin causar daños materiales ni humanos, afirmó este 10 de enero Bladimir Moreno, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS).

Con una magnitud de 7,6 grados, a unos 450 kilómetros (km) al sur de la Isla de la Juventud y a 44 km al este de Isla Swan, en Honduras, el terremoto se generó en la frontera de las placas de Norte América y el Caribe, en un segmento de falla nombrado Motagua, explicó Moreno en exclusiva a la ACN.

El especialista aclaró que hasta el mediodía de este miércoles se habían registrado varias réplicas, siendo la de mayor magnitud una de 4,7 grados, que tuvo lugar a las 02:10, hora local.   

Debido a la gran distancia en que se encuentra la zona de ruptura, puede decirse que las réplicas que seguirán ocurriendo, algunas mayores de cinco grados, no representan peligro para nuestro país, aseveró Moreno.

El director del CENAIS, con sede en la ciudad de Santiago de Cuba, se refirió también a que el Centro de Alerta de Tsunami del Caribe emitió una alarma por la gran magnitud y poca profundidad del epicentro, estimada en 10 kilómetros.

Sobre el particular, especificó que tales alarmas son emitidas automáticamente, y sostuvo que la zona donde ocurrió el terremoto no debe generar tsunami por el tipo de ruptura que caracteriza la falla de Motagua, con movimientos horizontales que no generan desplazamiento de masa de agua.   

Moreno señaló que las zonas caracterizadas por generar tsunamis tienen movimientos verticales, como el cinturón de fuego del Pacífico y otras; por todo esto, no existe peligro de tsunami para Cuba con terremotos que ocurran en esta zona, aseguró.

El experto relacionó sismos de consideración generados por la falla de Motagua, como el del 4 de febrero de 1976, de magnitud 7,5 grados, ocurrido al norte de Guatemala, que provocó  la muerte de más de 23 mil personas; y el de magnitud 7,3 grados del 28 de mayo de 2009, con daños en Honduras.     

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.