Las paradojas del Cuba en Curazao

Nada justifica la asistencia a un evento que no tiene ninguna implicación clasificatoria y sin compromisos competitivos cercanos

El torneo beisbolero caribeño empezó como una cosa y terminó como otra.
El torneo beisbolero caribeño empezó como una cosa y terminó como otra.
El torneo beisbolero caribeño empezó como una cosa y terminó como otra.

Por estos días el béisbol cubano enfrenta una triste paradoja casi al unísono. Mientras en México se repartía el último boleto olímpico y la Federación Internacional actualizaba su ranking beisbolero, Cuba jugaba en Curazao un torneo de poca monta.

Para los amantes del deporte en la isla, los tres se entremezclan, Duele aún que el último cupo no lleve el nombre del país que reinó por años en esa disciplina a nivel mundial, tras caer en el preolímpico de la Florida. República Dominicana se comió el cake en un torneo de alto nivel.  Duele tanto como que aparezcamos en el onceno lugar del ranking universal o que, como premio de consolación, juguemos en una cuadrangular con naciones de baja catadura, sin que ello suene a ofensa.

 Las dos primeras paradojas se explican con el descenso de nuestro deporte nacional en la última década, y la tercera también, si vemos con ojos objetivos nuestra presencia en Curazao. Porque, a decir verdad, a no ser por un problema moral para no declinar la participación luego de que incluso los organizadores decidieran dedicarle la Copa al fallecido directivo de la Federación Cubana de Béisbol Higinio Vélez, nada justifica la asistencia a un evento que no tiene ninguna implicación clasificatoria y sin compromisos competitivos cercanos.

 Es ir por ir. Y de eso se da cuenta el que sabe de pelota y el que no. ¿Es lo que nos queda después de tanto declive en el béisbol nacional? Quiero pensar que no. Es cierto que el torneo empezó como una cosa y terminó como otra. En un inicio intentaba estimular la presencia de algunos de los equipos que asistirían a la Florida en busca del cupo a Tokio, pero al cambiarse de fecha, ese propósito cambió y, con ello, como es lógico, también desistieron las selecciones de República Dominicana y Puerto Rico, que habían mostrado interés en asistir.

Al final solo Cuba, Perú, Islas Vírgenes y la sede compiten en un torneo que devino algo así como una opción recreativa local, pues, fuera de la selección nacional nuestra, las selecciones restantes tienen un nivel bajo. Por eso hablar de las victorias ante ellos a muchos le resulta intrascendente. Ya que asistimos, entonces seamos serios.

Para colmo de mala suerte, la participación de Cuba en el evento se tronchó cuando algunos de sus integrantes, incluidos atletas, resultaron positivos a la COVID-19, un hecho sobre el que apenas se tiene información, excepto una escueta nota de la Federación Cubana de Béisbol publicada en su cuenta oficial en Twitter, en la que se hablaba de la suspensión del partido frente a Islas Vírgenes porque se esperaban los resultados de los PCR.

Pero volvamos a las razones que algunos cuestionan. ¿Por qué luego de saberse que la Copa sería pospreolímpico no reevaluamos la asistencia más allá de lo moral? ¿Por qué dedicarle tanto tiempo a la preparación en medio de una situación epidemiológica y económica tan compleja? ¿Por qué no pensar en premiar al campeón de la Serie (Granma) ante la imposibilidad de Cuba de ir a la Serie del Caribe? Esta última hubiese sido una variante más lógica, ya que decidimos ir de todas formas.  

Para seguir la cuerda de la seriedad, es verdad que el cambio de fecha tres veces encontró a la preselección en medio de un entrenamiento tras la Serie Nacional, pero es que desde un inicio la programación del entrenamiento pareció exagerada para un torneo corto en extensión y en importancia.

 Lo otro es que no creo que, más allá del estímulo que se dice aplicar a varios talentos que se destacaron en la Serie Nacional, esta sea una opción para probar la calidad de ellos, como han enfocado algunos. ¿Cómo medir el rendimiento, la capacidad y la calidad de pelotero alguno en un torneo de bajo nivel y sin más aliciente competitivo que ganar por ganar?

Lo otro que se ha dicho es que aquí se verá el desenvolvimiento de Pablo Civil como director dentro de las pretensiones anunciadas por el béisbol cubano de definir un mánager por varios años, una variante que aquí ya fracasó cuando se designó a Víctor Mesa. Pero no creo que el tunero necesite tantas dotes de estratega para un torneo como el descrito.

Porque va por su tercera edición es probable que la Copa siga su curso en años venideros. Habría que ver entonces qué escenario tendríamos en cada circunstancia para decidir qué hacer: si invertir en una asistencia de poca envergadura o destinar recursos a otras cuestiones más importantes de la propia pelota o de otros deportes que, incluso, en las actuales circunstancias no han podido asistir a lides clasificatorias a Centroamericanos, Panamericanos.

Que Cuba necesita agarrarse de lo que aparezca luego de que no se vislumbra a corto plazo, ni a mediano, un evento beisbolero internacional, es verdad. Pero hay eventos y eventos. No es por ese camino que podamos soñar con regresar al menos del top ten mundial del béisbol, un retorno que debemos hacer cuesta arriba y que nos costará algo más que ansias.

Elsa Ramos

Texto de Elsa Ramos
Premio Nacional de Periodismo Juan Gualberto Gómez por la obra del año (2014, 2018 y 2019). Máster en Ciencias de la Comunicación. Especializada en temas deportivos.

26 comentarios

  1. Excelente,comentario deportivo,felicito la periodista,por eso cada día admiro a la paginas del diario digital escambray,pues de forma gral,,sus artículos son muy certeros,críticos ,en busca de una mayor eficiencia en la actividad económica ,social y en beneficio del pueblo,
    Y mientras ,a los deportistas y en este caso los peloteros ,necesitan un sistemas de estímulos material,pues no pueden tener ningún tipo de preocupación económica,para su concentración en los juegos
    Mientras existan a estas alturas mentes obtusas,que piensen que con patriotismo,estímulos morales ,el hombre satisfacer a sus necesidades,seguirán ,los deportistas,ingenieros médicos ,tenicosetc ,buscando otros horizontes para mejor ar,su situación económica y de su familia,
    Acuérdense estas nuevas generaciones ,no tienen compromisos ni necesidad de seguir sacrificándose ,por el estilo económico de continuidad,no como la gran potencia económica del m7ndo QUE ES CHINA,PUES DINDE SE NECESUTA CANBIO EN LO ECINOMICO LO HACEN

    • Frank ud demuestra en su comentario una total ignorancia y superficialidad. Quien le dijo que los peloteros en Cuba, cuando el profesionalismo disfrutaban de holgura economica? Ud tiene idea de los salarios de esos grandes y de sus carencias? Quien le ha dicho a ud que no tener sentimientos patrioticos es loable.
      Ud se ha olvidado del ejemplo que Jose Marti nos dejo a los cubanos. Por que primero no piensa lo que va escribir. Recapacite hombre.

      • No compare el 1957 con el 2021, hoy en día cualquier pelotero profesional en México, Japón, Korea, Japón y no menciono las Grandes Ligas ganan en un día el salario de un médico cubano en un año. Patriotismo es una cosa y patrioteria demagogica es otra.

  2. Ma.de los Ángeles Hurtado Bermúdez

    Sí hay situaciones que duelen mucho;cuando pienso q un día como hoy;hace 47 años;perdimos al SIEMPRE presente»Héroe de Cartagena»:José Antonio Huelga.

  3. Elsa : paradoja coherente. Si, porque ud argumenta sin tapujos una participacion que resulta innecesaria y la coherencia esta en la incapacidad demostrada de ganar ni siquiera a ese nivel. Tengo la esperanza de ver salir de la depresion al beisbol de Cuba, beisbol que significa mucho para este pueblo, que es parte de nuestra idiosincracia y del que hemos sido una vanguardia mundial en oficio y figuras.
    Para empezar se necesita que nombren un espiritud creativo y conocedoral frente de la CNB, para que al menos tome las decisiones elementales que necesita este deporte.

    • Cuba participó en ese certamen con la clara intension de ganar, para desviar la atención de tamaño desastre en el preolímpico. Y no creo q el béisbol en cuba esté en depresión, le
      Invito a revisar los números de los cubanos en la mlb

  4. Wao!!!!, Me quito el sombrero ante la periodista,soy industrialista ,sin embargo siempre busco los articulos de Elsa ,pues es de la(o)s pocas periodistas que no se andan con tanta adulación y tonterías.
    Cuando Boris Cabrera justificó este viaje en Tribuna de La Habana ,dije cosas muy parecidas a estas que rlla dice.
    Saquen una simple cuenta de cuánto ha costado esta superpreparacion incluyendo gastos de viaje entre deportistas y federativos y veran que salia mas barato darles 3 0 4 cientos dólares a cada pelotero.
    Y terminan perdiendo el torneo,es decir,ya se tocó fondo y no se detuvieron,van al infinito y más allá.

  5. Y bien caballeros: Perdio Cuba!
    Qué tremendo nivel de beisbol en Curazao!
    Como se dice en la calle: Estan para mandarlos a cortar caña.

  6. Sigo diciendo que Elsa es para mi la mejor periodista deportivo que tiene Cuba y no exagero por que yo sera de S.Spiitus aunque vivo en Ingleterra hace muchos anos, Elsa se parece mucho a los periodista deportivo de aqui de Europa siempre con la verdad por delante, valiente, inteligente, sencilla y trasparente, sencilla y proifunda en sus comnetarios.
    Hablando de deporte creo que fue por gusto llevar una selecciion Cuba a Curazao, creo quew Granma se lo merecia mejor, pero el Inder sigue fallando, cuanta cosas.
    creo que para Cuba sea una potencia mundial de nuievo en Beisbol se tiene que llevar un entrenador que este dirigiendo en una liga profesional, estrategico y que sepa darle ritmo a esta pelotas que se juega, todos los equipos lo hacen en todos los deporte, la pelota cubanas tiene calidad pero estan lejos muy lejos de los planes de juego de niveles de ligas profecionales, cuba necesita un antonio pacheco enttrenador por ejemplo y necesitas llevar peloteros de grandes liga sin tapujo, y estoy seguro quew volveremos, a ser potencia mundial por que cuba lleva la pelota en la sangre

  7. Esix Castañeda Modesto

    Excelente artículo, totalmente de acuerdo, Elsa.
    👍👍👍👍👍‼

    • No solo excelente artículo. Sino también una crítica oportuna. Para contextualizarlo a tono con la intervención del Primer Ministro Marrero Cruz. Sobre la necesidad de ahorrar recursos del Presupuesto del Estado. En un momento tan crítico y extremos de las finanzas del país..El INDER tiene que pensar como país.

  8. BT. Ya lo hice en vanguardia ayer, pero con un dia de retraso tambien felicitar a esta periodista deportiva por sus valientes comentarios. En cuanto al tema del articulo no se discrepa en nada.
    Hay cuestiones muy elementales en torno al director del Cuba. Primero que el equipo Cuba sera mejor solo cuando la serie lo sea, independiente del director. Segundo es que casi todos nuestros directores cometen los mismos errores y no distingo uno que se equivoque menos que el resto. Tercero con los pocos estimulos que tenemos, si ni al Cuba pueden aspirar un año de buenos resultados, cuanto desestimulara la labor de direccion.
    Cuarto la transparencia y justicia se alcanza con una seleccion de peloteros colectiva y reglas claras para todos.
    Y la falta de entrenamiento cotidiano como ayuda a un designado 4 años ? Eso es bueno o malo?

    • Karlos excelente su comentario, muy atinado a la situación actual, una gran verdad que casi todos los Dres fallan en lo mismo, creo que Alfonso Urquiola puede ser una rara excepción

  9. Lo único que se me ocurre es acordarme de Zapp Brannigan, del animado Futurama….

  10. Excelente trabajo periodístico Elsa, es verdad que,para nada el evento que asistió el equipo cubano es de calidad, y me parece correcto lo de haber llevado a Granma(pero el shampionismo nos gana) hasta cuando vamos ha seguir hablando de estimular al equipo campeón nacional y siempre se hace todo lo contrario, queremos ganar hasta en eventos de poca monta como esta copa y no nos acabamos de dar cuenta q aunque nos duela admitirlo ya no somos nadie en el béisbol, uno mas del montón

    • Es que a veces parece que si no es industriales el campeón, como que no vale la pena hacer muchas cosas y mucho menos estimular a alguien…

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Responder a Esix Castañeda Modesto Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *