Monumento nacional

El sitio histórico Caballete de Casa, ubicado a treinta Km. de la ciudad de Fomento, fue el lugar escogido por Ernesto Che Guevara para campamento de la Columna # 8 “Ciro Redondo”, después de su arribo al Escambray en octubre de 1958.

En esas humildes instalaciones funcionó una escuela de guerrillas que se llamó Ñico LópezEl área fue acondicionada con rústicas edificaciones hechas con horcones y cubiertas de guano manacas, dispersas en un área de dos Km. en medio de la vegetación y conectados por trillos.

En esas humildes instalaciones funcionó una escuela de guerrillas que se llamó Ñico López, se editó el periódico El Miliciano, que era el órgano oficial de las milicias del Movimiento 26 de julio, y se desarrollaron importantes actividades de preparación de las tropas rebeldes para las batallas decisivas que llevaron al triunfo revolucionario.


Sancti Spíritus tiene declarados seis monumentos nacionales.


PATRIMONIO de SANCTI SPÍRITUS


.INICIO.   |   .NACIONALES.   |   .LOCALES.   |   .ZONAS DE PROTECCIÓN.

En el techo de Las Villas

Che en Caballete de Casa (1958)

Che en Caballete de Casa (1958)

La llegada del Che Guevara al Escambray el 16 de octubre de 1958, además del fin de la invasión, es considerada la salvación de la Columna Número 8 “Ciro Redondo” que no obstante rehusar en su recorrido de cientos de kilómetros el enfrentamiento directo con el enemigo, había padecido las calamidades propias de aquella marcha.-
Más que un simple escenario de guerra, el campamento del Che en Caballete de Casas obedecía a una estrategia muy bien definida para garantizar el éxito de la lucha en la región central En Planta Cantú, primer campamento del lomerío villareño, sólo hay tiempo para reposar un par de días. El Che habla a sus hombres de la importancia de penetrar más la cordillera, reorganizar las fuerzas, ponerse a la ofensiva y como primer paso impedir las elecciones previstas para el 3 de noviembre.

Reactivada la travesía Escambray adentro, el Che se preocupa desde el primer momento por buscar un sitio seguro que le sirviera como campamento de reserva y a la vez como centro de entrenamiento tanto para su propia tropa como para las fuerzas de reciente incorporación.

Es así que los campesinos de la zona, conocedores como nadie de la geografía escambraica, enseguida lo ponen al tanto y luego le muestran Caballete de Casa, un intrincado paraje a más de 650 metros sobre el nivel del mar, que se ajustaba como anillo al dedo para su proyecto guerrillero.

Más que un simple escenario de guerra, el campamento del Che en Caballete de Casas obedecía a una estrategia muy bien definida para garantizar el éxito de la lucha en la región central y tenía como antecedente cercano su similar de Minas de Frío, en el corazón de la Sierra Maestra.

Arístides Guerra, el Gallego, un invasor de la Columna 8 que se quedó a vivir para siempre en el Escambray, recordaría tiempo antes de morir cómo el Che lo mandó a Caballete para que junto a otros compañeros construyera allí distintas instalaciones parecidas a las de la Sierra. Sin embargo, contrario a lo que suele afirmarse, en medio de las complejidades de la lucha el Che no permanece en Caballete de Casas y casi apenas ni lo visita.

Su verdadero campamento lo establece en la zona de Manaca Ranzola, en El Pedrero, desde donde se mueve para hacer contactos con las restantes fuerzas revolucionarias que operan en el Escambray, prepara la campaña rebelde en Las Villas y rechaza la conocida contraofensiva de finales de 1958.

El área fue acondicionada con rústicas edificaciones hechas con horcones y cubiertas de guano manacasCuentan los protagonistas de aquellos hechos que a Caballete iban los revolucionarios “quemados” en el clandestinaje y aquellos jóvenes guerrilleros que se incorporaban a la tropa, quienes recibían en el lugar el entrenamiento y la preparación necesaria para sumarse a la lucha.

Allí se instaló la planta de Radio Rebelde a través de la cual conversaron Che y Fidel, se completó el pelotón de Armando Acosta que a la postre liberó nuestra ciudad cabecera y se prepararon muchos de los hombres que meses después participaron en la toma de Santa Clara y en otros momentos de la ofensiva.

Cada día más lleno de simbolismo, Caballete de Casas es sitio de convocatoria obligada, donde cada año cientos de jóvenes prueban sus dotes como escaladores y se reúnen con la historia.

Ver además…

Ernesto Che Guevara

.Elementos legislativos.    |    .Imágenes.    |    .Otros artículos.