El regalo del Jardín Botánico de Sancti Spíritus en este verano (+fotos)

Un sitio que en Sancti Spíritus conjuga naturaleza y recreación con un bosque en galerías, colecciones vivas de especies exóticas, de frutales y un mirador desde donde se aprecia el centro histórico de la ciudad

sancti spiritus, jardin botanico de sancti spiritus, verano, etapa estival
Desde la provincia de Cienfuegos llegó este grupo de visitantes. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Desde que el Jardín Botánico de Sancti Spíritus abrió sus puertas, es la primera ocasión en que inicia el verano con propuestas bien pensadas y que involucran a los distintos organismos responsabilizados con la recreación. Muestra de ello es que a solo dos semanas de transcurrida la etapa estival, unas 900 personas han visitado el mismo para deleitarse de las bondades del entorno: un bosque en galería con las formaciones del suelo, compuesto por rocas, relieve y ondulaciones, principalmente.

A juicio de Carlos Nilo Rodríguez, su director, se trata de una etapa estival diferente a la de años precedentes, porque es la primera vez en que se considera al centro como una de las propuestas verdaderamente sanas, donde la familia y amigos pueden compartir bajo la sombra de los árboles con la garantía de los recursos materiales y humanos para el desarrollo de las actividades.

sancti spiritus, jardin botanico de sancti spiritus, verano, etapa estival
Debajo de los árboles se hace la actividad cultural. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

“Tenemos a nuestros especialistas vinculados a la recreación —explica Nilo—, realizamos recorridos por las áreas de plantas ornamentales, el palmetu, los frutales, la rocalla y el bosque martiano. Contamos además con un mirador desde donde se pueden apreciar las montañas del Escambray y la parte colonial de la ciudad”.

El restaurante El Buen Gusto mantiene variedad de ofertas gastronómicas, el Inder desarrolla juegos pasivos y recreativos, Cultura apoya con la presentación de proyectos que incluyen magos, payasos y algunos intérpretes. Transporte, que en otros veranos ha sido el principal obstáculo, realiza dos viajes al día: uno, a las 9:00 a.m. que sale desde Garaita, pasa por el parque Serafín Sánchez y recorre las calles Independencia y Bayamo hasta llegar al Jardín Botánico; el otro, sale a las 3:00 p.m. con similar recorrido.

Añade el director que en esta ocasión se suma el Joven Club de Computación con diversidad de iniciativas, entre ellas la prestación de tabletas para que niños y adolescentes interactúen durante su estancia en el lugar. También el mercado La Naviera ha llevado productos para su expendio y se mantiene, con mucha aceptación, un punto de venta de plantas ornamentales.

sancti spiritus, jardin botanico de sancti spiritus, verano, etapa estival
La venta de plantas ornamentales resulta un atractivo para los visitantes. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El vínculo con los círculos de abuelos y grupos de estudiantes de algunas escuelas continúa siendo una de las principales fuentes en las excursiones; aunque este verano se incorporó una nueva modalidad: los grupos turísticos que desarrollan su plan vacacional dirigido en centros de la ciudad, por ese concepto han arribado al Botánico visitantes de las provincias de Pinar del Río y Cienfuegos.

sancti spiritus, jardin botanico de sancti spiritus, verano, etapa estival
Una guagua de Transporte realiza dos viajes al día hasta el Botánico. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)
sancti spiritus, jardin botanico de sancti spiritus, verano, etapa estival
Familias espirituanas recorren las áreas del Jardín Botánico. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *