Expertos visitan en Cuba fábrica de habanos La Corona (+fotos)

Participantes en el Festival del Habano recorrieron los salones de la legendaria fábrica La Corona, en La Habana

cuba, festival del habano
Los visitantes pudieron acercarse a la maestría de los torcedores de puros Premium. (Foto: PL)

Como parte del programa del XXI Festival del Habano, este 21 de febrero participantes recorrieron los salones de la legendaria fábrica La Corona, en La Habana, y pudieron acercarse a la maestría de los torcedores de puros Premium.

A esta reunión (18 al 22 de febrero) acuden dos mil 200 personas de 70 países, sobre todo vinculados con la producción y comercialización de cigarros, pero también simples amantes de fumarlos.

Allí dialogaron con los trabajadores y directivos, y recorrieron las alumbradas galeras repletas de buenos tabacos.

El torcedor de habanos de novena categoría, la máxima, José Miguel Álvarez, explicó a Prensa Latina que en su industria, también nombrada Miguel Fernández Roig, en honor a un mártir revolucionario de esta isla, se producen por año cinco millones 300 mil unidades físicas.

cuba, festival del habano
Los delegados dialogaron con los trabajadores y directivos, y recorrieron las alumbradas galeras repletas de buenos tabacos. (Foto: PL)

Entre la lista de lo que elaboran se encuentran marcas tan importantes como San Cristóbal de La Habana, precisamente uno de los ejes de este Festival debido a que la capital cubana cumple este 2019 los 500 años de fundada (16 de noviembre).  

También producen en dicha factoría las marcas Cuaba, Por Larrañaga, La Gloria Cubana y Montecristo, entre otras, comentó el experto, quien además es el líder del sindicato del sector (Central de Trabajadores de Cuba) en el establecimiento.

Recordó que como tal, La Corona apareció en 1902, y es en 2005 cuando la trasladan al edificio en el que se encuentra en estos momentos en el barrio habanero de El Cerro, antigua fábrica de cigarrillos.

La marca propiamente La Corona es una de las más antiguas que se conoce en Cuba, registrada por el español Perfecto López en 1845 en ese momento en la calle Curazao número 14 de esta capital.

Esta industria radicó en varios lugares, y ya para 1880 se instaló en el palacio de la familia Aldama, cerca del Capitolio de La Habana, donde se encuentra en la actualidad el Centro de Estudios Históricos.

Para 1902 comenzó la construcción de lo que sería el primer edificio en el país de armazón de hierro y acero, de cuatro plantas y sótanos, una verdadera novedad para Cuba, que sustituyó a un famoso teatro con el nombre de Villanueva.

cuba, festival del habano
Intercambio entre vitantes y trabajadores de la fábrica de habanos. (Foto: PL)

Está ubicado ese edificio a un castado de lo que es hoy el Museo de la Revolución Cubana (antiguo Palacio Presidencial), con planes para implantar allí el Museo del Tabaco. Es entonces en 2005 que pasa al actual edificio, visitado por los participantes en el Festival.

La Corona es conocida de los historiadores por ese enorme edificio mencionado, bajo el epíteto de La Casa de Hierro en la calle Zulueta No.106, pero la nueva instalación tiene excelentes condiciones y modernidad suficiente para mantener la calidad de los habanos.

Durante esta jornada, también los delegados recorrieron la fábrica de los habanos Cohiba en la zona oeste de La Habana, emblemático sitio para producir tabacos de alta regalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *