Trámites TCP: La hidra de la burocracia

sancti spiritus, onat, trabajo y seguridad social, oficina nacional de administracion tributaria
Ilustración: Osval

Lo que las autoridades han vaticinado como un trámite de 10 minutos ha multiplicado duraciones y entuertos en la Dirección Municipal de Trabajo y en su homóloga de la ONAT

Parada desde las seis de la mañana en una cola, la espirituana aquella dudó por un instante si mantenerse en pie o desistir. No era una fila para comprar aceite o pan —que sí merecerían el tumulto, en última instancia—, sino para actualizar su documentación como trabajadora por cuenta propia.

Antes había venido desde la oficina de la Dirección Municipal de Trabajo hasta la de su homóloga de la ONAT para reinscribirse en el afamado registro de contribuyentes. Debía ser el último paso, o el penúltimo. Debía estar todo dispuesto para que fuera un trámite simple, sin angustias. Debía.

A mano alzada llenaron sus papeles para insertarlos en un sistema digital que ha fallado no pocas veces; tanto, que aún permanece con un mes de atraso. Y de ahí para la Dirección de Trabajo para sacar, definitivamente, el carné de trabajador por cuenta propia y antes pasar por la Oficina de Multas para certificar que no existen cuentas pendientes. Y esperar.

Desde que en la Gaceta Oficial No. 35, que se puso en vigor en diciembre pasado, se anunciara la obligatoriedad de todos los trabajadores por cuenta propia de actualizar sus registros, podría vaticinarse lo que se sufre hoy: locales abarrotados de personas y dependencias de la ONAT sin dar abasto.

Porque los más de 25 000 trabajadores por cuenta propia de la provincia, antes de junio, deberán poner todos sus papeles en regla y a ello se suman quienes se estrenan en el sector no estatal. Más contribuyentes con la misma cantidad, o menos, de personal en las dependencias de la ONAT.

Era una cuestión de pura lógica, creo yo. Si desde el pasado año se sabía lo que podría avecinarse, ¿por qué no prever una garantía de otras condiciones?, ¿por qué no buscar alternativas como horarios extendidos u otras?, ¿por qué acentuar malestares ante la obligatoriedad de un proceso? Guerra avisada, ya lo dice el refrán, no debiera matar soldados.

No es solo la ONAT. A las Direcciones de Trabajo y Seguridad Social en cada municipio también ha llegado la avalancha y también han tenido tropiezos. Aunque, para dosificarlo, establecieron ciertas prioridades —las personas que ejercen más de una actividad, las actividades que se modifican o integran, los trabajadores contratados y los conexos del transporte— y hasta montaron un cronograma, todo no ha fluido según el calendario.

En municipios como Trinidad —donde se concentra el mayor porcentaje del sector no estatal en la provincia— varios cuentapropistas revelaron a Escambray de los papeleos, de la invariabilidad de los días establecidos, del pago underground a ciertos coleros para poder “clasificar” en los turnos dados para la jornada.

Incluso en el novel Portal del ciudadano Espirituano algunos internautas se quejaban de similares males en estas gestiones.

Fuentes de la ONAT y de Trabajo confirmaban a este semanario lo complejo que puede tornarse la actualización de los contribuyentes —por el volumen de personas implicadas—, el reto que ha supuesto para su personal, las caídas inoportunas del sistema digital, los atrasos…

Lo que las autoridades han vaticinado como un trámite de 10 minutos ha multiplicado duraciones y entuertos. Será porque los trabajadores por cuenta propia son finalistas —y algunos lo son— o porque las oficinas se han quedado chicas o porque las dilaciones se han vuelto tan rutinarias. Será porque no se puede asumir un proceso de tal envergadura sin las municiones necesarias.

Sucede, y lo creo verdaderamente, porque a la burocracia no hay plaga que la mine, hasta los días de hoy. Es esa hidra que, por más que se intente arrancar de raíz, renace.

7 comentarios

  1. Muy buen artículo, debería enviarse a CUBADEBATE, al GRANMA, al JUVENTUD REBELDE y a otros muchos periódicos de circulación nacional, porque esto afecta a todos los cubanos.
    Además añadir que en no pocas ocasiones estos locales o instituciones tienen:
    1. Poca imagen o presencia institucional. Tener en consideración que la ONAT es un órgano que ingresa mucho dinero a la economía del país. AL igual que los órganos de Trabajo están en MUY MALAS CONDICIONES, sillas y mesas rotas o en mal estado, locales sin pintar, sucios.
    2. Se entregan documentos que apenas se nota lo que está escrito. Impresoras con problemas o con poca tinta. ESTO ES EL COLMO pues se entregan DOCUMENTOS OFICIALES o incluso los propios CARNETS que casi no se entiende porque las palabras no se pueden leer bien.
    3. En ocasiones el trato no es el mejor para atender al público. ESTO ES REITERATIVO EN EMPRESAS ESTATALES DE ATENCIÓN AL PÚBLICO.
    Y así otras más….

  2. En mi caso, haré una crónica sobre un pequeño cuentapropia que lleva más de 2 meses haciendo colas por gusto, madrugando sin sentido, quejandose ante las autoridades por el mal proceso de información al sector más eficiente de la economía cubana. Yo creo que Dayamí ha sido bien clara, pero cuál será el proceder de las autoridades ante este desastre? O todo seguirá igual?

  3. Saludos al colectivo. Perdonen, pero no sería más acertado hablar en el último párrafo de burocratismo en lugar de burocracia.

    • El vicio de la burocracia genera una práctica rutinaria llamada burocratismo. ¿Cuál es el entuerto de tu pregunta?. Es la misma basura

  4. Lamentablemente es así, computadoras que solo se usan como sustitutas de las máqunas de escribir, ingenieros informáticos de mecanógrafos en Word, programas básicos como Excel, no se dominan por técnicos o ingenieros que te dicen que eso es problema de los informáticos, el acceso a Internet desde los teléfonos pudiera ser una magnifica herramienta para el que lo desee realizar en linea todos esos tramites, pero no se estimula esta práctica ni se crean aplicaciones que lo permitan, esa es la realidad que hay que enfrentar para que Internet no sea entrar a Facebook o llamar por whatsapp a familiares y amigos, hay talento y conocimientos, pero hay que estimularlo.

  5. No seamos ingenuos los funcionarios de tales actividades tienen inteligencia suficiente para haber previsto variantes para solventar tales dificultades pero a rio revuelto ganacia de pescador ,mientras más dificil la situaciión y el desespero por resolver y ahorrar su tiempo los clientes aportan sus estímulos y sus regalos que¿ A quien benefician?

  6. Una vez me preguntaron que era lo más valioso que se derrochaba en Cuba,sin pensar respondí:El tiempo ajeno..Si UD compra un simple ventilador,le llenan un enorme modelo de garantía,donde el simple recibo de compra debiera bastar.As sector privado,mucho más eficiente que el estatal,que paga impuesto,crea fuente de trabajo y no causa pérdidas al estado,lo machacan, mientras las empresas del estado,en su mayoría,son fuente de malversación, amiguismos, abusos de poder, perdidas al tesoro público y ha Sido así desde que se crearon mientras prometen más de lo mismo

Responder a Raulito Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *