Cuba vive nuevo pico de COVID-19

Las autoridades sanitarias y gubernamentales apelan al retorno del distanciamiento estricto

El Dr. C. Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana. (Foto: Cubadebate)
El Dr. C. Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana. (Foto: Cubadebate)

Tal como avizoran los pronósticos científicos, Cuba vive hoy un nuevo pico en la curva del comportamiento de la COVID-19 en el presente mes de agosto, escenario que se prevé retorne para finales de año.

El decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de la Habana, Rául Guinovart, explicó en el espacio televisivo Mesa Redonda que se trata de modelos elaborados por expertos de varias especialidades, que como en otros momentos de la pandemia ayudaron a prever el desarrollo de la enfermedad y adoptar las medidas adecuadas.

Indicó que según lo previsto luego del pico del 25 de abril con 847 casos confirmados, se logró aplanar la curva en mayo y junio, pero en julio con el verano y el ambiente de fiesta aumentaron las relaciones interpersonales y se relajó el distanciamiento, lo que provocó mayor interacción entre enfermos y sanos y por tanto aparición de nuevos brotes.

En estos momentos, apundtó Guinovart, hay una pendiente muy pronunciada en el número de contagios, sobre todo en la capital del país, con un incremento sostenido por la amplia capacidad de la COVID-19 de trasmitirse de persona a persona y a través de las superficies, algo que disparó nuevamente las alarmas.

Por ello, las autoridades sanitarias y gubernamentales sobre la base de tres posibles escenarios, medidos por el nivel de infectación en el ambiente y la capacidad de protegerse de las personas y la atención médica preventiva, apelan al retorno del distanciamiento estricto, hasta tanto baje el coeficiente de infección y por tanto la trasmisión y pueda controlarse la enfermedad.

Guinovart precisó que se describe el escenario más crítico cuando el nivel de infectación es muy alto, el segundo un nivel medio y el tercero como favorable, lo que sirve para saber lo que pudiera ocurrir y tomar conciencia de la necesidad de reforzar las acciones de vigilancia y protección.

El decano de la Facultad de Matemática y Computación insistió en que en cualquiera de las variantes, aunque crecen los diagnosticados con la COVID-19, también habrá un incremento de los recuperados, lo que provocará un equilibrio, sin perder de vista el peligro de riesgo, además de producrise un lento proceso de recuperación porque la enfermedad se extenderá en el tiempo.

Al respecto, reiteró la necesidad de una actuación responsable porque se trata de modelos que pueden cambiar con la actuación de la población y todas las instituciones con responsabilidad ciudadana y apego a la protección de la salud de todos.

Cuba reportó este miércoles 35 nuevos contagios, los que suman tres mil 128 desde el pasado 11 de marzo cuando se detectaron los primeros casos, en tanto se mantienen activos 534 pacientes y dos mil 504 se han recuperado de la letal enfermedad.

Destacan respuesta de la ciencia en Cuba frente a la COVID-19

Especialistas de Cuba destacan el desarrollo de la ciencia e innovación en este país desde el triunfo de la Revolución, que ha permitido el manejo y control de la pandemia por la COVID-19.

El doctor Rolando Pérez, director de Ciencia y Tecnología del grupo de las Industrias Biotecnológicas y Farmacéuticas (Biocubafarma), se refirió a la capacidad científica en la mayor de las Antillas para enfrentar esta situación de emergencia de manera preventiva y terapéutica.

‘Los productos de la biotecnología han contribuido a la disminución de pacientes graves y críticos (…) y a la reducción de la mortalidad’, aseguró el experto en el espacio televisivo Mesa Redonda.

De las tres mil 128 personas diagnósticas con la enfermedad desde el 11 de marzo, cuando se registraron los primeros casos, fallecieron 88 pacientes y un total de dos mil 504 se han recuperado.

Hasta este miércoles permanecen 534 pacientes con la enfermedad (los llamados casos activos), de ellos 528 presentan una evolución clínica estable, dos están en estado crítico y cuatro graves.

Más de 20 productos de la Industria Biotecnológica y Farmacéutica cubana se utilizan en todos los niveles de atención, desde las terapias diseñadas en la comunidad y en los centros de vigilancia a personas sospechosas hasta el tratamiento de los pacientes confirmados o aquellos que transitan hacia estadios graves o críticos.

Resaltan, por ejemplo, la Biomodulina T y el Interferón alfa 2b humano recombinante, como reguladores de la respuesta inmune.

También se utiliza en pacientes con COVID-19 la Jusvinza (CIGB258) y el Anticuerpo monoclonal humanizado itolizumab (anti-cd6), los cuales contribuyen a detener el proceso proinflamatorio que ocurre sobre todo en casos graves y críticos.

Por su parte, la doctora Ileana Morales Suárez, directora de Ciencia y Técnica del Ministerio de Salud Pública, resaltó que el protocolo preventivo y terapéutico aplicado en este país continúa fortaleciéndose mediante el desarrollo de investigaciones.

Precisamente, puntualizó que en las últimas horas se han estado aprobando nuevos ensayos clínicos; sobre los cuáles se brindará información detallada próximamente.

Cuba cuenta con cuatro candidatos vacunaless contra el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, que se podrán producir en esta nación caribeña una vez terminados los estudios necesarios.

Durante su intervención, los especialistas destacaron el pensamiento estratégico del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, en temas de salud; así como el trabajo incansable e integrado de profesionales de diversos sectores para enfrentar esta pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *