Próximo a concluir proceso asambleario XX Congreso de la CTC

La Conferencia XX Congreso de la CTC , en Trinidad, debido espacio oportuno para tratar las dificultades cotidianas de los obreros. (foto: Alipio Martínez)Cuando solo faltan por celebrar dos conferencias municipales XX Congreso de la CTC en la provincia, trabajadores estatales y no estatales han discutido puntos neurálgicos para sostener nuestro sistema social.

“Sigue preocupándonos lo poco surtido que encontramos los mercados y tiendas recaudadoras de divisas; este asunto atañe no solo al sector privado, sino a todo el pueblo, pues cuando entran productos de primera necesidad como el pollo o el aceite, por ejemplo, los 82 dueños de paladares, unidos a los más de 800 arrendadores de habitaciones existentes en Trinidad, compramos grandes cantidades de esa mercancía, lo cual conlleva a insatisfacer la demanda de los demás consumidores”, afirmó Reinaldo Vivas Zerquera, trabajador no estatal afiliado a la CTC.

Esta y otras intervenciones referentes a la capacitación del personal empleado por los “cuenta propia”, las faltas cometidas por algunos supervisores integrales y la representatividad brindada por el sindicato a quienes optaron por la nueva forma laboral devinieron temas debatidos en la sexta Conferencia XX Congreso, celebrada en Trinidad.

El contexto de la máxima cita, próxima a celebrarse en noviembre del año en curso, ha facilitado a los trabajadores un espacio oportuno para tratar las dificultades cotidianas que vulneran su capacidad de desempeño y ha permitido por primera vez que los sectores estatal y no estatal discutan en igualdad de condiciones puntos neurálgicos para sostener nuestro sistema.

Asuntos correspondientes a la valía de la empresa estatal socialista, el decrecimiento en las afiliaciones, la ausencia de los insumos a la hora de ejecutar los planes, la falta de medios de seguridad y protección, la necesidad de fortalecer la capacidad aglutinadora de la clase obrera y respaldar los cambios institucionales que vive Cuba en la actualidad constituyeron preocupaciones recurrentes en los escenarios de las asambleas realizadas hasta la fecha.

Tras un proceso de balance enfocado a erradicar los problemas de funcionamiento que afronta el proletariado en sus sindicatos, la CTC pretende llegar fortalecida a su más distintivo cónclave; así, de acuerdo con autoridades nacionales y del territorio, “los desaciertos en la planificación, la falta de sistematicidad, la poca preparación de los dirigentes de base y la inestabilidad de los miembros de los ejecutivos sindicales tendrán que nadar en aguas pasadas para ese entonces”.

Según funcionarios de la organización en el territorio, por el momento, la conferencia provincial y las de los municipios de Cabaiguán y Sancti Spíritus fueron pospuestas para el venidero mes de mayo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.