Sobresale la producción de productos cárnicos en Sancti Spíritus

Los resultados en su labor superan los récords históricos de esta rama en la obtención de alimentos. Altos niveles de eficiencia energética distinguen dicha entidad

La buena nueva de estar hoy entre las punteras de Cuba, como alta productora de alimentos y sobrepasar las 18 900 toneladas, cerca de 3 000 por encima de lo logrado en igual etapa del año anterior, pone a prueba la capacidad laboral de los hombres y mujeres vinculados a las dependencias de la Empresa Cárnica espirituana, protagonista de los mejores indicadores de toda su historia.

Las cifras pueden parecer intrascendentes, pero detrás de este éxito existen unas 9 185 toneladas de cerdo en banda procesadas para cubrir las entregas del balance nacional, la venta a precios diferenciados y la sustitución de importaciones a través de los envíos para el sector del Turismo, además de otros destinos.

José Azcanio Ruiz, director general de la Empresa Cárnica en la provincia, declaró a Escambray que como parte de este incremento productivo sobresale, además, la elaboración de carnes en conserva, picadillos, embutidos, ahumados, masa cárnica y hamburguesas, entre otros renglones, dirigidos a cubrir la distribución de la canasta básica, el consumo social y las ventas liberadas, y las entregas al sistema del Comercio que, aunque aún es insuficiente, entre la casilla especializada y la Feria Agropecuaria, han recibido unas 1 500 toneladas este año para la venta directa a la población.

La propia fuente explicó que sobresalen, igualmente, los destinos hacia la Gastronomía, con destaque para el cerdo, las conservas y vísceras, que se aumentan en casi 1 300 toneladas, gracias al cumplimiento productivo de la Empresa Porcina espirituana y al desempeño de los sacrificios, en el nuevo matadero subordinado al Cárnico.

Refiere Azcanio Ruiz que todos estos resultados económicos se sustentan en una mayor eficiencia energética y muestra de ello, es que detrás de las toneladas de alimento obtenidas, hay un ahorro de 53 toneladas de combustible convencional, cifra sin precedentes en la historia de la empresa.