Una mina en Pueblo Viejo

Como resultado de las excavaciones en el lugar, el equipo de especialistas encontró evidencias de la cultura aborigen.Arqeólogos confirman elementos de transculturación en asentamiento original de la villa.

 

En medio de la vorágine que vive Sancti Spíritus en la antesala del aniversario 500 de su fundación a celebrarse el 4 de junio, ha tenido dos regalos al decir de María Antonieta Jiménez Margolles, Historiadora de la Ciudad: los hallazgos arqueológicos registrados bajo la antigua losa de hormigón del parque Serafín Sánchez —sujeto hoy a un remozamiento capital— y la determinación de Pueblo como asentamiento fundacional de la cuarta villa cubana.

Varias personalidades aventuraron hipótesis acerca del sitio donde naciera Sancti Spíritus, entre estas, Tadeo Martínez-Moles, Segundo Marín, Antonio Núñez Jiménez y Manuel Martínez-Moles, quien en su obra Contribución al Folclore, Leyendas y Anécdotas Espirituanas, publicada en 1926, expone en torno al asentamiento: “en las cercanías del Tuinucú, entre dos pequeñas corrientes, que más tarde se les dio el nombre de El Fraile y Pueblo Viejo, en donde una pequeña población de indios sirvió de base a la naciente villa de Sancti Spíritus”.

A inicios de la década de los 90 del pasado siglo se realizaron las primeras excavaciones en Pueblo Viejo, a cargo de Ubaldo Lazo, que se desempeñaba en esos momentos como director del Museo Municipal de Historia de Sancti Spíritus; Javier Sanzo, entonces Historiador de la Ciudad, y del arquitecto Félix Bismarck González Alea, quien dirigió a partir de 1983 el Equipo Técnico para la Conservación y Restauración del Centro Histórico de la villa del Yayabo.

Para emprender la búsqueda, González Alea analizó las versiones de cada historiador sobre el lugar de fundación, el mapa de la isla de Cuba confeccionado por Esteban Pichardo y el de la hacienda comunera Pueblo Viejo.

“La primera dificultad que encontré fue que los mapas antiguos están confeccionados en base al sistema de medidas de varas españolas, y para ubicar el sitio Pueblo Viejo en los mapas actuales hay que hacer la conversión de varas a metros. Luego tuve que analizar detenidamente y tomar como referencia los accidentes geográficos del terreno; caminos, ríos, cañadas, elevaciones, etc. para poder utilizar los mapas no tan modernos que aún conservaban algún indicio, señalización o huella de los caminos, que con el tiempo fueron desapareciendo y no se reflejan en los nuevos mapas actualizados (…). Estos análisis me permitieron ubicar en los mapas actuales el sitio Pueblo Viejo”, ha referido el arquitecto Félix Bismarck en un informe de de sus indagaciones.

Como resultado de las excavaciones en el lugar, este equipo de trabajo encontró evidencias de la cultura aborigen (hachas petaloides, piedra pulida de color verde, una cuenta de collar hecha de cuarzo lechoso, percutores, raspadores, núcleos y cuchillas de sílex y piezas de cerámica).

De la cultura española, según González Alea, se hallaron clavos, fragmentos de herraduras para caballos, de cadenas, vidrio, de espada y de puñal y disímiles segmentos de mayólica de colores blanco, verde, pardo y azul.

Con el precedente de las excavaciones iniciales en Pueblo Viejo —localizado a unos 6 kilómetros al este de Sancti Spíritus— realizadas por los tres especialistas mencionados, estas se reanudaron allí en 2009; pero con mayor fuerza en enero de 2013, según Orlando Álvarez de la Paz, especialista en Arqueología del Centro Provincial de Patrimonio Cultural.

“Contábamos con tres áreas bien definidas donde se veían piezas coloniales e indígenas, pero resultaban aún insuficientes”, sostuvo tiempo atrás Álvarez de la Paz al periódico Escambray.

Animados por ofrecer más luz acerca del sitio fundacional, el año anterior prosiguieron las excavaciones en la zona, asumidas por especialistas del Centro Provincial de Patrimonio Cultural, el grupo Samá de la Sociedad Espeleológica de Cuba y el Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana.

Fruto de todo este quehacer se encontraron más indicios de la presencia en el lugar de ambas culturas; por la aborigen, segmentos del recipiente donde elaboraban el cazabe, pedazos de vasijas de barro con borde, asas y elementos de la dieta.

En relación con las evidencias de los conquistadores españoles, se descubrieron fragmentos de mayólica —propios del siglo XVI—, botijuelas, herraduras de caballo, clavos, etc.

En opinión de Orlando Álvarez, una expresión concreta del proceso de transculturación acontecido en este asentamiento lo constituye el hallazgo de cinco cuentas de collar, elaboradas por los aborígenes con cerámica española.

A inicios del presente año, el equipo de expertos retornó a Pueblo Viejo, incluidos especialistas del Instituto de Antropología, quienes confirmaron elementos de la transculturación acontecida entre las culturas aborigen e hispana.

Dado el nivel de evidencias encontradas, este sitio ha sido propuesto a Monumento Nacional, según informó a Radio Sancti Spíritus Anait Gómez, directora del Centro Provincial de Patrimonio Cultural. De aprobarse tal condición, sería otro regalo para la villa a medio milenio de su fundación por el Adelantado Diego Velázquez.

One comment

  1. Felicidades a todos aquellos que hicieron posible que Pueblo Viejo llegara a tener la condición de Patrimonio Cultural y a nuetra Villa por otro evento de esta magnitud en su 500 aniversario.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.