Presentan revista en Bolivia en homenaje al Che

La Revista Octubre ofrece artículos periodísticos, análisis, testimonios, cartas, fotografías sobre la lucha y muerte del Che

bolivia, ernesto che guevara, cuba
Presidente ejecutivo de la Confederación Minera de Bolivia, José Pimentel. (Foto: PL)

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social de Bolivia rindió en la paz homenaje a los 50 años de la presencia de Ernesto Che Guevara en la nación sudamericana, con la presentación de la Revista Octubre número tres.

La publicación se concentra en la experiencia guerrillera protagonizada por el líder revolucionario de 1966 a 1967 y ofrece artículos periodísticos, análisis, testimonios, cartas, fotografías sobre la lucha y muerte del Che, y la presencia de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos en el país andino amazónica durante ese período.

Al Che lo recordamos sobre todo por su ejemplo revolucionario, valentía y decisión de entregar la vida por la Revolución, sin buscar ningún beneficio propio, dijo el ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, en el auditorio del Banco Central de Bolivia, sede del acto.

Según la alta autoridad, para el líder de la guerrilla de Ñancahuazú, la lucha revolucionaria no conocía fronteras y recordó el ejemplo internacionalista y antiimperialista que dio al mundo al combatir en Guatemala, Cuba, África y Bolivia, como la mejor manera de construir la patria grande.

Además, recordó que el Che siempre abogó por la unidad del pueblo y el Gobierno para construir el socialismo y sentar las bases de nuevas relaciones de producción.

De manera particular, se refirió a la necesidad de crear un hombre nuevo, que piense primero en el interés nacional, colectivo y social, por encima de las motivaciones sectoriales e individuales que conducen al egoísmo.

Por su parte, el presidente ejecutivo de la Confederación Minera de Bolivia, José Pimentel, precisó que la lucha del pueblo boliviano está plagada de ejemplos de rebelión y resistencia, y la guerrilla de Ñancahuazú, representa ese espíritu.

De acuerdo con Pimentel, la impotencia de las masacres de las fuerzas militares y policial impulsaron la conciencia del pueblo y la necesidad de liberarse con las armas, y destacó la presencia de ocho mineros en las filas revolucionarias lideradas por el Che.

La rebelión es un derecho de los pueblos oprimidos y la única respuesta posible ante el horror, el hambre y la injusticia, afirmó.

El viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Alfredo Rada, hizo una amplia semblanza sobre la vida y las acciones del Che, y su estrecho vínculo con la Revolución Cubana y los movimientos progresistas de Latinoamérica y el mundo.

Destacó el proyecto del líder revolucionario de abrir varios frentes guerrilleros para irradiar la lucha antiimperialista a la región, con epicentro en Bolivia, golpeada por la dictadura de René Barrientos.

También convocó a todos los revolucionarios a rendirle homenaje al Che y a sus compañeros de lucha, el próximo 9 de octubre en Vallegrande, al conmemorarse los 50 años de la caída del Guerrillero heroico.

Orlando Gutiérrez, secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, resaltó la incorporación de la vanguardia minera del país a la guerrilla de Ñancahuazú y la intensa búsqueda, persecución, exilio, desapariciones y asesinatos que sufrió el sector durante los años de las dictaduras.

El acto contó con la participación del grupo folklórico boliviano Rijchariy, que interpretó canciones revolucionarias y de compromiso social, y la presentación de dos documentales dedicados a los bolivianos que acompañaron al Che en la gesta de 1966 a 1967.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.