Travesía por la vejez

sancti spiritus, longevidad, adulto mayor, envejecimiento poblacional, hogares de ancianos, salud publica
Ilustración: Osval

A pesar de los esfuerzos gubernamentales para asistir a los adultos mayores, la dinámica demográfica espirituana implica transformaciones socioeconómicas aún sin proyectar

Argentina ya no recuerda los días en que la maternidad la recluía largas horas frente a la batea. Hoy es la hija quien lava las sábanas de la madre que amanecen mojadas. Y se empeña Marta en llevarle cada cucharada de comida a la boca, desafiando esa especie de parábola que es la existencia humana.

En Sancti Spíritus se calcula actualmente un 21.4 por ciento de envejecimiento poblacional, cifra que mantiene a la provincia en la tercera posición de ese indicador en comparación con los demás territorios del país, según precisó a Escambray la doctora Maité Pérez Corrales, jefa de sección de Adulto Mayor, Asistencia Social, Salud Mental y Discapacidad, de la Dirección Provincial de Salud.

Pero no basta con delinear la dinámica demográfica hacia adentro, porque para comprender este fenómeno socioeconómico que enfrenta el Estado y la sociedad cubanos es imprescindible actualizar lo que revelan las estadísticas de población hoy: el 20.1 por ciento de las personas alcanza los 60 años y más.

La alerta formó parte de los debates durante el pasado VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, fecha en la que se modificó el Lineamiento 144 y se aprobó el 116. Sin embargo, esta problemática adolece de recursos materiales, que con urgencia solventen las necesidades crecientes de este grupo etario, y resulten también un apoyo a los cuidadores.

En su concepción humanista, el proyecto social nuestro desde su surgimiento se distinguió por ayudar a las personas más desfavorecidas y vulnerables de la sociedad.

En tal sentido, la atención en Sancti Spíritus a más de 100 000 adultos mayores deviene una prioridad gubernamental, lo mismo en aquellos hogares donde conviven con otras generaciones, así como a la cifra superior de 10 000 que permanecen solos en sus viviendas, un número a juicio de esta reportera demasiado elevado y que ascenderá al finalizar este semestre porque es la tendencia.

“El cuidado de los ancianos constituye un problema multifactorial, no solo de Salud Pública, sino también del Gobierno, las organizaciones de masas, el Ministerio del Trabajo, Transporte, Vivienda, pero en primer lugar hay que poner el papel de la familia, y debemos incidir en la reflexión hacia el cuidado y la preocupación. La mayoría de los que viven solos tienen algún familiar”, puntualizó Pérez Corrales.

Explicó además que a partir del 2016 ha habido una mejoría en el abastecimiento de las ayudas técnicas. Al respecto se cubrieron las necesidades de sillas de ruedas, baño y sanitaria en los ocho Hogares de Ancianos de la provincia; y entre 2017 y 2018 se han distribuido más de 500 sillas de ruedas para la población en general.

Igualmente, en el Laboratorio Provincial de Ortopedia Técnica han estado disponibles con mayor estabilidad bastones, muletas y andadores, que se pueden comprar con la receta médica emitida en el consultorio, aseguró la propia fuente. No obstante, la jefa de sección de Adulto Mayor afirmó que las ayudas técnicas continúan siendo insuficientes en comparación con las exigencias de este segmento poblacional envejecido.

Durante el pasado año Salud dispuso de culeros desechables solo dos veces, fueron casi 3 000 paquetes destinados a encamados, postrados e incontinentes de todas las edades, cifra que está muy lejos de la demanda, si se tiene en cuenta que de los últimos dos tipos de pacientes mencionados la cifra supera los 9 000 en el territorio. En este año todavía no se han asignado estos pañales en la provincia.

sancti spiritus, longevidad, adulto mayor, envejecimiento poblacional, hogares de ancianos, salud publica
Con más de 100 000 adultos mayores, Sancti Spíritus constituye la tercera provincia más envejecida de Cuba. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

“Al adulto mayor se le garantizan varios servicios como las prestaciones monetarias temporales, asistencia social a domicilio, se le entregan recursos para sus viviendas y se financian los módulos para personas postradas, entre muchas otras modalidades. El año pasado el territorio gastó 12 millones de pesos en este programa”, subrayó Anabel Jardón Valdivia, subdirectora provincial de Prevención, Asistencia y Trabajo Social.

La matemática, tan clara como exacta, catapulta un panorama que reclama acciones imperiosas: apenas unas 500 camas están disponibles en los ocho Hogares de Ancianos, una cifra más que insuficiente y, a pesar de ello, aún reposa como proyecto la construcción de otro hogar provincial que, según datos ofrecidos por la misma área de Salud, solo incrementaría alrededor de 200 camas.

Que hace algunos años se hayan cerrado estas instituciones en La Sierpe y Trinidad pudiera ser, a la luz de la actualidad, una decisión revisable, aunque se posibilite el ingreso desde esas localidades hasta el existente en Sancti Spíritus. Un punto no menos importante recae en el diseño de estas construcciones, ya que la vejez está estrechamente ligada a la restricción de la movilidad, y muchos de estos locales poseen más de una planta, algo en verdad contraproducente.     

Otro respiro feliz para la vejez aguarda en las Casas de Abuelos, donde se les asegura una favorable estancia diurna y por el mismo régimen de horario también se suman los adultos mayores que acuden a los Hogares de Ancianos, pero nuevamente los números vuelven a ponernos contra la pared: poco más de 500 plazas suman entre ambos.

“En cada área de Salud existen trabajadoras sociales que visitan trimestralmente a los ancianos solos para recoger cuáles son sus necesidades y tramitarlas con sus homólogas del Ministerio de Trabajo. Dentro de muy poco tiempo, se impondrá incrementar esta fuerza de trabajo, porque nuestra provincia está envejeciendo cada día más”, acotó Sonia Sañudo Moya, asesora provincial de Trabajo Social en la Dirección Provincial de Salud. 

Ojalá, antes de que Marta vuelva a necesitar fisioterapia para su brazo, lleguen los culeros desechables que su madre necesita. Al final de su viaje en la vida, Argentina no sabe quién es la mujer que la cuida casi todo el día; mas, ella sí recuerda cómo fue que la anciana la educó sola, junto a sus otros tres hijos, y eso basta.

One comment

  1. Sovieyskaya Rossia.

    Que bajen el precio de la comida, porque muchos ancianos pasan hambre oculta.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.