Ordenamiento monetario en Cuba es un proceso complejo, pero inaplazable (+ video)

En comparecencia especial en el programa Mesa Redonda, viceprimer ministro de Cuba y jefe de la Comisión permanente para la implementación y el desarrollo de los Lineamientos, esclarecen aspectos sobre el complejo proceso que se avecina

cuba, economia cubana, ordenamiento monetario, dualidad monetaria, salarios, finanzas y precios, reforma salarial
La Tarea Ordenamiento, que incluye la eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria en Cuba, resultó tema central de la Mesa Redonda. (Foto: Roberto Garaicoa/Cubadebate)

“El proceso que se nos avecina forma parte de la estrategia de desarrollo económico del país y ayudará en su implementación a la solución de una serie de problemas estructurales que presenta la economía. Incluye cuatro elementos fundamentales: unificación monetaria, unificación cambiaria, eliminación de subsidios excesivos y gratuidades indebidas, y transformación de los ingresos”.

Así abrió en la tarde noche de este martes el programa televisivo Mesa Redonda Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación de Cuba, quien junto a Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y jefe de la Comisión Permanente para la implementación y el desarrollo de los Lineamientos, compareció ante el público de la nación para explicar por primera vez las particularidades de lo que se ha dado en llamar Tarea Ordenamiento.

Explicó, asimismo, que se trata de una transformación necesaria, que acontecerá en un contexto económico complejo tanto para el mundo como para Cuba. Según trascendió en el programa, se viene trabajando desde hace casi una década en función de este cambio, que deberá repercutir favorablemente, dijo Alejandro Gil, no solo en la economía cubana, sino además en el país y en su población.

Recordó una cita del General de Ejército Raúl Castro Ruz del 21 de diciembre de 2017, cuando, al clausurar el X Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, dijo: “Aunque la eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria por sí misma no solucionará mágicamente todos los problemas acumulados en la economía cubana, constituye el proceso más determinante para avanzar en la actualización del modelo económico cubano, por el impacto que tendrá en todas las esferas del quehacer económico y social de la nación. Sin resolver eso es difícil avanzar correctamente”.

Más adelante, recordó Gil, Raúl Castro Ruz señaló que debemos ser capaces de, “a la par que unificamos el sistema monetario, superar las distorsiones existentes en materia de subsidios, precios y tarifas mayoristas y minoristas, y como es lógico, las pensiones y los salarios del sector estatal”.

El Viceprimer ministro consideró que la economía cubana requiere de esa transformación y resulta imprescindible para cada una de las estrategias y los elementos fundamentales en los que nos hemos planteado avanzar, ya que ayudará, dijo, a destrabar muchos de los problemas existentes actualmente. “Es de importancia trascendental”, recalcó.

Posteriormente Marino Murillo Jorge, quien ha estado al frente del trabajo realizado hasta ahora con la tarea Ordenamiento monetario,al explicar la esencia de la misma, significó que fue planteada en el V Congreso del Partido y tiene un nivel transversal en toda la economía y la sociedad de Cuba. La otra característica de este proceso, apuntó, es que resulta irreversible una vez que comience, por lo que se precisa planificarlo cuidadosamente y con mucho rigor técnico.

Informó que a lo largo de estos años han participado en los análisis académicos y directivos de numerosas instituciones cubanas, e incluso se ha consultado con altos especialistas internacionales. También se ha visto experiencia de países que se enfrentaron al fenómeno de la dualidad cambiaria, indicó.

Al exponer las ideas iniciales del proceso, Murillo aclaró que no está exento de riesgos y se refirió al complejo entorno monetario en Cuba, que unido a otras causas ha traído consigo deformaciones en la conformación de los precios. Esto se ha constituido, aseguró,en trabas para los productores, quienes en las condiciones actuales no reciben señales del mercado.

Habló también de los déficits salariales que se han acumulado durante mucho tiempo y dijo que sin haber hecho durante décadas una reforma general de los salarios se han venido tomando medidas por sectores, no integrales, que de alguna manera resolvieron problemas específicos, pero crearon otros.

Como ejemplo, explicó que hoy en la economía cubana hay casi 900 000 personas que tienen sistemas de estímulo en CUC, para quienes el ingreso, una vez cambiado ese dinero en moneda nacional, la dualidad monetaria resulta favorable. Mencionó, además, problemas de eficiencia en el sistema empresarial asociadas a una diversidad de causas, y dijo que la dualidad monetaria y cambiaria hace mucho daño a las exportaciones, al desestimular a quienes producen con ese fin.

Otra de las irregularidades que se manifiestan en las actuales condiciones, precisó Murillo Jorge, es que existe un nivel importante de transferencia del presupuesto del Estado hacia el sistema empresarial, cuando en realidad el Estado debería recibir de dicho sistema.

“El entramado institucional que ha generado la dualidad monetaria y cambiaria en Cuba no se puede desmantelar en un breve lapso de tiempo, porque todo eso tiene después efecto en las personas”, advirtió, y recordó que todas las medidas que se tomaron en los años más duros del Período Especial cumplieron su papel, pero se juntaron luego a otras que complejizan el panorama económico nacional.

“Tenemos que buscar equilibrio macroeconómico, reducir los déficits presupuestarios, hacer que el sistema empresarial sea más eficiente, pero eso no puede lograrse sin poner en práctica el ordenamiento monetario a que estamos llamados”, sentenció.

Agregó que tiene que ser en estos momentos debido a problemas prácticos, por más complejo que sea el escenario, ya que además de las razones antes expuestas, el panorama mundial podría seguir complicándose.

3 comentarios

  1. No han contestado una de las mayores inquietudes del pueblo trabajador,de los que han ahorrado durante años, porque al devaluarse la moneda se devaluan las cuentas bancarias,ahorradas con otra tasa cambiaria.Como nos protegeremos?Todo el sacrificio que hicimos para ahorrar nuestro dinero quedara en nada,los que trabajamos años para tener un retiro mas placentero nos veremos desprotegidos

  2. Que enredo. Lo preocupante es quién va a ser capaz de atajar la subida de precios entre los que tienen razón en hacerlo y los que se quieran aprovechar y morder más de la cuenta. Quizás me equivoque , y no es lo mismo, pero creo que cuando le subieron el salario a los trabajadores de salud, hubo quien creyó que todos eran médicos y jugó con sus precios.
    Cómo quedará el cobro en el aeropuerto de los impuestos a lo que uno trae??? Hay un momento que es 1×1, el primer viaje de ciudadanos cubanos se paga en CUP, al mismo precio que en la divisa. Eso es seguro que cambie, y más atrás se dispararán esos precios de venta, de lo que uno trae para vender…
    Y ejemplos y dudas pueden haber miles: Cómo quedará el servicio de fotos de 15 en la que hay gente que ahorra y araña hasta el último centavo para que vean después que no les alcanza??…. Y los alimentos y servicios de manera general.

  3. Manuel Eduardo Polanco Pérez

    Marino Murillo, en su intervención en la Mesa Redonda del día de hoy dio una clase magistral sobre tema de economía; entre otros tantos temas trató lo concerniente a la inflación, lo que es igual a la subida constante de los precios, lo que de seguro va a suceder al aumentar los costos en las empresas que de por si repercute en el mercado minorista.
    Pero hay algo que Marino Murillo ni todos los economistas que lo han antecedido en el tema del Reordenamiento Monetario y económico y, es que desde hace ya bastante tiempo en el mercado minorista está presente la inflación, pues los productos que se expenden constantemente suben de precio. Cito como ejemplo, uno solo que está sucediendo en estos momentos en las bodegas pertenecientes a la Empresa Municipal de Comercio en Trinidad, resulta que tan solo hace 10 meses atrás un litro de mermelada de guayaba tenía un precio de $ 10.00 CUP y hoy 13 de Octubre en estas mismas bodegas se está expendiendo el mismo litro de mermelada de guayaba a un precio de $ 20.00 CUP, o sea que han duplicado el precio y, como es lógico se impone hacer una pregunta:
    – No ha habido aún una reforma salarial, por tanto a los costos de producción no puede estar yendo un gasto superior de salario.
    – La industria local de producción, La Paila de Trinidad, sigue comprando la materia prima al mismo precio que hace 10 meses atrás, por tanto el costo por este concepto no puede haber aumentado.
    ¿Entonces quién hace la formación de precio para este producto que al parecer ni la Empresa Provincial de Comercio ni el área de Finanzas y Precios del Gobierno Municipal de Trinidad se detienen a revisar?
    Nada que aquí en Trinidad el Reordenamiento Monetario ya comenzó antes de que este haya sido orientado por la máxima dirección del país; esto me remite a pensar en el eslogan de un Secretario del Partido que hubo aquí en Trinidad: SIEMPRE UN PASO MÁS.

Responder a Manuel Eduardo Polanco Pérez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *