COVID-19 en Sancti Spíritus: Contra las cuerdas del rebrote

La provincia vive hoy los momentos más tensos desde que se iniciara la pandemia en marzo del pasado año. Ante una gravedad epidemiológica que sigue y, por ahora, seguirá cuesta arriba, Escambray busca respuestas con el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud

La falta de percepción de riesgo todavía sigue siendo un problema en la población. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

La COVID-19 sigue poniendo contra las cuerdas a Sancti Spíritus. Pareciera el rebrote de nunca acabar, pero al menos el último que estamos padeciendo —el cuarto, que según las autoridades sanitarias se inició a mediados de junio— ha batido, lamentablemente, todos los récords: reportes de casos por encima de 100 y hasta de 200, 14 fallecidos solo en junio, incremento de los pacientes en estado crítico y grave, dispersión de la enfermedad por todos los costados de la provincia…

Ante una gravedad epidemiológica que sigue y, por ahora, seguirá cuesta arriba, Escambray busca respuestas con el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud.

¿A qué se debe la complejidad epidemiológica que tenemos hoy?

La complejidad que tenemos hoy en la provincia —que ha sido la peor desde que inició la epidemia— se debe, en primer lugar, al comportamiento de la enfermedad. Evidentemente, están circulando variantes que son más virulentas y que causan mayor morbimortalidad y eso hace que en una misma casa, y en el menor tiempo ante la exposición al virus, aparezca un mayor número de casos.

En segundo lugar, tenemos que hoy el 80 por ciento de los sospechosos están saliendo positivos, eso quiere decir que hay personas en la calle con síntomas y que transmiten mucho más la enfermedad que los asintomáticos. Y, en tercer lugar, es que hoy el 65 por ciento del total de los casos son trabajadores y esos trabajadores llevan hacia los centros de trabajo la enfermedad; hemos tenido brotes tanto en comunidad como en centros laborales con gran cantidad de casos y ha sido lo que ha dado la complicación que tenemos hoy.

La percepción de riesgo todavía sigue siendo un problema en la población, a pesar de que hemos explicado la cantidad de fallecidos, lo que tiene que ver con la transmisión que es mucho más rápida… Ya el uso del nasobuco en espacios sociales no es un gran problema, pero las personas no guardan distancia y no podemos despreciar que todavía se hacen actividades como las del Día de los Padres, todavía se acude a funerales y se prolonga el tiempo, incluso se realizan peleas de gallo que han complicado la situación.

Ante el incremento sostenido de los casos han colapsado las capacidades existentes. ¿Qué situación presentan hoy los centros de aislamiento? ¿Qué estrategias se toman para tratar de cumplir el principio de aislar a todos?

Es así. Nosotros tenemos una prioridad que es el positivo, el sospechoso y, posteriormente, el contacto. Hemos tenido que ir cambiándoles la categoría a los centros para incrementar las capacidades. Mantenemos las 1 526 capacidades, lo que ya a un número importante de contactos, sobre todo, en los municipios de Sancti Spíritus, Trinidad, Cabaiguán y Fomento, los estamos dejando en ingreso domiciliario para lograr garantizar que todo el positivo y todo el sospechoso se pueda ingresar lo antes posible.

También estamos tomando la decisión de llevar algunos centros de positivos de menor riesgo hacia los municipios de Yaguajay, Cabaiguán, Fomento —en estos tres en salas de los hospitales municipales— y Trinidad, donde estamos proponiendo una villa, y mantendremos los de Sancti Spíritus. Eso nos va a dar cobertura para que los positivos de dichos lugares que no tienen complicaciones y muchos de ellos, incluso, se mantienen asintomáticos, puedan quedarse en sus propios territorios.

Así tratamos de descongestionar el Hospital Provincial, hemos tenido que abrir un número de capacidades allí y no es lo idóneo porque es el único hospital que tenemos. Llevaríamos allí al positivo y el sospechoso de alto riesgo para evitar que la enfermedad penetre en el hospital, a través de estas salas que hemos abierto. Ya hemos tenido algunos casos aislados en los propios trabajadores del centro.

¿Puede existir el riesgo de que hoy existan casos positivos en los hogares?

No, no tenemos casos positivos en los hogares; sospechosos sí los hemos tenido en una estadía prolongada en el hogar, pero priorizamos los positivos que están el hogar, esos son los primeros que recogemos y, posteriormente, recogemos los que se confirman y ya están aislados en las propias instituciones nuestras.

Según el Dr. Abella, en la situación actual deberíamos usar nasobuco hasta dentro del hogar. (Foto: Dayamis Sotolongo / Escambray).

Teniendo en cuenta la complicación que en otros momentos ha provocado la estancia de contactos de positivos y sospechosos en ingreso domiciliario, ¿qué estrategias se están tomando hoy para que no se vuelvan a repetir los mismos errores?

Primero, el Ministerio de Salud Pública dictó una carta circular para anexarle al ingreso domiciliario algunas funciones más, las cuales ya se están discutiendo a nivel de las áreas de salud para que se implementen. Pero, además, el Consejo de Defensa Provincial ha indicado a los municipales el control de las organizaciones políticas y de masas a nivel del barrio, de la cuadra para responsabilizarlos, sobre todo, en la vigilancia. Porque la conciencia y la percepción de riesgo dentro del hogar dependen de la familia.

Además, se están identificando las casas. Esto se está haciendo en los municipios que mayor afectación tienen: Sancti Spíritus, Trinidad, Cabaiguán y Fomento.

Estamos buscándole solución a que el contacto intradomiciliario, al menos, pueda ser aislado y nos quedaría aislar entonces el contacto de trabajo, el social, pero el propio de la casa estamos tratando de llevarlo a un centro de aislamiento.

Todo eso lleva seguimiento por el área de salud, visita diaria, pesquisa y PCR en el hogar al quinto día.

Usted decía que en el Hospital Provincial se han destinado varias salas para los casos de COVID-19, ¿está colapsado?

Se ha reducido el nivel de actividad del Hospital Provincial y hemos tratado de mantener todo lo que es la Urgencia y la Emergencia, que nunca la podemos cerrar, y la vitalidad al ciento por ciento del área Materno Infantil.

Las consultas desde hace mucho tiempo están suspendidas y el incremento de camas estuvo a expensas del evento que tenemos en el Hogar de Ancianos Municipal. Al incrementarse el número de abuelos que son de alto riesgo, pues no podíamos llevarlos a centros de aislamiento y la decisión fue abrir capacidades allí. Ya muchos están de alta y regresando al Hogar y vamos a disminuir las capacidades en el Hospital Provincial.

Qué nos queda todavía allí que tenemos que seguir estudiando: el sospechoso que lleva vigilancia extrema, que tiene una morbilidad asociada, que puede caer en ventilación en minutos y no podemos tenerlo en un centro de aislamiento. Con la confirmación ya de los PCR en la provincia en 24 horas tenemos el resultado de ese sospechoso y las camas se rotan más rápido.

¿Cómo se garantiza que los que están en el hospital por otras patologías no se contagien?

Si nosotros cumplimos con todas las medidas que están establecidas y se logra reducir la circulación interna en el hospital, que depende de la exigencia del hospital y de la conciencia de la población, podemos salir de esta situación sin que se nos infesten trabajadores o pacientes. Todos los casos índices que hemos tenido allí son de la comunidad, trabajadores que han enfermado en la comunidad, que han ido a su centro de trabajo y han infectado a otros.

Esta provincia tiene características que no tienen otras: este es el único hospital que tenemos y, por tanto, no se nos puede complicar.

En provincias tan cercanas como Ciego de Ávila y Villa Clara se ha confirmado que circula la variante Delta del SARS-CoV-2, ¿existe evidencia de que esté circulando también aquí?

En los estudios que se han hecho no hemos logrado que se cultive esa variante, pero por la evolución clínica, la gran transmisión que existe desde el punto de vista epidemiológico y el comportamiento que tiene hoy la epidemia, de que en una vivienda cuando hay un caso todos los demás son positivos y los que tienen comorbilidad evolucionan rápidamente y aparece la diarrea como un síntoma de la enfermedad estamos convencidos de que está circulando otro tipo de variante.

Enviamos 1 000 casos para estudio al IPK pendientes de resultado y ahí sabremos lo que está circulando. Hasta hoy circula la Californiana, pero sabemos que el comportamiento que tiene la enfermedad hoy es de otra variante. Además, el incremento de los fallecidos: en mayo tuvimos siete fallecidos; en junio, 14, quiere decir que de 34 fallecidos que tenemos de enero y hasta la fecha, 14 han sido en junio.

También sabemos que está circulando otro tipo de virus como el H1N1 que, por ejemplo, hemos tenido casos con test negativo, PCR negativo y han fallecido y otros que están muy críticos. Hicimos cultivo de los mismos y los enviamos al IPK, pero estamos en presencia de una virosis que no es el SARS-CoV-2, que puede ser H1N1 o una Influenza en cualquiera de sus variantes.

¿Qué características ha tenido este rebrote?

En primer lugar, la dispersión y, en segundo, la transmisión. En estudios que se han hecho en el país y fuera se evidencia que antes para una transmisión se necesitaba una exposición de 20 a 30 minutos; hoy la transmisión con las nuevas variantes ocurre entre 20 y 30 segundos, es decir, que en una exposición mínima, sin medios de protección, la enfermedad se transmite con tremenda rapidez.

Lo otro es que con las nuevas variantes antes la destrucción celular, que es lo que da las complicaciones y causa la muerte de los pacientes, hoy ocurre en 24 horas mientras que antes era en 96 horas.

Por eso antes el paciente acudía tardíamente al sistema y la evolución podía ser buena hoy si acude después de 24 horas de comenzar con síntomas se presenta en forma muy crítica o puede fallecer. Por eso, es importante acudir inmediatamente al médico e incorporar la diarrea como un síntoma más frecuente que el respiratorio en estos momentos.

¿Qué medidas se tienen que seguir cumpliendo sobre todo con las nuevas variantes que están circulando?

Son las mismas: el uso del nasobuco, el distanciamiento, las medidas de contención en centros de trabajo y en la casa. En la situación actual, por la replicación y la transmisión de la enfermedad, debíamos usar nasobuco hasta dentro del hogar, sobre todo, para proteger a los niños y los ancianos.

En varias provincias ha comenzado la intervención sanitaria a la población. Teniendo en cuenta la situación de nuestro territorio, ¿está Sancti Spíritus incluido en alguna estrategia a corto o mediano plazos?

Sancti Spíritus está incluido, se va a hacer por municipio y debe comenzarse de inmediato. En próximos días, no conocemos exactamente cuándo, pero antes de 30 días se va a comenzar en algunos municipios y posteriormente se replicará a todos. La intervención en nuestra provincia será con Abdala y para los mayores de 19 años de edad. En la próxima semana comenzará en instituciones sociales: hogares de ancianos, centros psicopedagógicos y hospitales psiquiátricos.

¿Qué pronósticos pesan hoy sobre Sancti Spíritus?

Los pronósticos son al incremento. Debemos mantenernos durante aproximadamente 15 días en el incremento de casos, posteriormente entraríamos a una meseta muy alta y, luego, comenzaríamos el descenso; pero por ahora ni hablaremos de eso porque nos queda mucho. Hay que seguir cumpliendo con todas las medidas, cuidarse y conocer que hay nuevas variantes y que están causando fallecimientos.

Dayamis Sotolongo

Texto de Dayamis Sotolongo
Premio Nacional de Periodismo Juan Gualberto Gómez por la obra del año (2019). Máster en Ciencias de la Comunicación. Especializada en temas sociales.

3 comentarios

  1. Ahora estamos pagando la consecuencia de la brillante idea de unir el hospital materno y el hospital Clínico quirúrgico. Perdimos una institucion se perdieron capacidades hospitalarias. Ahora el caos una pandemia es que acaso los directivos no pensaron en eso. Bueno otra preocupación es que las maximas autoridades del Gobierno y el Partido le exijan más A los directivos de las empresas tener solamente el personal necesario el indispensable. Creen comisiones. Por favor estamos en una situación de Alarma epidemiológica. Ne dejemos que mas trabajadores se sigan enfermando y enfermando a sus familiares por un simple capricho. Saludos espero que me publiquen. Saludos y ojalá toda está pesadilla pase rápido.

    • Manuel Eduardo Polanco Pérez

      Qué curioso, y ahora en que se está utilizando la antigua instalación del Hospital Materno.
      Ese lugar tiene muy buena capacidad

  2. Juliana Oropeza.

    Aora sipario la gata de Catana. Lo que deben hacer es eiminar la tarjeta de abastecimiento y eliminar las colas

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Responder a Manuel Eduardo Polanco Pérez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *