¿Motorinas explosivas?

La provincia reporta 32 incendios provocados por el estallido de baterías en motos eléctricas del 2020 a la fecha

sancti spiritus, motorinas, motocicletas, incendio, explosion, salud publica
Ilustración: Osval

Con el oído pegado a la radio, la búsqueda en redes sociales y el intercambio de información entre vecinos, en los últimos días los espirituanos han estado muy atentos a un acontecimiento que los conmovió. Se trata de la explosión de la batería de una moto eléctrica que generó el incendio en una vivienda de la ciudad cabecera provincial, lo cual causó la muerte a dos adultos y a un menor, y lesiones a otras dos personas más, entre ellas un menor, además de la destrucción de buena parte del inmueble y bienes del hogar.

Sucesos como este continúan ocurriendo, no solo en el territorio espirituano, sino en el resto del país. Escambray intenta dilucidar las causas que provocan estos lamentables incidentes que del 2020 a la fecha ya suman 32 en la provincia, según estadísticas aportadas por el mayor Oreilys Quintero Pentón, jefe de Operaciones del Cuerpo de Bomberos en Sancti Spíritus.

“Estamos hablando de una situación muy preocupante —alega el mayor Quintero—, sobre todo porque en los primeros cuatro meses del presente año ya llevamos 17 incendios relacionados con motorinas y que solicitan la intervención de nuestras fuerzas especializadas, aunque sabemos que han ocurrido otros que no fueron reportados, por lo que la tendencia es al crecimiento, si consideramos que en el 2020 el saldo fue de 15 hechos”.

Para encontrar el origen de las posibles causas asociadas a los accidentes con motos eléctricas otros expertos vinculados a la Jefatura Provincial de Bomberos hablan de las reacciones generadas por el litio, un componente que se encuentra en el interior de las baterías y que es explosivo cuando se violan los parámetros técnicos.

Las baterías detonan en cualquier parte, existen reportes de hechos en plena vía pública, durante el tiempo de recibir la carga, en estado de reposo dentro de un local cerrado, en el patio de una vivienda, en las manos de una persona e, incluso, se han dado casos de incendios en motos que han estado meses sin rodar, pero todos guardan relación con los malos procederes, según afirman los especialistas del Cuerpo de Bomberos.

Nadie mejor que el mayor Ernesto Triana Caturla, jefe del Comando Provincial, con 28 años de experiencia en esta actividad, para conocer cómo se violan los protocolos, y las estadísticas así lo confirman. Del total de incendios ocurridos en motorinas durante el 2020, a siete se les habían adaptado las baterías, mientras que de las 17 del presente año, ocho fueron objeto de algún tipo de inventiva.

Pero en la amplia lista de irregularidades estudiadas por el cuerpo de expertos figuran, además, la violación del tiempo de reposo requerido después de ser usada la moto para conectarla al cargador, el cual no debe estar por debajo de los 45 minutos, como tampoco debe ponerse a rodar inmediatamente después de haber completado la energía, pues se exige de un margen de espera para que el litio se enfríe.

Esta propia fuente informativa revela que existen otras violaciones al perecer muy vinculadas a los accidentes ocurridos en apenas 16 meses en la provincia, entre las cuales figuran instalaciones eléctricas deficientes, dificultades con el voltaje del lugar y los equipos expuestos al sol o a altas temperaturas durante el proceso de alimentación de la energía.

Según sus consideraciones, las marcas más explosivas son las Águila y Mizuzuki, con seis detonaciones durante el 2020 e igual número de hechos en los primeros cuatro meses del 2021.

Hasta el taller de Adalberto Pérez Hernández, uno de los más de 20 mecánicos de motorinas que existen en la ciudad de Sancti Spíritus llegó Escambray. “La situación se ha vuelto compleja —dice—, cada vez son más las baterías importadas que no ofrecen ningún tipo de garantías, en ocasiones las hemos abierto sin usar y encontramos que traen el BMS invertido, las pilas de varios modelos y componentes defectuosos, lo que demuestra que son armadas de forma artesanal”.

Ante la interrogante de que si esa manera de armar las motorinas por piezas es posible, Pérez Hernández asegura que sí porque en Panamá y otros países del área venden los componentes y piezas y hay personas que se dedican a conformarlas sin ningún requerimiento técnico, no poseen registro de las normas de seguridad o contra incendio; el negocio es vender y muchos cubanos que salen a comprar no reparan en esos detalles.

Por otro lado, es cierto que los mecánicos les hacen adaptaciones y esa pudiera ser la causa de algunos incendios, cuestión que reconoce el experimentado mecánico: “El BMS de las baterías es prácticamente toda la seguridad que ella pueda tener, es como un fusible que se dispara ante cualquier irregularidad y alerta de un problema. Pero hay quien se lo desconecta, la pone directa y entonces no hay un mecanismo regulador. Pero las baterías son una caja de sorpresa, a mí me pasó que, después de un año y tres meses usando una, explotó y perdí todo el equipo en cuestión de minutos, fue cuando entendí que la garantía está en las baterías que se comercializan en Cuba”.

Vía correo electrónico Escambray contactó con David Rodríguez Seija, jefe de la planta de venta en la Empresa Ángel Villarreal, de Santa Clara, quien aseguró que son las baterías de litio las que provocan la mayoría de los accidentes registrados en la isla.

El directivo expuso que las baterías importadas por personas naturales tienen diferencias en cuanto a lo que dicen en sus etiquetas y las verdaderas propiedades, por ejemplo, algunas indican 72 voltios, 35 amperes, cuando en realidad el amperaje es de 25 a 28, esto hace que tengan una potencia inferior y al ponerla en un ciclo motor, que necesite más energía, se calienta y puede llegar a explotar.

Igualmente, señaló como causa de tales siniestros la eliminación del circuito protector y la colocación de puente en el fusible, incluso la confección de baterías empleando los componentes de otras que ya cumplieron su función, pero lo fundamental es respetar los requisitos técnicos en el momento de poner a cargar el equipo o de usarlo después de completar su energía, algo que se viola frecuentemente.

Sobre la seguridad de las baterías que venden con las motos eléctricas ensambladas en la industria Minerva, Rodríguez Seija aseguró: “Los equipos comercializados por nuestra empresa llevan baterías que son de muy buena calidad, hasta hoy no tenemos reportes de ningún incidente de ese tipo”.

Según datos publicados por Granma, entre 2017 y 2020 las motos eléctricas se hallaron entre las principales causas de incendio en Cuba. La mitad de los accidentes ocurrieron en horario nocturno y 107 fueron causados por dejar el medio cargando sin supervisión, lo que ha conllevado a que el Ministerio del Interior recomiende prestar atención a sus parámetros de funcionamiento.

Escambray lamenta profundamente el malestar causado entre los lectores espirituanos con la publicación de una ilustración en el comentario ¿Motorinas explosivas?, de la periodista Xiomara Alsina Martínez. Si bien la referida ilustración se ajusta al contenido del texto periodístico, que aborda el fenómeno de los incendios provocados por motorinas y qué causas los determinan, también reconoce que la ilustración puede herir susceptibilidades debido, exclusivamente, al contexto que vive Sancti Spíritus hoy, marcado por la dolorosa muerte de tres personas (entre ellas, un niño) en un incidente de este tipo. Escambray asume la responsabilidad por la inoportuna selección del recurso gráfico.

Xiomara Alsina

Texto de Xiomara Alsina
Reportera de Escambray por más de dos décadas. Especializada en temas socioeconómicos.

28 comentarios

  1. Amigos considero que para opinar d estos asuntos técnicos, se debe estar al menos, bien informados.
    Primero, aunque la mayor incidencia sea en una marca determinada d motorinas, quien se incendia y explota, provocando la destrucción del ciclomotor, así como d otros bienes materiales y lamentablemente, d vidas humanas, NO son las motorinas, SINO, las baterías que llevan dentro.
    Segundo, al ser la marca Águila, d Unison Internacional, al igual que Mishozuki, d las que 1ras que empezaron a entrar al país, NO es d extrañar, que sean las d mayor incidencia en estos lamentables «accidentes», pues sus baterías originales fueron también d las 1ras, en cumplir su tiempo d vida y ser reemplazadas, incluso, varias veces.
    Tercero, dentro d las mejores baterías que han entrado al país están la Ava Green Energy d Unison Internacional, la que hace y comercializa el modelo Águila, q dicho sea d paso, es la única d las baterías d las que entran al país, q cuenta con una certificación internacional d calidad ISO, para su comercialización segura hasta en Europa. También las baterías Mishozukis, gozan d gran popularidad y prestigio, al haber estado desde el comienzo entre las mejores.
    Finalmente, NO voy a mencionar marcas para no herir sensibilidades éticas, pero le recomiendo al Mayor Triana, al igual que al público preocupado por este tema tan latente e importante, que consulten a Técnicos Especializados, para hablar d las verdaderas BATERÍAS MALAS y DEFECTUOSAS, artífices d los grandes siniestros provocados por su mala calidad, así como por «defectos d fabricación», como son, conexiones d puertos d carga y descarga INVERTIDAS. Lo otro, es RESPONSABILIDAD d manos inescrupulosas, que sin la calificación y sin los equipos y piezas d repuesto adecuadas, inventan y manipulan baterías d CUALQUIER marca, con el fin d «repararlas» o «hacerles mejoras» para un mayor rendimiento y así, añadir unos cuantos pesos a sus bolsillos.
    Espero entiendan hasta aquí, pues, No es correcto «que paguen justos por pecadores».

  2. Motos MiSuzuki, a quien se le ocurre? Una marca asi es a las claras un copia de malisima calidad que trata de venderse confudiendo al cliente.

    Al final como dice el refran popular, los barato sale caro. En cualquier lugar del mundo hay que preguntarse por que esta cosa eneste lugar cuesta la mitad de lo que cuesta en la esquina? A veces hay razones pero la mayoria de las veces es una estafa.

    En el canal de Panama es secreto a voces que las mulas cubanas compran LO MAS BARATO asi que si dos o tres tipos se ponen a armar baterias en el patio de su casa y luego las venden a mitad de precio, pues saben que se las van a comprar y que ademas van a explotar en otro pais.

    Y la aduana tiene mucha responsabilidad. Se preocupan mas por cobrar las tasas que por asegurarse que un equipo potentialmente peligroso cumple con las normativas vigentes y esta certificado por alguna autoridad competente, no por Cheo el de la Buhonera.

  3. Yadira Y. García Martínez

    Considero chocante hasta contraproducente para lo interesante que está el artículo la caricatura usada, solo con verla sé que gran parte del pueblo espirituano que ha sufrido la tragedia acontecida a esta familia y ha llorado las pérdidas no lo va a leer, pues yo incluso pensé no hacerlo, si Cubadebate es capaz de corregirse considero estén a tiempo de hacerlo, errar es humano pero rectificar es de sabios…muy bueno el artículo la caricatura fuera de lugar😔

  4. Jorge Félix Calderón

    En el contexto que se está viviendo, por la pérdida de 3 personas en ese trágico incendio, y más saliendo esta publicación de nuestra prensa que es la de todos los espirituanos que reflejan su quehacer del día a día.
    No creo que la foto sea la adecuada y más que si se mira bien, pues la señora que maneja está hablando por teléfono, violando el código de tránsito.
    Por lo del texto, realmente no sé lo que dice, pues al ver esa funesta imagen digamos de humor negro pero bien negro, no me motivó a leerlo.
    Por favor equipo de escambray, valoren.
    Gracias

    • Qué pena que haya personas que juzguen los libros por su carátula. Si no lo leyó cómo sabe que la caricatura (no es una foto) no se ajusta al texto? Yo lo leí (porque aprendí que hay que conocer antes de juzgar) y a mí me parece que el artículo no va de eso. La idea central es el fenómeno de la explosión de las motorinas, por qué pasa, con qué frecuencia, cómo evitarlo. Se menciona el hecho que desgraciadamente sucedió y que todo SS conoce, pero la caricatura no se burla de ese hecho. Es mi opinión. Como usted da la suya. La diferencia es que yo leí antes de opinar. Usted no. Pero bueno, cada cual es libre de dar su criterio, aunque sea con una total falta de argumentos y demasiada ira.

  5. Esix Castañeda Modesto

    AMIGOS, PERDONEN, pero deberían reconsiderar el uso de esta caricatura con tono humorístico. No hace ni un par de semanas del incendio y en los últimos 4 días hubo 2 fallecidos. Perdonen; pero, por favor…

  6. El otro problema es entre la crisis y el bloqueo imagino que a Cuba se le ha hecho difícil mantener cifras que cumplan en cuanto a las baterías, eso sin contar que seguro caen presas del invento en su comercialización. Así que mientras, a seguir arriesgando a suerte y verdad con la legitimidad y factibilidad del producto en el mercado del lleva y trae…

  7. Lamentable el fallecimiento de los dos adultos y un menor. En lo personal no veo con agrado la caricatura usada en este artículo, no le veo nada de cómico ni gracioso, cuando se debe llamar más a la reflexión, existen fallecidos y cuantiosas pérdidas materiales por lo que no veo la relación entre la misma y el problema en sí. Reiteró mi pesar por las pérdidas humanas.

    • Esix Castañeda Modesto

      Muy de acuerdo contigo, hermano. Tampoco me parece apropiada la caricatura.

      • Liudmila Quincoses

        Es una falta de respeto publicar esta caricatura. Podrían hacer un reportaje de por qué llegaron tan tarde los bomberos. Murieron tres personas. Es muy triste, es momento de tener sensibilidad y de ayudar a esas personas. Lo menos que pueden hacer es ofrecer una disculpa. Aquí no hay nada gracioso. Al contrario ha sido una tragedia. Un poco de humanidad, por favor.

        • Liudmila Quincoses

          Ahora me dicen que llegaron bien rápido los bomberos. Bueno, me disculpan si fui injusta con mi comentario. El artículo es bueno, pero la caricatura es inaceptable.

          • Dicen los bomberos que no se preocupe, Liudmila, que no ha sido más injusta con ellos que con otras esferas de la vida sociocultural de Sancti Spíritus. No estamos al cabo de saber si esa amplia capacidad de errar ha llegado hasta tierra azteca.

          • Lo inaceptable es que ustedconociendo al colectivo de Escambray hable de poca sensibilidad, es cierto que se cometió un error pero estoy segura que no fue a propósito

      • A mí no me pareció apropiada ni la caricatura ni la foto que salió en los otros trabajos, porque hasta donde se sabe nadie le pidió permiso a la familia para exponer la fachada chamuscada de la casa en las redes sociales. Si vamos a hablar de faltas de respeto vamos a hablar de todas.

    • Vale la pena un artículo sobre el tema en estos tiempos, para que seamos prudentes, previsores. Pero la caricatura es de mal gusto. De qué debemos reírnos en estos momentos cuando la ciudad se ha unido en el luto que envuelve a una familia? Estará bien pensada esa caricatura justo ahora, pregunten a los sobrevivientes del incendio si les causa risa!

  8. Eduardo Cubilla

    Este tipo de artículo y su información debería exponerse con mayor regularidad por todos las vías de comunicación, prescindir de las motorinas no es una opción, pero formar una cultura sobre el uso de las mismas debe ser el camino. Considero que se deben regular las adaptaciones, certificar las baterías y establecer normas rigurosas para todo los talleres, el alto riesgo requiere una visión más amplia que la comercial. El cliente quiere resolver y el taller cobrar pero en esa interacción no podemos hipotecar la vida.

    • Precisndir de la motorinas SI ES UNA OPCION. El cubano prescinde de muchas cosas, asi que tener que caminar un poquito mas o pagar un poco por motorinas de mas calidad es siempre una OPCION.

      Al final los muertos no pueden manejar la motorina, y aunque se les quiere culpar a los duen~os la realidad es que esos artefactos son una bomba rodante. Explotan si los cargan muy rapido, explotan si los manejan despues de cargarlos, explotan si hace calor, explotan si hace frio, explotan por explotar.

      Recordemos que a Samsugn tambien le explotaron las baterias de sus telefonos, explotaban hasta en los aviones, hace varios an~os y la solution fue RECOGERLOS TODOS y cambiar el tipo de baterias que usaban.

  9. Porque el mismo nivel de exigencia que tiene la aduana en los aeropuertos no se traslada a la importación de esos artefactos que ponen en peligro la vida y bienes del ciudadano..En caso de ser perjudicado por una explosión quien le paga daños y perjuicios al perjudicado y cuál es la solución que propone la autoridad…Una recomendación..Por Dios esto es muy serio

    • Por que no importar y venderle al cubano motos de calidad y carros de calidad a precios justos?? Por que no exigir y reclamar por esto?? Nada tiene que ver el bloqueo externo con esto.

      • Esix Castañeda Modesto

        De acuerdo. Creo que los altísimos precios establecidos para la importación de autos nuevos, o de motos, tiene que ver con esto.
        POR LO MENOS debería autorizarse la importación de motos de combustión interna de hasta 60 o 100 cc, para que un número amplio de personas pudiera resolver sus problemas de transportación sin tener que recurrir a los terribles peligros del litio.

  10. Por que los cubanos han recurrido a la motorina?? Cuales son las causas y quien las posibilita?? Preguntemosle al pueblo, con el oido en el pavimento y sin invento.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Responder a Un poeta ahí Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *