Plazas y espacios de la Villa del Yayabo

Plazas y espacios de la Villa del Yayabo

Manuel Echevarría Gómez

Durante la época colonial, ya avanzada la conquista y colonización de la isla, surgen en las primeras villas las plazas destinadas a la actividad religiosa y mercantil, las reuniones de vecinos que venían a oír los anuncios de guerras, amenazas de ataques piráticos y promulgación de leyes y bandos de la más variada índole.

Pero las plazas eran también lugares de encuentros entre los parroquianos de la villa a la salida de la iglesia y las tardes reservadas al recreo; espacios donde el abolengo y la jerarquía social se confundían con el rumor callejero de los pregones.

De las plazas y plazuelas surgieron, en los primeros años de la república, los parques espirituanos que todavía hoy conservan su estructura, en algunos casos menguada por el paso del tiempo.

Parque y retretas

Tan significativas resultaron las retretas que muchos de los parques de las municipalidades y pueblos de la provincia se construyeron pensando en el lujo cultural de reservarles el espacio más connotado, generalmente una glorieta levantada a cierto nivel para que los músicos pudieran ser vistos y escuchados desde cualquier ángulo.
Todavía hoy pervive la glorieta del “Serafín Sánchez”, donde la banda de música espirituana no acaba de formalizar su programa de conciertos por razones imputables a su reconstrucción. Su parigual del parque Maceo en la zona septentrional de la ciudad desapareció inexplicablemente.
Al norte de Sancti Spíritus, otra plaza colonial fue sustituida en 1911 por un parque al que se llamó sucesivamente de la Libertad y Maceo, animado por retretas nocturnas los jueves y los domingos.
En aquel lugar se dieron reunión los famosos coros de clave representando diferentes barrios de la ciudad los días 25 de diciembre y allí organizaron verdaderas batallas verbales que pasaron a la historia como una de las tradiciones más ricas del acervo popular yayabero.
En el Parque de la Caridad, como también se le conoce porque alberga en uno de sus flancos la Iglesia del mismo nombre, se reunió la vanguardia marxista para dejar constituido el Partido Comunista de la localidad.

Con el advenimiento de la república desaparecieron en Sancti Spíritus las plazas coloniales y en su lugar se construyeron lo que la prensa local reflejó en sus páginas como “bellos parques de estilo inglés” con áreas pavimentadas y enriquecidas con arbustos, bancos de hierro y madera y dotadas de faroles para su iluminación.

Los parques constituyen sin dudas focos de animación cultural y social que atesoran una muy rica historia y que es menester guardar a buen recaudo como parte inseparable del patrimonio cultural que nos distingue.

 

Multimedias Escambray.
Copyright © 2013 – Todos los derechos reservados.

Escambray en Youtube

  • Graficarte

  • Edición impresa