Periódico de Sancti Spíritus

Sancti Spíritus: La ciudad de la cerámica (+fotos)

EnBarrArte propicia el intercambio entre generaciones de ceramistas.Proveniente de varias provincias cubanas se dieron cita en la casa-taller del artista de la plástica Félix Madrigal un grupo de creadores para protagonizar la IV Bienal Espirituana de Cerámica Artística EnBarrArte.

El barro humanizó las primeras células sociales. Ha sido sustancia vital en la forja de mitos, historias y civilizaciones. La tradición bíblica comenta cómo la especie humana surgió del polvo de la tierra. Engels sugiere que las primeras vasijas utilitarias constituyeron evidencias plausibles de una mayor independencia y habilidades de la mano con respecto al medio natural. La antiquísima ciudad de Babilonia devino paradigma gracias a sus excelentes edificaciones creadas con la abundante arcilla existente entre los ríos Tigrs y Éufrates.

Ese modestísimo material ha impulsado al homo sapiens a ir perfeccionando las técnicas del modelado de piezas escultóricas y vasijas para contar historias sobre formas de vida y aspiraciones humanas. Bajo ese principio, Sancti Spíritus se transformó durante la semana que concluye en la ciudad de la cerámica artística. Embellecer y cronicar vivencias hacen de este arte una vía de fundir lo bello con lo utilitario.

Proveniente de varias provincias del país se dieron cita en la casa-taller del artista de la plástica Félix Madrigal un grupo de creadores para protagonizar la IV Bienal Espirituana de Cerámica Artística EnBarrArte, encuentro fraterno de quienes modelan el barro con devoción y belleza. Fueron cuatro días de intensa jornada donde cada cual vertió sus habilidades en un ambiente de pura camaradería.

La veintena de ceramistas participaron en encuentros teóricos, intercambio de experiencias, exposiciones y demostraciones prácticas de modelado en espacios públicos como el bulevar espirituano. Organizado a partir del proyecto Volumen y espacio que lidera hace más de una década Madrigal junto con su esposa Aida Hernández, EnBarrArte se ha constituido en vehículo aglutinador de una tradición milenaria en la región central del país.

Agustín Villafaña (Yeti), uno de los vicepresidentes de la Asociación Latinoamericana de Artistas Plásticos y miembro de la Asociación Iberoamericana de Ceramistas, declaró a Escambray que encuentros como el EnBarrArte ameritan el apoyo institucional por la calidad de su propuesta y la riqueza cultural que cosechan no sólo los participantes, sino también la población que disfruta de sus acciones culturales. “Hay que potenciarlo, integrarlo a proyectos similares que se realizan en América Latina y el Caribe”, concluyó.

Y no podía ser para menos, porque entre el ajetrear de los participantes para concluir sus obras fueron inaugurándose exposiciones de cerámica y pintura. En la sede de la UNEAC se abrió al público No hinca, pero pincha, de Villafaña, muestra que exhibe ocho lienzos montados sobre percheros y cuatro cartulinas a tinta, donde se sintetiza el rico imaginario popular y personal del artista.

Hay otra colectiva en la Galería de Arte Oscar Fernández Morera, Convergencia, resumen de anteriores encuentros que revela diversos grados de calidad artística mediante la forma de vasijas y platos moldeados y decorados por los artistas participantes. En la Sociedad Cultural José Martí se puede apreciar también una colección de platos hábilmente decorados de Roberto Ávila Hernández, quien desarrolla toda una historia fabulada de personajes y faunos.

El Hotel Plaza acogió la reinauguración de 16 cuadros de Félix Madrigal bajo el título Con los pobres de la tierra, conjunto de pinturas dedicadas a reflejar aspectos esenciales de la condición humana bajo preceptivas neofigurativas que tanto recuerdan la estética de Villafaña, dado también a plasmar el ser y su entorno con gracejo, pero sin renunciar a sus provocadores ensueños.

Como colofón, los participantes a este encuentro se comprometieron a crear un mural cerámico para contribuir con los festejos por el medio milenio de la fundación de la ciudad de Sancti Spíritus, a celebrarse en el 2014. Así se despiden de una bienal que ha logrado consolidar el interés de especialistas, artistas y público en general para bien de quienes desean conjugar lo bello y lo útil. Se trata de un arte ennoblecedor que mantiene la tradición de sostener el aliento bíblico y la evolución de la especie humana necesitada de belleza espiritual.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.