Caso de los Cinco: un año 2012 de dura lucha

Organizaciones y movimientos de más de 25 países reclamaron la libertad de los héroes cubanos.El caso de los Cinco cubanos presos en los Estados Unidos desde hace 14 años por luchar contra el terrorismo añadió a su currículo nuevos y sólidos elementos e iniciativas en el 2012 que refuerzan la lucha por la liberación de Gerardo, Ramón, Fernando y Antonio, así como por la de René, quien cumple en la Florida su segundo año de libertad condicional.

Ya el 5 de enero del pasado año, Amnistía Internacional (AI) volvió a referirse al caso de los Cinco y lo incluyó en el fragmento dedicado a Estados Unidos en el acápite de juicios injustos. Este es el único juicio en ese país que Amnistía Internacional califica de injusto, señaló el sitio web antiterroristas.cu.

Entre las acciones más importantes emprendidas el pasado año por la liberación del grupo figura la visita que le hizo Adriana Pérez, esposa de Gerardo Hernández Nordelo, a Navi Pillay, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, el pasado 5 de marzo en Ginebra, Suiza. Adriana le explicó a Pillay los sufrimientos de la familia y los Cinco durante los 14 años de su encierro, las violaciones en el proceso y otros detalles del caso.

Al día siguiente, la esposa de Gerardo denunció en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en esa ciudad las ilegalidades cometidas en el caso de los Cinco, durante un diálogo interactivo con el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias.

El 18 de abril se llegó en Managua al acuerdo del parlamento de Nicaragua de exigir la liberación de los cinco cubanos, y el propio día tuvieron lugar acciones de lobby y distribución de información en el Congreso de EE. UU., durante la segunda jornada de la Campaña Cinco Días por los Cinco, las cuales fueron seguidas el 20 y el 21 por un debate Obama, Give Me Five, en el que participaron Wayne Smith, José Pertierra, Cindy Sheehan, el excanciller nicaragüense Miguel D’Escoto y otras personalidades.

El sábado 21, alrededor de 25 activistas de Norteamérica y Europa, miembros del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, contactaron con el Congreso de los Estados Unidos con unos 40 senadores y representantes, a los cuales les explicaron las particularidades e injusticias del caso de los Cinco.

Dos días más tarde, y como parte de la Jornada Cinco Días por los Cinco, organizaciones y movimientos de más de 25 países reclamaron la libertad de los héroes cubanos, con un barraje de  cartas, telegramas y correos a la presidencia estadounidense y mítines ante embajadas de ese país en distintas partes del mundo.

A finales de junio, el delegado cubano, Pablo B. Oliva, presentó la declaración en ocasión del XX Período de Sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra y participó en un debate interactivo con la Relatora Especial sobre la Independencia de Magistrados y Abogados de ese órgano, Gabriela Knaul, quien se opuso a los procedimientos seguidos contra los Cinco, insistiendo ante el Gobierno de Washington.

El 12 de septiembre, al cumplirse 14 años del injusto encierro de los Cinco, organizaciones y medios de prensa, así como personalidades de los EE.UU., Canadá y de distintos países latinoamericanos y caribeños presentaron textos con declaraciones, enviaron mensajes a la presidencia de los EE.UU. e hicieron manifestaciones frente a embajadas y consulados yanquis en distintos países exigiendo la liberación de los Cinco.

En octubre, de nuevo la Alta Comisionada de la ONU sobre los Derechos Humanos, Navi Pillay, reiteró en Ginebra su interés por el caso de los Cinco, mientras en ese mes y en noviembre un grupo de prestigiosas figuras como el juez chileno Juan Guzmán, el Presidente de Guayana, la reverenda estadounidense Joan B. Campbell y su compatriota Louis Farrakhan, presidente del grupo Nación del Islam, se pronunciaban en favor de los cubanos presos.

En el orden institucional, en noviembre y diciembre hubo importantes iniciativas, como la de la izquierda del Parlamento Europeo, el 17 de noviembre, respaldando a los Cinco, lo que fue seguido el 23, cuando congresistas brasileños reclamaron la libertad del grupo en una reunión sostenida en la Cámara de Diputados en Brasilia, con la participación de diputados, senadores, legisladores y miembros de los grupos de solidaridad con la isla.

Nuevas acciones se efectuaron en Washington a inicios de diciembre, cuando el Comité para la Libertad de los Cinco en Estados Unidos pidió el día 4 al senado liderar acciones inmediatas para la excarcelación de los antiterroristas cubanos arbitrariamente confinados en prisiones de ese país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *