Periódico de Sancti Spíritus

Nuevo paso hacia la paz en Colombia

El acuerdo sobre el quinto punto de la agenda de diálogos entre el gobierno colombiano y las FARC-EP está contenido en un documento de más de 70 páginas que será revelado este martes

Representantes del Gobierno colombiano y de las insurgentes FARC-EP anunciarán este martes el acuerdo sobre el tema de víctimas. (Foto Telesur)

Representantes del Gobierno colombiano y de las insurgentes FARC-EP anunciarán este martes el acuerdo sobre el tema de víctimas. (Foto Telesur)

Representantes del Gobierno colombiano y de las insurgentes FARC-EP anunciarán mañana el acuerdo sobre el tema de víctimas, uno de los más controversiales de la agenda pactada inicialmente para los diálogos pacifistas, confirmó este lunes la Casa de Nariño.

Los equipos de la mesa de concertación, instalada en Cuba desde 2012, divulgarán el texto completo del pacto -enfocado en el derecho a la verdad, la justicia y la reparación, así como en las garantías de no repetición-, añadió la oficina de prensa de la Presidencia de la República y citado por la agencia Prensa Latina.
En el acto, que se realizará en La Habana, estarán presentes víctimas del conflicto interno, precisó la misma fuente.
Hemos cerrado satisfactoriamente la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y el consenso parcial sobre el punto cinco, escribió en su cuenta de Twitter el comandante Iván Márquez, vocero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).
Considerada uno de los acápites más espinosos de las discusiones, la JEP fue sometida anteriormente a revisión por ambas partes beligerantes con el objetivo de precisar algunos detalles de su contenido.
Tal tratado contempla los mecanismos para investigar, juzgar y sancionar a responsables de la larga confrontación bélica, sin impunidad para crímenes de lesa humanidad pero con beneficios de indultos y amnistías en casos de delitos políticos y conexos.
Como resultado de las conversaciones en la capital cubana, las dos delegaciones lograron convenios en los temas de reforma rural integral, participación política y combate a las drogas ilícitas, además de pactar un protocolo para la búsqueda de desaparecidos en el contexto de la guerra y otro encaminado a desminar progresivamente el país.
Resta por establecer los términos del cese el fuego bilateral, la dejación de las armas, desmovilización y reintegración a la sociedad de los ahora combatientes.
El 2015 fue un año de importantes pasos rumbo al fin del conflicto colombiano, esperamos que 2016 sea el de la paz, comentó a la prensa el senador Iván Cepeda, facilitador de las pláticas a favor de la distensión, quien abogó igualmente por el pronto inicio de encuentros formales con el Ejército de Liberación Nacional, también involucrado en la contienda.

En Cuba grupo de víctimas de conflicto colombiano

Una delegación de víctimas del conflicto armado colombiano llegó este lunes a La Habana, para asistir a la firma del acuerdo entre el Gobierno de ese país y las insurgentes FARC-EP sobre el punto referido a los afectados por esa confrontación, de acuerdo con el reporte de la agencia Prensa Latina.

Las delegaciones del Ejecutivo del presidente Juan Manuel Santos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) sellarán mañana el acuerdo concerniente al tema de las víctimas del conflicto, uno de los más complejos y sensibles del proceso de paz, desarrollado desde 2012.
Con motivo de ese acontecimiento viajó a La Habana una delegación compuesta por 10 víctimas -en representación de los damnificados de la confrontación- para participar en la rúbrica del documento, que incluye los componentes de verdad, reparación y garantías de no repetición, y el sistema de justicia transicional a aplicarse.
Según informó la televisión nacional, el grupo de afectados por el conflicto fue recibido a su llegada a esta capital por los garantes del proceso de paz (Cuba y Noruega), así como por representantes de las respectivas delegaciones de paz.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.