Periódico de Sancti Spíritus

Sancti Spíritus: La economía que va y viene

sancti spiritus, economia espirituana, fabrica de cemento siguamey, tabaco, empresa lactea

La Fábrica de Cemento Siguaney aparece entre las entidades con notables desbarajustes con los compromisos pactados.

Según los análisis oficiales realizados por las autoridades de Sancti Spíritus, al cierre del 2017 los indicadores fundamentales mantuvieron un comportamiento favorable

Avicultura espirituana sobrepasa la producción de huevos planificada para el año

El año del camarón

El alcohol desborda la copa en Sancti Spíritus

Escribir de economía en Cuba hoy puede conducir a un laberinto tan complicado como una partida de ajedrez. Pero sobre ese tablero imaginario se ubican más preguntas que piezas, más incertidumbres que un sellador jaque mate. A la mayoría de los lectores poco les dicen tecnicismos como valor agregado bruto, superávit o ingresos cedidos. A la mayoría de los lectores les dice mucho más cuando encuentran la carne de cerdo a 16 pesos la libra, la de tomate aunque sea a 7 o el detergente que buscan en el punto de shopping de la esquina.

Pero la economía no se compone solo de las tantas necesidades diarias y visibles que signan la modernidad y tampoco de la relación entre los billetes del monedero con el costo muchas veces asfixiante de la vida, en una isla donde no puede pasarse por alto el subdesarrollo, las contadas e insuficientes fuentes de ingreso, ni los tropezones gratis que el bloqueo manda.

Según los análisis oficiales realizados por las autoridades políticas y gubernamentales de Sancti Spíritus, al cierre del 2017 los indicadores fundamentales mantuvieron un comportamiento favorable: desde las ventas netas, la producción mercantil y física, hasta los gastos de salario, las utilidades antes del impuesto y la ejecución del presupuesto.

Pero este resultado para nada significa una satisfacción plena de las necesidades de los espirituanos, ni que todas las entidades productoras o de prestación de servicios honraron por igual sus compromisos con los consumidores y menos que cada una de ellas exprimiera al máximo sus potencialidades.

Por ejemplo, en el sector agropecuario —decisivo en los desenvolvimientos de la provincia y en los giros de la opinión pública por su implicación en la mesa de todos—, aunque se logra cumplir la mayoría de los pronósticos y compromisos aún se arrastran serias debilidades en los procesos de comercialización, falta control sobre los destinos de las cosechas y el uso de las áreas entregadas en usufructo, desaprovechan terrenos, falta diversificación de los cultivos, entre otros raquitismos que inciden sobre la espiral de los precios.   

Dentro de las otras ramas que conforman la base económica del territorio aparecen algunas entidades más señaladas por sus notables desbarajustes con los compromisos pactados: la Empresa Láctea Río Zaza, Cemento Siguaney, Acopio y Beneficio del Tabaco, Campismo, Empresa Integral Agropecuaria, Comercio de Trinidad y Fomento, entre otras.

Se sabe que determinadas insuficiencias dependen de recursos imprescindibles para los procesos o materias primas provenientes de la importación, pero la mayor responsabilidad con estos incumplimientos va de la mano de la desorganización e ineficiencia de los colectivos laborales, así como de la incapacidad de sus consejos de dirección para prever, proyectar, buscar salidas, despabilar las potencialidades y reservas de cada área y de todos sus trabajadores.

En el otro extremo de la pirámide se ubican empresas y unidades que lograron imponer récords o consiguieron importante volúmenes en sus producciones o prestaciones a base de previsión, competencia, laboriosidad y eficiencia, por ejemplo, el Porcino, la Empres del Cultivo del Camarón, la Destilería de Tuinucú con la excelencia de sus alcoholes, los cosecheros de frijol y maíz y el transporte de pasajeros, entre otras. 

En el escenario del 2017 ni el analista más miope podría pasar por alto las devastadoras consecuencias de una extensa sequía, primero, y el paso del huracán Irma por la costa norte espirituana, después, que echó por tierra buena parte del fondo habitacional y de los centros estatales y, por ende, obligó a desembolsar importantes sumas de dinero para la evacuación y la recuperación.

Pero el meteoro también sentó las bases para un mejor desenvolvimiento agropecuario este año al llevar a sus niveles óptimos el manto freático y los embalses del territorio, donde se resguarda una importante reserva de agua para el desarrollo de los cultivos y el ganado.

Además, la contingencia despabiló voluntades, inteligencias, controles y hasta humanos sentimientos en aras de una recuperación que ya supera el 30 por ciento de las afectaciones, con una visión estratégica al buscar soluciones más duraderas y dejar en mucho mejor situación las viviendas y centros reparados.

Luego de cuentas y más cuentas la utilización del presupuesto del territorio logró superávit, es decir, más ingresos que gastos; se logró usar racionalmente la energía de acuerdo con las cifras concebidas; el aporte de los fondos exportables creció y el aporte del impuesto territorial para su utilización en función del desarrollo local se ejecutó de acuerdo con lo previsto en inversiones, reparaciones y mantenimientos, fundamentalmente para beneficio de la Salud pública, la Educación, Cultura, Comercio y los Viales.  

Sin embargo, el sector turístico no consiguió brillo en todos sus indicadores; ni los procesos inversionistas corrieron igual suerte por debilidades en la contratación, la organización y preparación de las obras, la entrada tardía de los recursos, el desaprovechamiento de las jornadas, la saga del descontrol y la desorganización que dejaron su huella en la calidad de algunas obras.

Cada año la economía va y viene. Enero vuelve a plantar sobre el tapete expectativas, sueños y complejas realidades, desde el hogar más humilde hasta la más consistente empresa. Nada más parecido a una partida de ajedrez, pero con un tablero mucho más abarcador que simples piezas blancas y negras, un tablero repleto de matices, búsquedas, inquietudes y desafíos.


Comentarios

6 Respuestas to “Sancti Spíritus: La economía que va y viene”
  1. ylesus dice:

    Sabia periodista, sabemos que usted por encima de su opinión, tiene la fórmula y la capacidad para resolver lo que los consejos de dirección de las empresas no puede. Ilústrenos con sus vastos conocimientos para que se resuelvan los problemas. Digo, si usted critica es porque si sabe, no?

    • jotaefe dice:

      Amigo Ylesus, los periodistas están para criticar, aunque no sepan ni un ápice de lo que hablan. La cosa cambia cuando son ellos el objeto de la crítica, se sienten ofendidos. Cuanta cosa banal y superflua se publica y nadie las critica. Los periodistas cubanos hacen su trabajo sin salir del periódico haciendo llamadas telefónicas la mayoría de las veces, por eso muchas veces las fotos son de archivo o los temas que se tratan son desactualizados. solo en los medios digitales se puede dar tu opinión, pero todos hacen caso omiso a lo que opinamos.

    • Yordanys dice:

      Tengan cuidado usted y su “amigo” jotaefe no estén comentando desde la misma máquina, con el mismo IP, que esta gente se va a dar cuenta de que se trata de una misma persona resentida. Sepan que con el IP se pueden saber muchas cosas. Digo yo, que soy informático pero sé reconocer cuando hay ensañamiento.
      Suerte en la vida.

      • ylesus dice:

        Amigo Yordanys, solo puedes ser el administrador del sitio para ver los IP de los que escriben, trabajas en el periódico, por eso no estás acostumbrado a ser blanco de las críticas. Te aventurastes a hablar de un tema en el que te equivocas, el IP que tu ves es el del servidor que está de cara a internet, no es mi IP real. Además lo puedo hacer con mi móvil en la WIFI, en una sala de navegación, donde quiera porque, que delito cometo al no estar de acuerdo con la opinión de una periodista, eso se llama libertad de expresar lo que siento sin sensura. Te equivocas también en que es la misma persona, para que decir mi opinión con otro seudónimo si ya dije lo que pienso con el mio. En parte concuerdo con JOTAEFE y en parte no, pero esa es su opinión y la respeto.

        • Yordanys dice:

          Amigo, tú crees que si yo fuera el administrador de Escambray te diría que tengas cuidado, que en el panel de administración se ve el IP? Tú crees? No soy administrador de nada, solo te daba un consejo porque sé de lo que hablo, cosa que evidentemente no puedes decir tú a juzgar por la barbaridad que has puesto. Zapatero a sus zapatos. Deje que los informáticos sepamos de IP, si no me hace caso, allá usted con la gente de este sitio, que seguro como águilas que son, no cazan moscas.

          • ylesus dice:

            Ja ja ja, mira quien habla de resentido, el único que sabe IP y el único que es informático, dime ahora de mi nuevo IP. Je je je


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.