Yonger Bastida: Estoy contento con mi resultado

El luchador espirituano Yonger Bastida recientemente se coronó como campeón mundial juvenil

sancti spiritus, campeonato mundial juvenil de lucha
Desde ahora Yonger se prepara para el próximo ciclo olímpico.

Fuera de los colchones, Yonger Bastida Pomares repasa cada minuto del combate frente al iraní Abbas Ali Foroutanrami en el Campeonato Mundial Juvenil de Lucha con sede en Tallin, Estonia.

Y sopesa, por fin, el tamaño de la medalla de plata que logró en su primer gran evento internacional, cuando está a punto de cumplir 20 años. “Era la primera vez que competía con todos los rivales que enfrenté; me golpeó un poco el peso porque no llego a los 97 kilogramos, pero estoy contento con mi resultado”.

Y debe estarlo, hace solo un año llegó a la selección nacional como paso lógico y consecuente desde que se decidió por este deporte en su natal Trinidad cuando tenía solo seis años.

“Siempre me gustó y por eso me he dedicado a esta disciplina con mucho esfuerzo. Entré a la EIDE cuando estaba en quinto grado y allí tuve muy buenos entrenadores”.

Precisamente esos preparadores lo consideran un luchador muy técnico y también decidido sobre el colchón, razón que lo ha llevado a ganar varias medallas y títulos en todas las categorías y competencias.

El derecho al Mundial lo ganó cuando obtuvo oro en el Panamericano de este deporte efectuado en Guatemala, aunque en esa oportunidad peleó en los 92 kilogramos y solo recibió dos puntos.

El peso es algo que debe resolver en este ciclo que inicia y en el que agradece la posibilidad de codearse en Cuba con hombres de talla mundial: “Eso te desarrolla mucho porque esos atletas te enseñan, te dan consejos, al igual que los entrenadores, que tienen mucho nivel. Ya estoy pensando en el próximo ciclo olímpico y sé que para eso tengo que seguir esforzándome todos los días”.

Y pondera el papel de quienes participaron en el Mundial de donde Cuba regresó con dos títulos: el de Milaymis de la Caridad Marín Potrillé, en los 76 kilogramos, el primero de una luchadora cubana de todas las categorías, y el del grequista Gabriel Rosillo, en los 97 kilogramos.

“Fue una competencia de mucho nivel y el resultado no pudo ser mejor”.

One comment

  1. Yonatan Bastida Pomares

    Este joven atleta va a llegar aser 1 campeón olímpico estoy seguro de eso

Responder a Yonatan Bastida Pomares Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *