Raúl y Margaret Chan inauguran en La Habana centros para el desarrollo biofarmacéutico

Raúl junto a la directora de la OMS, Margaret Chan. Foto: Ladyrene Pérez/ CubadebateEl presidente cubano inauguró en La Habana la nueva sede de los centros para el Control Estatal de Medicamentos y el Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos

Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Clarissa Etienne, directora general de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) presidieron este martes la ceremonia protocolar de inauguración oficial de la nueva sede del Centro Nacional para el Control Estatal de Medicamentos y Dispositivos Médicos (CECMED) y el Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos (CENCEC).

Fue la doctora Chan, de visita oficial en el archipiélago, quien cortó la cinta justo antes de que la comitiva iniciara un recorrido por la sede, en la cual recibieron respectivas explicaciones del objetivo, enfoque académico, alcance internacional y estándares de calidad de la labores en los centros, perfilados ambos hacia el desarrollo nacional y la ayuda a otros países, principalmente de Latinoamérica, sobre bases científicas certificadas por la OMS.

También observaron la calidad del equipamiento tecnológico en los laboratorios, piedras angulares en el control de la calidad de medicamentos y dispositivos médicos, aptos en virtud de cumplir con las buenas prácticas establecidas y exigidas por la OMS y la OPS.

Durante el recorrido, Chan manifestó su impresión respecto a los logros de la salud en Cuba, afincada en la decisión estratégica gubernamental de interrelacionar en un sistema único las distintas especialidades necesarias para el íntegro desarrollo científico del país.

“Es el único país —de los que he visitado— con un sistema estrechamente relacionado con la investigación y el desarrollo en un ciclo cerrado. Esa es la dirección correcta. El objetivo de la ciencia es dar un servicio a la salud y en esto Cuba es un ejemplo”, declaró la presidenta, asistida por una traductora de inglés.

“Los científicos cubanos son consagrados y tienen resultados sorprendentes, en un contexto que no se puede apartar del embargo. Ustedes le han prestado buenos servicios a su pueblo y son líderes en la región. Les vamos a dar todo nuestro apoyo”, agregó.

Además, dijo tener “un lugar especial en mi corazón para Cuba” y reconoció “los esfuerzos de la dirección del país, que han colocado la salud pública como un pilar central del desarrollo”.

Chan y Etienne llegaron a Cuba el domingo último y el lunes fueron recibidas por el presidente Raúl Castro.

El CENCEC, creado en 1991, tiene la misión de “diseñar y conducir ensayos clínicos de productos médicos, farmacéuticos y biotecnológicos, así como cualquier otra tecnología sanitaria, cumpliendo Normas de Buenas Prácticas Clínicas; y desarrolla programas de formación y perfeccionamiento de los Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud en Investigación Clínica”.

En 2011 fue aprobado por la OMS, es reconocido por el Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, primer registro primario en América, y cuenta hoy con 107 trabajadores, el 72 por ciento mujeres y el 73 por ciento profesionales y técnicos.

Por su parte, el CECMED, que cumple 25 años, promueve y protege la salud de la población por medio de un sistema de regulación, control, fiscalización, garante de la seguridad, eficacia y calidad de los medicamentos, equipos y dispositivos médicos.

Se trata de un colectivo de 254 trabajadores, de los cuales el 81 por ciento son mujeres y el 82 por ciento son profesionales y técnicos, cuya labor ha valido para que el centro gane la certificación como competente para el Sistema de regulación de vacunas desde el año 2000 y, por la OPS, como autoridad reguladora nacional de referencia regional para medicamentos y productos biológicos, desde 2011.

Dirigidas por la doctora María Amparo Pascual (CENCEC) y el doctor Rafael Pérez Cristiá (CECMED), ambas instituciones científicas, ubicadas en el oeste de La Habana, comparten ahora un moderno espacio que dispone de seis niveles y exterior de vidrio, abarca 11 209 metros cuadrados, en tanto fue construido con materiales y sistemas tecnológicos de avanzada, en el que se informatiza la gestión de sus funciones.

Junto a Raúl y las presidentas de la OMS y OPS, en la inauguración también estuvieron presentes José R. Machado Ventura, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud, y embajadores, directivos de organizaciones e instituciones internacionales del sistema de Naciones Unidas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.