Reparan horno en Fábrica de Cemento Siguaney

Este mes de septiembre debe concluir la segunda fase de la reparación.La segunda etapa de la reparación general del horno número 3 de clinker gris se lleva a cabo con éxito en la Fábrica de Cemento Siguaney, enclavada en el municipio espirituano de Taguasco.

Trabajadores de las unidades de la Empresa Nacional de Mantenimiento del Cemento ejecutan las diferentes intervenciones, las que en la presente fase abarcan mayor número de acciones que en la primera realizada el pasado año.

Hoy se labora en la reparación general del enfriador, el cambio de tola defectuosa, mejoramiento de las zonas de cadenas, sistema de combustibles y estación precalentadora, entre otras acciones menores.

A la par de las faenas se muele el clinker blanco y se distribuye en envases de gran formato, por estar aún pendiente la entrada de la bolsa de un kilogramo.

Asimismo se prevé la producción de cemento gris a partir de unas 3 000 toneladas de clinker, procedentes de la provincia de Cienfuegos y los envíos de otras fábricas del país.

El ingeniero José Sánchez García, director de la Empresa de Cemento Siguaney explicó que debido a problemas tecnológicos por déficit de piezas que se adquieren fuera de Cuba, las reiteradas averías afectaron la producción de cemento blanco, la que estuvo muy por debajo de lo previsto (sólo 1 175 de un plan de 9 800) para su comercialización en todo el país en lo que va de año.

No obstante, los trabajadores de Siguaney cumplieron los compromisos de cemento gris y los especiales, según la demanda específica en cada caso.

Cuando concluya la reparación durante el presente mes de septiembre del Horno 3, aumentará la eficiencia, pero aún quedará pendiente para el próximo año una tercera etapa de acciones, debido a la magnitud de la obra y la falta de componentes que sólo se adquieren en el extranjero.

La Fábrica de Cemento Siguaney fue inaugurada en el 1971 y es una de las industrias emblemáticas de Sancti Spíritus. En esa entidad se han acometido varias inversiones, con la finalidad de elevar la eficiencia del proceso fabril y diversificar las producciones.

Se montó una planta de tratamiento de combustible para estabilizar la temperatura a la que se quema el petróleo en los hornos, inversión que permite mejorar las operaciones y ahorrar combustible. Otro de los trabajos de mayor envergadura acometidos en la Fábrica de Cemento Siguaney fue la instalación de un sistema de filtros en la línea de cemento blanco, con el fin de aumentar el rendimiento del molino y evitar la expulsión de polvo a la atmósfera desde esa parte de la industria.

La industria ya dispone, además, de una nueva planta para el tratamiento del agua que va a las calderas, y de sistemas automáticos para la medición en los silos de clínker y los tanques de combustible.

El ingeniero Salvador Damas, Subdirector Técnico de la fábrica, explicó que un objetivo estratégico es aumentar la producción de cementos especiales, entre ellos el cemento hidrófugo (utilizado en hormigones que requieren alta impermeabilidad), los cementos pusilánicos (idóneos para obras marítimas) y el cemento que se emplea en los pozos de petróleo.

(Tomado de Centrovisión)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.