Periódico de Sancti Spíritus

Un atajo hasta El Majá

Autopista Nacional, Cuba, Sancti Spíritus, El Majá

La fase de demolición para el bacheo está totalmente concluida. (Foto: Vicente Brito/Escambray)

Reparan fuerzas del Micons tramo espirituano que conforma el enlace final de la Autopista Nacional con la Carretera Central rumbo a la zona oriental de Cuba

“A punto de mediodía todo es más difícil”, eso piensa Rolando González Calderón mientras, pala en mano, riega la mezcla negra e hirviente sobre la carretera para tapar un hueco del “tamaño de una piscina”, como muchos otros que se extienden a lo largo de los 9 kilómetros que conectan la Autopista Nacional, en Taguasco, con El Majá, localidad jatiboniquense ubicada en el kilómetro 407 de la Carretera Central.

A su lado, Carlos Basso, uno de los rastrilleros, suda a mares porque “regar asfalto vale un millón de pesos, date cuenta de que el calor es doble y sientes que la suela del zapato no aguanta, pierdes las plantas de los pies y no te queda más remedio que palear rápido para que no se enfríe la mezcla”, farfulla detrás de la máscara que lo protege de los vapores tóxicos emanados de la mixtura regada en el piso.

Ellos integran la brigada de bacheo de la UEB Pavimentación, perteneciente a la Empresa de Construcción y Montaje de Sancti Spíritus, la cual, junto a la Brigada de Trinidad, acomete la reparación del vial, con un deterioro creciente a través de los años que ya lo hacía prácticamente intransitable.

CARRETERA CON SOBREUSO

“Empezamos el 10 de octubre esta obra que se concibió en cinco tramos, en estos momentos ya se ha ejecutado todo el bacheo hasta el tercer ramal. En total se deben colocar unas 2 530 toneladas de asfalto, pero de ellas 730 son de bacheo y el resto es una carpeta de pavimentación que solo lo lleva el trayecto que va desde la Autopista hasta el puente elevado del ferrocarril en el barrio de Las Margaritas”, explica Juan Fritze Valmaseda, jefe del Departamento Técnico de la UEB Pavimentación.

Para Joel Cañizares Hernández, inversionista del Centro Provincial de Vialidad, existía un nivel de desgaste acumulado que atentaba contra la seguridad de la vía, de modo que resultó imperioso someterla a una reparación capital, algo que se aceleró con los daños que provocó el ciclón Irma y hubo que empezar con la planta de asfalto de Sancti Spíritus parada por reparación; el Yigre, en Yaguajay, con algunas paradas, y la de Trinidad tirando a todo tren.

Autopista Nacional, Cuba, Sancti Spíritus, El Majá

Fuerzas de la UEB pavimentación se encargan de las labores de bacheo en al tramo Autopista-El Majá. (Foto: Vicente Brito/Escambray)

“Esta carretera no está diseñada para un tráfico tan intenso como el que estaba recibiendo. Es un vial de tercera categoría convertido en uno de primera y llevaba ya dos años sin que se arreglara. Después el huracán hizo lo suyo y los problemas se agravaron al punto de que ya no tenía condiciones para que los vehículos transitaran con seguridad”, puntualiza Cañizares.

Los especialistas aseguran que pasan por ese tramo más de 2 000 vehículos de cualquier tonelaje y porte por día; mientras a las carpetas de asfalto vertidas en años anteriores no han sido suficientes.

“Primero se acometió la fundición de una losa de 300 metros cúbicos de hormigón, un pavimento rígido que sí es capaz de soportar grandes tonelajes. Sin embargo, el resto de los trabajos, que consiste en echar una carpeta de hormigón asfáltico y bacheo, deben durar solo unos dos años porque la vía no cumple con los parámetros técnicos para la circulación de vehículos que hoy recibe. 

“Es un problema de diseño que no vamos a resolver con esta reparación; de hecho, hay partes del vial con grietas que en esta ocasión no se van a tocar porque no tienen ese gran nivel de deterioro, pero sí pueden llegar a colapsar con un futuro temporal similar al que trajo Irma”, puntualizó el inversionista.

Los trabajos mantienen desviados el tránsito por la ciudad de Sancti Spíritus y la lluvia intermitente de los últimos días mantiene en jaque a los constructores, que insisten en abrir la senda este 19 de noviembre, aunque cueste trabajar hasta altas horas de la noche para rellenar los huecos que quedan en tramos importantes y se estabilice el tránsito por una arteria vital para el paso hacia el oriente cubano.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.