EE.UU.: Senadores rechazan medidas de Trump contra Cuba

A juicio de los senadores, la expansión del compromiso con Cuba allanará el camino para nuevas oportunidades económicas en beneficio de las dos naciones.

Los inconvenientes de esta decisión superan con creces cualquier beneficio potencial, aseguraron los senadores. (Foto: PL)
Los inconvenientes de esta decisión superan con creces cualquier beneficio potencial, aseguraron los senadores. (Foto: PL)

Una docena de senadores de Estados Unidos, incluidos tres aspirantes a la Casa Blanca, se opuso a las recientes medidas de la administración del presidente Donald Trump contra Cuba.

El pasado 4 de junio el Gobierno norteamericano, que impide a sus ciudadanos ir a la isla como turistas, comunicó la prohibición de los viajes educativos grupales pueblo a pueblo, los más empleados por los estadounidenses para trasladarse a la vecina nación.

Unido a eso, las restricciones que entraron en vigor un día después del anuncio pusieron fin a los recorridos en crucero, la vía de arribar a Cuba de más rápida expansión usada por los norteamericanos.

En lugar de regresar a las políticas fallidas del pasado, deberíamos trabajar para normalizar nuestras relaciones con Cuba, apuntaron los legisladores en una carta a los secretarios del Tesoro, Steven Mnuchin, y de Comercio, Wilbur Ross.

A juicio de los senadores, la expansión del compromiso con Cuba allanará el camino para nuevas oportunidades económicas en beneficio de las dos naciones.

Las acciones para restringir aún más los viajes al país caribeño representan un paso significativo hacia atrás en la relación bilateral, anotaron Amy Klobuchar, Elizabeth Warren y Bernie Sanders, quienes pretenden representar al Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de 2020.

Junto con ellos firmaron la misiva sus copartidarios Patrick Leahy, promotor de un proyecto de ley a favor de que los norteamericanos tengan toda libertad para ir a Cuba; así como Tammy Duckworth, Gary Peters, Jack Reed, Tina Smith, Tom Udall, Chris Van Hollen, Sheldon Whitehouse y Ron Wyden.

Al impedir que los buques de pasajeros y recreativos y los aviones privados y corporativos no puedan ir a la mayor de las Antillas, la administración de Trump está debilitando las relaciones comerciales, expusieron los autores del texto.

También, recalcaron, se está socavando la capacidad de los norteamericanos para viajar, lo cual, agregaron, perjudicará al pueblo cubano.

En pocas palabras, subrayaron, los inconvenientes de esta decisión superan con creces cualquier beneficio potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *