Los insultos de los fans de El Chacal a la periodista que se atrevió: “Creo que le quedó grande la yegua”

La polémica en torno al comentario “El problema no es el Chacal” ha develado fisuras que van mucho más allá del espectro cultural y acusan deslices tanto educativos como sociológicos

sancti spiritus, musica, regueton, caneda islazul, el chacal
Presentación de El Chacal en la villa espirituana Los Laureles el pasado tres de julio. (Foto: Tomada de Facebook)

Imaginativa como me pongo a veces, he visto por estos días escenas que no llegaron a suceder. Me alegro de que existan solo en mis fantasías, porque si fuera la vida real, una respetable colega estaría ahora mismo golpeada, no sin defenderse con dignidad; no sin, probablemente, salir airosa en la pelea.

Pero ni está la prensa revolucionaria para ponerse al nivel del más soez de sus censores, ni se concibió para atizar fuegos fútiles contra grupos de población, sean cuales fueren. Toca a ella, ya lo exponía Martí magistralmente en el lejano 1875, “encaminar, explicar, enseñar, guiar, dirigir; tócale examinar los conflictos (…), proponer soluciones, madurarlas y hacerlas fáciles, (…). Tócale, en fin, establecer y fundamentar enseñanzas, si pretende que el país la respete, y que conforme a sus servicios y merecimiento, la proteja y la honre”.

Claramente, estas cavilaciones giran en torno al comentario El problema no es el Chacal, de la periodista Elsa Ramos Ramírez. En la versión digital de Escambray puede leerse una extensa relación de opiniones, no todas discordantes con la autora, pero en su mayoría ofensivas y marcadas por la agresividad. No pocas quedaron en los buzones electrónicos, por no cumplir con los requisitos mínimos para su publicación.

“Creo que le quedó grande la yegua”, “usted debe tener problemas mentales”, “falta de respeto”, “una troglodita que se quedó 30 años parada en el tiempo”, “comunista dictadora” y “dedique su talento a otros temas” son algunos de los calificativos o recomendaciones que han escrito los fans de El Chacal junto al comentario de la reportera, una selección que me atrevería a sugerir para alguna de las tantas antologías reguetoneras, que muy bien usted puede estar “degustando” ahora mismo a bordo de una Yutong o parado en la esquina de su casa.

Justo cuando el país se afana en materializar el llamado del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez en el reciente Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) “a desatar una irreconciliable batalla contra la incultura y la indecencia”, aflora esta especie de defensa a ultranza de un representante de la llamada música urbana nuestra y, peor aún, este ataque directo a una reportera por el mero hecho de ejercer su criterio como exponente de la prensa nacional.

De más está decir que el músico visitante no era el objeto de la crítica en cuestión, en tanto sí lo fueron los mecanismos que llevan a que letras de la índole de muchas de sus canciones se difundan con tal profusión que llegan a instaurarse en la preferencia del público juvenil. Eso, pese a resultar denigrantes muchos de sus estribillos, debido a su corte sexista, vulgar y grosero.

Nada me impide suponer que bajo el efecto de cuatro tragos y a la salida de un concierto de reguetón duro —jamás a la salida de uno de música clásica o cuando menos, culta—, de haber tenido cerca a la cronista que “atacó” a su ídolo muchos de los internautas que opinaron en Escambray habrían embestido contra ella de forma real. ¡Qué ironía en un país que se ha cuidado de dar instrucción y cultura a su pueblo desde el instante mismo en que se instauró la Revolución en el poder!

Una de las mayores enseñanzas de este incidente es la gran incultura que subyace en las mentes de un amplio número de personas, y la ausencia casi total de modales para comportarse y relacionarse en Internet y las redes sociales. Limitándonos solo a la esfera del lenguaje, resulta vergonzoso su uso por parte de personas que se declaran jóvenes, en el que emergen desde vocablos inapropiadamente utilizados por significar lo contrario a lo que se quiere decir, hasta errores ortográficos y sintácticos garrafales.

Pero para no correr la misma suerte de la colega, crucificada —mayormente— por ignorantes y alabada —también mayormente— por conocedores del tema, me adelanto a aclarar: mi juicio va enfilado, más que a los seguidores de El Chacal o de cualquier otro reguetonero, a los padres o adultos responsables de guiarlos.

Seguí a través de Facebook una polémica no menos enconada que la publicada por mi medio de prensa, solo que aquella estaba despojada de groserías, palabras soeces y serios problemas de redacción, excepto cuando el máximo representante de la Uneac en la provincia, en los días previos al espectáculo que actuó como detonante, citó algunos de los textos que, según él, ha popularizado el cantante, los que ahora Escambray reproduce:

 “La cuca, me coge el pepino y me lo machuca por eso, partirte como yuca tú me gustas, con su movimiento esta noche nos fuimos en el evento. Dale cintura, dale cintura, dale cintura, dale cintura, para que la gente vea de que tú eres dura” (sic.)

“Quiere que le meta bien bruto, bien bruto, más bruto. /Se molesta si no la subo. /En esta noche de pasión/ la única precaución/ es usar condón/…”. Y también: “A ti te lo hacen to’/ a ti te lo hacen to’/ en el balcón, terraza y cocina comedor./ Estoy para meterte el palo en la fogata…/”. (sic.)

Ahora quienes desconocían tales “ruidos” o “escándalos”, pero pueden imaginarlos, música de estruendo, baile febril y consumo de alcohol como fondo, penetrando por los oídos de sus hijos —me cuento entre tales “ignorantes”— podrán decidir si, de verdad, les gusta o no cierto tipo de música en la preferencia de sus querubines. Podrán decidir, además, si era como para poner el grito en el cielo luego de leer un comentario que busca alertar, proponer soluciones y fundamentar enseñanzas. Así lo quería Martí.

52 comentarios

  1. La vida es y sera una sola.y ya no sabemos como la vamos a El maestro y compositor Arturo alonso.compuso mas de 200 obras musicales.que aun se escuchan.en diferentes idiomas y agrupaciones de distintos timbres musicales.pero que yo conosca.no hay insultos.faltas de respetos a las mujeres.y mas a la integridad de lo bello de las cansiones.que es saber aquilatar.como se enamora una dama.como se habla al oido.Y de como con la dulsura apropiada.conquistamos y llebamos al talamo nupcial.a la persona.que queremos.admiramos y que seria para toda la vida.!! Ahora no ya no se baila bien.a lo corto.como desimos en buen cubano.uno de aqui. la otra de alla.uno diciendo disparates orrendos.cargado de erotismo y vulgaridades.no del gusto femenino.afectando asi.el porque.de que el son es lo mas sublime.para el alma divertir.enormes cantidades de personas.viendo a un seÑor.cantando subiudo a una tarima.mal vestido.mal pelado,manos y cuello.llenos de fanfarrias..donde se nota el despresio a la vestimente nuestra.catalogada en ocasiones por la critica.la mejor. dentro de las mejores del mundo.carentede un reflejo de exelente.su esmerada piel. de una persona joven.con un sin numero de cosas tatuadas.no paresiera un persona cantando.sino aquiel. haciendo propagandas. de perfueria.figuras de esculturas o cosas eleboradas en alguna fabrica!! No se que pensaran las personalidades de la cultura nacional cubana.con este espectro fuera de lugar.cantantes muy lejos de las medidas normales de la etica musical.desprestigiando aquellos que han promovido nuestra musica a niveles mundiales. y que con gran orgullo es una de las mejores mundialmente reconosidas.por los que saben de musica!!

    • El problema no es El Chacal, el problema somos los cubanos en general, somos los únicos que los artistas van x el mundo en la tiradera como refieren entre nosotros mismos, señores estamos en el siglo XXI tratemos de salir adelante y dejar atrás todas esas malas conductas que al final lo que hacen es degradarse más a nivel mundial, piensen en los grandes músicos que han saludo adelante de la mejor forma y me era que han podido y han sabido, no es correr sino llegar a la meta, basta ya de tanta injuria y tanto bochorno hacia nosotros mismos.

      • En ese punto tienes razón. Pero además de eso, por favor hay que tener un pésimo gusto musical para oír eso. O sea, con tanta música linda; con tanto reggaetón también con buenas letras (porque a mí me gusta Diván y hasta ahora no he oñido nada desagradable en sus letras), no es para que la gente oiga tanta basura. El oído y el gusto musical también se cultivan.

        • Leí todos los escritos …el de Elsa…las respuestas y estos…muy buena defensa en nombre de la decencia y la cordura…los cubanos somos inteligentes por naturaleza, quedé complacido…

    • Mijo, qué cantidad de falta de ortografía x dios, lee más x favor y escribe mejor.

      • Acj, gracias por este detalle pero dése cuenta que cuando se escribe rápido casi se mascullan las teclas para no perder el hilo de la idea, más le digo, es importante la ortografía, pero deje esas sutilezas para cosas que las meriten menos, mayor se hace el defender la verguenza de quienes no apoyan mantener los altos índices de vida que llevan esos mal cantantes de una falsa llamada cultura musical, sacó la cuenta ud de que 1500 capacidades a promedio de 60 cuc genera 90 000.00 pesos que pueden ser la producción de una mini industria como Lucumi con sus más o menos 20 trabajadores, cuando se sacan cuentas como esas, ud se dara cuenta que sus faltas de ortografía son nimiedades ante un efecto económico tan alto a costa del pueblo trabajador, es verdad, que fue el que quizo, el que pudo y el que atormentó a la familia para incluso empeñar pertenencias para satisfacer perretas, pero algo le voy a decir….¿Sabes que comen los chacales, de que se alimentan?…….De carroña…..si los apoyamos a el y a otros parecidos a el en eso nos convertiran en CARROÑA, busque ese significado, yo no quiero estar dentro por favor.

  2. ESCASA A SIDO LA LECTURA DE ESTE ESCRITO Y TAMAÑA IRA ME A SALIDO POR LOS DEDOS PARA APOYAR CUANTO PLANTEAMIENTO EN CONTRA DE LA MALA MUSICA Y DE SUS MALOS INTERPRETES SE HAGAN, SI ES EN CONTRA DE ESOS MAL LLAMADOS INTERPRETES DE MUSICA COMO LOS REGUETONEROS CUBANOS QUE LEJOS DE CANTANTES SON PAYASOS OPORTUNISTAS, LADRONES, RIDICULOS, APROVECHADOS, TITERES, QUE A TRAVEZ DE LA MALA EDUCACION HAN ENCONTADO APOYO EN SECTORES QUE NI RECONOCEN LA CULTURA NI LA EDUCACION COMO ARMAS DE LA IDENTIDAD CUBANA, PERSONAS QUE A TRAVEZ DE SOFTWARES Y COMPUTADORAS Y ALGUNOS SIN ESTUDIOS SE HAN METIDO EN UN GRUPO SOCIAL QUE TIMA A LOS QUE LOS ESCUCHAN CON ENGAÑOSAS Y PEGAJOSOS DICHARACHOS, ALGUNOS MANSILLAN LA HONRA FEMENINA Y ENDIOSAN AL HOMBRE COMO TROGLODITA EXPLOTADOR DEL SEXO, CORTOS Y EDUCADOS FUERON LOS CALIFICATIVOS DE ELSA AL REFERIRSE A QUIEN EN UN DIA PRETENDIO Y LOGRO ROBAR AL PUEBLO TAMAÑA CANTIDAD DE DINERO POR UNA PRESENTACION DONDE EL CONSUMO MEDIO OSCILABA LOS 60 CUC ( 1500.00 PESOS NOMINALES) SALARIO MEDIO QUE SE ANALIZO PAGAR DESPUES DE LA ULTIMA REFORMA.
    GIGANTEZCA ESTUPIDEZ FUE QUIEN ESCUCHANDO LOS ESTRUENDOSOS BAFLES Y LOS INSULTOS Y CHAVACANERIAS PRONUNCIADAS POR EL CHACAL CREYO SENTIRSE FELIZ, NESIO COMO EL DE LA CANCION DE SILVIO FUE LO QUE FUE.
    SOLIDARIDAD ES LO QUE DEBIO RECIBIR ELSA, PRIMERO COMO MUJER, DESPUES COMO CUBANA, MADRES Y PERIODISTA, OJO, NO LA CONOZCO, PERO SI SE DE LA CLARIDAD Y LA VERACIDAD DE SU TRABAJO, ELLA DEFENDIO A TANTOS PADRES COMO YO QUE NOS SENTIMOS OFENDIDOS POR EL COSTO DE LA OFERTA, POR EL ROBO DEL VALOR AL SER HUMANO, POR EL ROBO AL PUEBLO, QUE SE CREE EL CHACAL? QUE ESTBA EN NUEVA YORK DONDE EL VALOR DE SU OFERTA ES UNO POR UNO, PERO LA CULPA NO ES DEL CHACAL, LA CULPA ES DE LAS INTITUCIONES QUE LE DAN VIDA AL CHACAL Y A CUALTO LOBO CAZA EN EL PUEBLO PARA ROBARLE EL DINERO POR ESCUCHAR SUS BARBARIDADES, LA CULPA LA TIENE EL ESTADO Y EL GOBIERNO LA CULPA LA TIENE QUIEN HACE SOBREVIVIR A ESTAS PERSONAS QUE INCLUSO NO VIVEN EN LA TIERRA QUE LOS VIO NACER Y ROBAN DE ELLA EL SUDOR DE LAS MANOS QUE LA CONTRUYE, LA CULPA LA TIENE EL GOBIERNO.

  3. Delvis Toledo desde Cienfuegos

    Las críticas se aceptan cuando tienen el suficiente fundamento para sustentarse, si no es así, se desechan.
    Yo pienso de ese modo.
    Si todos los burdos que atacaron a la periodista lo único que hicieron fue justamente eso: atacar, censurar, lanzar berridos sin ética y profesionalidad, insostenible es cualquier tipo de entendimiento.
    Sigo escribiendo en todos los foros, que los cubanos quizás hemos llegado ya al “punto del No retorno” en cuanto al comportamiento, la ética, el respeto tanto en las calles como en las plataformas digitales.
    Aplaudo muchísimo este y el otro trabajo de la periodista.
    Lo dijo el gran Eusebio Leal hace poco tiempo: “La vanidad no sirve, no ayuda, no construye”. ¿Y qué si no vanidad, vanagloria, egocentrismo, es lo que promulga el Chacal y su caterva de seguidores a lo largo y ancho de esta ínsula? Nadie, ni siquiera ellos podrán rebatirme esa solita cuestión.

  4. Alberto Heredia Jiménez

    Apoyo firmemente la actitud de todo el que levante su espada en contra de lo negativo propio del reguetón, o como dijera mi padre:” El Perretón”. No se si alguien se detiene a analizar lo que trae consigo este genero facilista, cultivado por mediocres sin conocimiento musical, de los textos no creo necesario opinar nada; nunca mejor dicho, hablan por si solos. Dado que son los adolescentes en quienes más cala, es el temor que genera en mi que algo que puede ser tan nefasto como cualquier droga, se venda libremente encaminado torcer el tronco de los pinos nuevos. Estos cada vez necesitados de mayores dosis y de “Perrotones” mas duros. Respaldo mi criterio de enjuiciar al reguetón de vano, entre muchas carencias de las que hace gala, dado que no he visto ningún consumidor de dicho género que desapruebe algún tema de los que le son impuestos por los mafiosos de los bafles, que serian quienes distribuyen la mierda para intoxicar al pueblo y por lo que el Chacal y todos los otros cobran exageradas cantidades de dinero, mientras excelentes agrupaciones de buenos músicos y con letras poéticas o al menos que no son toxicas se mueren de hambre o sencillamente se desintegran. No me parece justo que cualquier payaso al que se le ocurra meterse en un estudio pueda ser amplificado con toda libertad, sin respeto a nada y sin consciencia de lo que genera y en la mayor parte de lasocasiones sin saber ni lo que esta balbuceando. Epero no haber ofendido a nadie, pero si no lo digo exploto

    • Gracias, Albertico. Joven, buena persona y excelente médico, como eres, da gusto ver que todavía no todo está perdido.
      Ojalá los decisores, a la hora de juzgar, porque creo que ya es hora de hacerlo, TOMEN muy en cuenta tus criterios.

    • Excelente comentario.

  5. Frangel de la Torre

    Mire, normalmente no me detengo a escribir en ninguno de estos sitios, por nada en particular, cuestiónde deseo. Lo que sucedio, tiene un origen. Muchas veces, los intelecuales caen en el “bache” de pretender criticar sin conocimiento de causa, caminando entonces por el filo cruel de las crítica no científicamente certificada. Le cuento que un día propupese escribir una crítica sobre lo que pasa actualmente con le género urbano, el reggaeton y comencé así, con oja en blanco y prentendí verter comentarios, escribir. Resulta que no pude, me puse a investigar y sabe que, aún estoy escribiendpo. ¿Causas? ¿Por qué hemos parado en esto? ¿Dedónde sale el financiamiento? ¿De dónde salen los artistas? ¿su formación educacional? y mucha más preguntas, estoy, ahora desbordado de información ahora me pregunto si me aceptarían lo que escribí en algún medio nacional. Salu2.

  6. Si callamos ante las mentiras la legitimamos. Si nos oponemos a la crítica tiranizamos. Elsa fue víctima de falacias e insultos, no corresponde a ella encararlos, si no a los que tenemos una opinión. Ví algunos critrerios divergentes, como el de Ylesus, y los respeto, pero el silencio ante un acto de injusticia nos vuelve cómplices.

  7. Coincido con los criterios expuestos. Duele ver como enormes esfuerzos para instruir y educar al pueblo cubano, de lo que nos preciamos ante el mundo, vayan al vacío. La realidad nos está dictando que estamos, como sociedad, muy lejos de ese empeño.
    Es mi criterio que las instituciones tienen que jugar su papel. ¿Quién o quiénes planificaron, concertaron y garantizaron el concierto?

  8. Insultos y obsenidades es lo que muchos van a buscar a un concierto como ese. Pagan una salvajada de dinero por el morbo y el estatus de sentirse importantes. Elsa solo dió un comentario, en mi criterio muy acertado, de una realidad social. El problema no es el chacal. El problema es que el teatro no se llene venga quién venga a pesar de que solo cuesta 5 pesos en moneda nacional. El problema es que las letras que defienden algunos reguetones y no quiero generalizar son letras sexistas, machistas, groseras, violentas y vulgares, por tanto es esto el mensaje que se llevan nuestros jóvenes y niños. El problema es que se gastan recursos en darle propaganda a estos “artistas” y no gozan de los mismos beneficios aquellos que defienden con tanto talento y dedicación el buen arte. El problema es que cada vez somos menos lo q vemos mal que una niña enseñé las nalgas y de cintura en cuatro. El problema lo siento cuando paso por el boulevard y veo a niños con un cigarro y un baso de ron que te tiran comentarios vulgares citando a estos referentes. Ellos no tienen opción, ellos son solo niños imitando patrones. Elsa a diferencia si tiene opción y tuvo la valentía de hacer un llamado, que escuchado o no, es el llamado necesario en estos tiempos. Felicidades Elsa.

  9. Desde hace tiempo se debia haber combatido este tipo de musica y no proliferarla en nuestros medios para obtener tele y audio audiencia, sin dudas, a pesar de los grandes esfuerzos de nuestro pais por elevar el nivel de cultura de nuestra poblacion, aun quedan por suerte minorias cuyo nivel cultural esta a la altura de esa prosa con ruido que canta no solo El Chacal, sino otros del llamado genero urbano que debia decirse genero de la incultura. Sin dudas este es el resultado de la mala orientacion de los medios que han fabricado queriendo o sin querer una figura sin altura ni cultura musical.

  10. Yo estoy de acuerdo con el comentario de Elsa y en parte del suyo. Lo que no estoy de acuerdo es en que no tengamos el derecho a discernir, a cuestionar y que todo el mundo este de acuerdo con su criterio.. El que critica tiene que estar presto a ser criticado. Claro, las ofensas sólo salen de gente sin criterio.y no las comparto. Además no creo que Elsa necesite de abogados defensores. El que no pueda soportar crítica no de día ejercerla.

    • Delia Rosa Proenza Barzaga

      Gracias por su opinión.
      En lo particular a mi no me preocupan las críticas, ni las que me puedan hacer ni las vertidas a propósito del trabajo del que hablamos. Por lo que conozco a Elsa, tampoco a ella. Lo que realmente me preocupa y me duele es la falta de cultura y de decencia para ejercer esa crítica, justo cuando se está llamando a arremeter contra la incultura y contra la indecencia. Pero ya sabemos que eso no es asunto de un día.

      • 100 % de acuerdo con usted, hay quien cree que gritando y ofendiendo hace que tenga razón. La buena educación que tanto pregonamos tener!1

Responder a Marta Marrón Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *