Mesa Redonda: Cuba se mantiene libre de Covid-19

El primer ministro cubano aseguró en el programa televisivo Mesa Redonda que el patógeno no ha entrado al país y que de ocurrir la población será informada oportunamente

Manuel Marrero Cruz, primer ministro de Cuba en la Mesa Redonda. (Foto: @PresidenciaCuba/Twitter)
Manuel Marrero Cruz, primer ministro de Cuba en la Mesa Redonda. (Foto: @PresidenciaCuba/Twitter)

El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, ratificó este lunes que el país se mantiene libre del nuevo coronavirus, denominado Covid-19.

Marrero aseguró al intervenir en el programa televisivo Mesa Redonda que el patógeno no ha entrado al país y que de ocurrir la población será informada oportunamente como es costumbre en situaciones similares por la dirección del Estado y el Gobierno de la isla.

Explicó el primer ministro cubano que la estrategia de enfrentamiento en el país se apoya en la experiencia adquirida en situaciones similares ante la propagación de algún tipo de virus, para lo cual se actualizó el plan ya existente con el fin de activar todo el sistema nacional de salud ante la expansión internacional de este coronavirus.

Comentó que actualmente se contabilizan en el mundo 109 mil 578 infectados y tres mil 809 fallecidos por el Covid-19, que ya afecta a más de 100 país, cifras que cambian constantemente por su rápido esparcimiento y por su elevada letalidad.

Marrero precisó que para la actualización del plan y la estrategia existente se realizaron reuniones con los principales dirigentes gubernamentales y partidistas de las regiones occidental, central y oriental del país con análisis y orientaciones precisas, además de reforzarse la promoción y divulgación por los medios de comunicación masiva de las características y medidas de prevención del virus.

El Covid-19 se transmite de forma muy parecida a la de la gripe o un resfriado común: por contacto cara a cara con estornudo o tos, o por contacto con secreciones de personas infectadas.

Según la información que se tiene hasta el momento, el 80 por ciento de los casos de la enfermedad son leves y se recuperan, mientras un 20 por ciento son graves y de ellos alrededor del dos por ciento pueden terminar en la muerte, principalmente en personas mayores o que viven con otras enfermedades, como cardiovasculares y diabetes.

Hospitales militares también tratarán posibles casos sospechosos en Cuba

Marrero dijo que se decidió sumar los hospitales militares del país –con excepción del Carlos J. Finlay, en el municipio de Marianao, en La Habana– a las instalaciones ya previstas para tratar los casos sospechosos, además de desarrollar reuniones territoriales en oriente, centro y occidente con los dirigentes provinciales y municipales, para presentarles el plan actualizado y evacuar inquietudes y preguntas.

“Una vez tomadas esas decisiones, nuestro presidente nos solicitó convocar un Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros para analizar este tema, y el 5 de marzo se convocó a una reunión extraordinaria con este propósito.

“El viernes 6 de marzo, el Consejo de Minstros se trasladó hacia Santa Clara para reunirse con los primeros secretarios del Partido, los gobernadores, jefes de regiones militares, delegados del Ministerio del Interior y los directores de Salud de las cinco provincias centrales, así como con los secretarios del Partido, presidentes de las asambleas municipales del Poder Popular, intendentes y directores de Salud de los 52 municipios que integran esas cinco provincias.

“El propio día se efectuó una reunión similar con las cuatro provincias occidentales y los 49 municipios que las integran, y se incluyó el Municipio Especial Isla de la Juventud. El sábado 7, cerramos esta primera etapa en la ciudad de Holguín, donde nos reunimos con las autoridades de las seis provincias orientales y los 67 municipios que las integran.

“En esos dos días, encabezados por el presidente de Cuba, un grupo de dirigentes nacionales y de las organizaciones políticas tuvimos contacto directo con 759 compañeros que de primera mano recibieron la explicación del Ministro de Salud sobre este plan actualizado; además, se efectuaron precisiones y se escuchó la opinión de los presentes.

“Fue un ejercicio con una explicación detallada que permite actuar con mayor rapidez ante cualquier caso que se presente. También permitió comprobar qué se ha hecho desde la base, como la capacitación, preparación e implementación del plan, con lo cual es mucho más sencillo su actualización”.

Primer ministro de Cuba: El nuevo coronavirus no ha entrado al país

En esas reuniones también se determinó que aún es insuficiente el nivel de información sobre el asunto, aunque en estos últimos días se ha incrementado en diferentes medios de comunicación la información sobre cómo prevenir y controlar la enfermedad.

Lo primero que debe conocer nuestra población es que el nuevo coronavirus no ha entrado al país. “No hay hoy en Cuba el nuevo coronavirus, a pesar de las insinuaciones y comentarios que se han hecho en las redes”, subrayó el primer ministro.

“Le podemos asegurar a nuestro pueblo que si este virus entra al país lo informaremos de inmediato”, dijo.

Ministro de Salud: Los coronavirus existen desde la década del setenta

El doctor José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, recordó en el programa radio-televisivo que los primeros casos de infección por coronavirus aparecieron a principios del mes de diciembre, y el 31 de ese mes, en Wuhan, China, el Gobierno del país asiático informó que la epidemia presentaba un cuadro agudo.

Posteriormente, se conoció sobre la expansión del virus de persona a persona. Los coronavirus existen desde la década del setenta. Son una gama de virus que pueden vivir tanto en animales como en personas, y que ya han afectado con anterioridad a la península arábiga y a la propia China en 2013.

El actual, que provoca la enfermedad COVID-19, es una nueva cepa de coronavirus que no se conocía: SARS-Coronavirus-2 o 2019-nCoV.

¿Cuáles son los principales síntomas? ¿Son semejantes a los de una gripe?

Los principales síntomas son semejantes a los de una gripe, entre ellos fiebre, tos seca, cansancio o fatiga y dificultad para respirar, que puede significar un agravamiento de la enfermedad. Provoca dolor muscular y de garganta, y diarrea.

Cerca del 80% de los casos son asintomáticos o presentan formas leves de la enfermedad. Solo el 5% muestra reacciones más graves, precisó el ministro de Salud Pública.

De acuerdo con Portal Miranda, las personas mayores que padecen este virus tienen más posibilidades de desarrollar un cuadro grave de la enfermedad, mientras que las personas más vulnerables son el 2% de los pacientes con más posibilidades de fallecer.

El periodo de incubación puede ir desde uno a 14 días. Ante la presencia de algunos de los síntomas, es importante no demorar e ir a un centro hospitalario.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

Una persona puede contagiarse por el contacto con una persona infectada. El virus puede propagarse en las microgotas de la nariz o la boca, esa microgotas pueden estar depositadas en una superficie y por ahí se contagia el SARS-Coronavirus-2.

El virus puede vivir desde horas hasta días, en dependencia de las condiciones de temperatura; de ahí la importancia de las medidas de desinfección.  

Portal Miranda reiteró que, según los más recientes reportes, más de 100 países (incluida China) tienen presencia de la enfermedad. “Los medios hablan de 3 811 fallecidos, con una letalidad 3.47 por cada 100 personas”.

Es real que pueda introducirse el virus en nuestro país, a partir del contexto internacional

El 45.4% de los países del mundo han reportado casos confirmados. Fuera de China, en al menos 99 naciones hay transmisión de la enfermedad.

Marcan la diferencia países como Corea del Sur, Italia, con una situación compleja, al igual que Irán, Japón, Francia y Estados Unidos. En la región de las Américas, hay 12 países y tres territorios de ultramar de Francia afectados.

El ministro cubano de Salud llamó la atención sobre las situaciones de Estados Unidos, con 554 casos y 21 fallecidos; Canadá, 62 casos; Brasil, 25; Ecuador, 14; Argentina, 12; Chile, 10; México y Perú, 7; Costa Rica, 5, y Colombia, Paraguay y República Dominicana, con un caso.

“Insisto en que es real que pueda introducirse el virus en nuestro país, a partir del contexto internacional”, afirmó Portal Miranda.

¿Cómo protegerse para reducir el riesgo?

De acuerdo con ese contexto y las características del virus y la enfermedad, hay un grupo de mensajes importantes para la población, que debe tener claro cómo protegerse.

En primer lugar, el ministro de Salud recordó la importancia de lavarse las manos frecuentemente usando agua y jabón, frotándolas bien para eliminar cualquier suciedad o vestigio del virus, que además es susceptible a soluciones alcohólicas e hipoclorito de sodio al 0.1 %.

Existe un grupo de medidas para poner estos productos a disposición de la población, aunque hay un nivel de suministro en la red de comercio. Después del lavado de manos, usar también geles hidroalcohólicos para la desinfección, que para superficies deben tener mayor concentración de hipoclorito, 0.5 %.

“Los protocolos están y los conocen los equipos de salud; existe experiencia, y estas son medidas que la población puede ir tomando. Otra medida es cubrirse la boca y la nariz con el pañuelo o el codo al toser o estornudar, algo eficaz para evitar que el virus se transmita. Existe el riesgo de que una persona infectada no manifieste síntomas –siempre hay un porcentaje de casos así–, y puede transmitir la enfermedad”, dijo Portal Miranda.

“Evitar tocarse la nariz, la boca, los ojos –reconocidos como la principal puerta de entrada–; mantener distancia de cualquier persona que tose o estornude, acudir a servicios de salud de manera inmediata a recibir un diagnóstico y no confiarse de que es un catarro más; aislarse, no solo no acudir a lugares públicos y aislarse en la propia vivienda; usar utensilios y cubiertos y platos diferentes. Se pueden usar nasobucos dentro de la vivienda para no contagiar a nuestras familias”, aconsejó el ministro de Salud.

Además, “no automedicarse. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo se usan cuando hay alguna complicación y solo bajo prescripción médica. Es usual que la población tienda a usarlos, pero no tienen efecto contra los virus.

“El uso de mascarillas o nasobucos solo para los casos en que se esté enfermo de gripe o para aquellas personas que cuidan a los enfermos. No se trata de usar mascarilla todo el tiempo, las mascarillas mal utilizadas pueden ser transmisoras.

“Evitar aglomeraciones ante cualquier sintomatología respiratoria y, si viaja al exterior, presentarse a su regreso ante el médico para que se establezca una vigilancia de 14 días en su vivienda (más aún si viene con síntomas respiratorios). Asimismo mantenerse informados por los medios de prensa nacionales”, recomendó.

Portal Miranda enfatizó que es fundamental garantizar la disciplina en el cumplimiento de las medidas sanitarias que se dicten, respetando siempre el ingreso hospitalario y el aislamiento en los casos de contacto y sospechosos de la enfermedad. “Necesitamos que la población cumpla estrictamente lo que se le oriente; así estaremos contribuyendo al control de la enfermedad”.

Seguridad en todos los puntos de entrada al país

El ministro de Salud Pública explicó que ante la situación actual, se han extremado las medidas en los puntos de entrada al territorio nacional. “Aunque a veces las personas no lo aprecian, existen escáneres que chequean constantemente la temperatura de los viajeros”. 

Ese control se ha reforzado en marinas, puertos y aeropuertos, en particular sobre aquellos visitantes procedentes de los países que presentan casos de coronavirus, aseguró, y añadió que la calidad de esos procesos ha sido chequeada en el país.  

Cuba tiene una experiencia en este proceder, que se puso en práctica, por ejemplo, cuando el ébola, dijo. “Ante este tipo de situación, un tema fundamental es la preparación de quienes trabajan en los puntos de entrada al país, así como los medios de protección que deben usar”. 

El ministro de Salud Pública se refirió al trabajo sistemático con la Aduana y la Dirección de Inmigración y Extranjería para saber anticipadamente las personas que viajan a Cuba procedentes de países que presentan contagios por el nuevo coronavirus. 

Entre los controles en los puntos de entrada está el llenado de un documento en el cual el visitante declara su estado de salud. Además, se ha elaborado un listado de viajeros que se envía a todos los territorios con datos de interés como el país de procedencia y el lugar donde estará alojado el visitante durante su estancia en Cuba. 

Las personas con cuadro respiratorio no se confíen, acudan a los servicios de salud

Portal Miranda dijo que en Cuba se conoce diariamente cuántas consultas respiratorias se ofrecen. Anualmente, en el país se realizan más de cinco millones de consultas respiratorias, y en los últimos dos años se ha reportado una disminución de personas con cuadros de ese tipo.

“En Cuba hay capacidad para el diagnóstico. Tenemos el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), que diagnostica más de 17 virus, además del COVID-2019, proceder que en el transcurso de esta semana también podrá realizarse en Villa Clara y Santiago de Cuba. Todos los casos que hemos investigado han sido negativos.

“Hasta el momento no tenemos ningún caso diagnosticado. No obstante, el riesgo está presente, hay que seguir preparándose”.

El ministro de Salud Pública también explicó cómo se han organizado los servicios médicos para la prevención y tratamiento. “Las personas con cuadro respiratorio no se confíen, acudan a los servicios de salud. Son nuestros médicos y en nuestros consultorios donde está la preparación para definir cuál es la conducta a seguir ante un cuadro respiratorio”, insistió.

“Hemos estado desarrollando todo un proceso de preparación del personal que permita evaluar a cada paciente y tomar la conducta adecuada. Está descrito el flujo, desde la frontera, un cuerpo de guardia de un policlínico, cuál es el camino a seguir en caso de que alguien tenga síntomas o no de la enfermedad”.

Disponibles más de 3 100 camas en todo el país para la atención a esta enfermedad

Se han definido los centros y hospitales que van a ser utilizados en cada uno de los territorios para el aislamiento y tratamiento de los casos sospechosos o confirmados de la enfermedad. “Se habló antes de los hospitales militares, pero hay otros centros que en los diferentes territorios atenderían a estos pacientes”, precisó.

También hay médicos calificados e instituciones para la vigilancia en cada uno de los territorios.

Portal Miranda informó que en el orden de los recursos, se cuenta en una primera etapa con más de 3 100 camas en todo el país para la atención a esta enfermedad, y podrán incrementarse acorde a como se comporte la transmisión en caso de detectarse casos de la COVID-19. También están disponibles más de 100 camas en terapia intensiva.

“Creemos que estamos en condiciones a este nivel para poder dar asistencia a los pacientes en las instituciones escogidas”, dijo. En los cuerpos de guardia habrá una consulta especializada, solo para la atención a los cuadros respiratorios, con las condiciones adecuadas para ello.

Los protocolos han sido elaborados por un grupo de expertos en el manejo de enfermedades respiratorias y del paciente grave. Se decidió no desmontar ese grupo de expertos, porque todos los días se recibe información acerca de esta enfermedad.

Otro tema que se ha incorporado, y que está dirigido al sector de la salud, es la mirada diferente a las instituciones sociales; por ejemplo, los hogares de ancianos, pues ese grupo es uno de los más vulnerables. También a los centros médicos psicopedagógicos, los centros para personas que deambulan, los hogares maternos y otros donde existan grupos vulnerables que demandan atención diferenciada.

Acerca de las actividades públicas, el ministro de Salud comentó que se llegará a un análisis técnico cuando se considere oportuno. “Lo que sí es correcto es que las personas con un cuadro respiratorios no estén en lugares donde puedan generar una transmisión de la enfermedad”.

Medicamentos, investigación y capacitación

Sobre la situación de los medicamentos, Portal Miranda señaló que el Estado ha respaldado financieramente los recursos necesarios para enfrentar esta enfermedad.

“Nosotros hemos estado adquiriendo otros recursos indispensables para estar preparados y dar respuesta a una epidemia de envergadura, y no solo medicamentos, sino material gastable, medios de protección, equipos para terapia intensiva, piezas de repuesto, que nos pongan en una mejor posición para enfrentar la situación”.

Es necesario, igualmente, seguir incrementando los productos naturales que puedan respaldar el enfrentamiento.

“No hemos dejado de la mano la creación de un grupo de expertos vinculados a los centros de investigación del país, que están trabajando en cómo aportar, no solo a Cuba, sino al resto de los países afectados, nuevos productos para tratar la COVID-19”, indicó.

3 comentarios

  1. Muy importante SEGUIR TOMANDO precauciones en los puntos de ENTRADA y CHEQUEAR a las personas que regresen al país en MUCHOS países el virus ha entrado por PERSONAS que viajaron a Italia es BUENO controlar esto

  2. Luisa Alonso González

    Buenas es muy bueno cuidarse de éste y otros virus por eso informo esto por el mismo frente de la panadería de calle 13 y C Lawton hay un brote de aguas albañales desde hace buen tiempo además del vertedero que aguas de la Habana creó en esa misma esquina desde hace más de tres meses gracias

  3. Victoria Denis Lara

    Yo confio en el Sistema de Salud Nuestro.Es bueno seguir repitiendo hasta el cansancio la foma de contagio a la Poblacion ya que es importante la Prevencion y la precaucion.a veces somos indisciplinado o confiados.

Responder a Victoria Denis Lara Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *