Refuerza Cuba enfrentamiento a la COVID-19

Aunque la letalidad disminuye a 0,59 por ciento, el número de fallecidos mantiene cifras elevadas, con una tasa de mortalidad de 3,4 por 100 000 habitantes

Nuevas medidas a aplicar para disminuir la incidencia y mortalidad causada por la pandemia, fueron presentadas en el encuentro del Grupo Temporal. (Foto: Estudios Revolución)
Nuevas medidas a aplicar para disminuir la incidencia y mortalidad causada por la pandemia, fueron presentadas en el encuentro del Grupo Temporal. (Foto: Estudios Revolución)

Los ensayos clínicos y las intervenciones actuales y por venir con los candidatos vacunales cubanos Soberana 02 y Abdala marchan «a todo tren»; sin embargo, solo cuando la mayor parte de la población isleña sea inmunizada (que será pronto, pero no es ahora), es cuando estaremos libres de la pandemia.

La vacuna de hoy para conjurar el virus SARS-CoV-2 continúa siendo el cumplimiento estricto por las personas y en las instituciones de las medidas higiénico-sanitarias para evitar el contagio: correcto uso del nasobuco, distanciamiento físico, lavado frecuente de las manos, pasos podálicos…

Son verdades tan grandes como que la COVID-19 mata. Científicos y expertos que laboran en la prevención y control de la epidemia presentaron este martes una propuesta de nuevas medidas a aplicar para disminuir su incidencia y mortalidad, en reunión con el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

Las doctoras Carilda Peña García e Ileana Morales Suárez tuvieron a su cargo la reseña de una evaluación sobre el impacto de las medidas aprobadas por la dirección del país el pasado 23 de febrero para reforzar las acciones epidemiológicas, así como de otras que permitieran reducir la morbimortalidad.

Entonces se adoptaron 45 nuevas medidas; siete relacionadas con el mejoramiento de los protocolos epidemiológicos y 36 dirigidas al perfeccionamiento del protocolo clínico, así como medidas de organización de los servicios.

Al analizar su implementación, la doctora Peña García informó que a pesar de ellas, «aún se mantiene la alta incidencia de la enfermedad, con una tendencia a una meseta prolongada y una tasa de 5 629 casos por millón de habitantes.

Por otra parte, aunque la letalidad disminuye a 0,59 por ciento, el número de fallecidos mantiene cifras elevadas, con una tasa de mortalidad de 3,4 por 100 000 habitantes. No obstante se aprecia como positivo el incremento de los pacientes recuperados, que supera el 94 por ciento.

Entre las propuestas de nuevas medidas para el enfrentamiento a la COVID-19, están las relacionadas con la promoción de salud, para lo que se propuso implementar mayores acciones comunicativas dirigidas al grupo de edad menor de 20 años.

Con respecto a los laboratorios, se estimó prudente iniciar un estudio piloto con la aplicación del test de antígeno cubano, como medio diagnóstico para estudios poblacionales y de seguimiento evolutivo de casos ingresados en La Habana. En el control epidemiológico, las nuevas medidas incluyen un sistema de evaluación de la calidad del control de foco y el estudio epidemiológico.

El viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda coincidió con el análisis científico y sus conclusiones; sin embargo, defendió como vital, que las medidas adoptadas anteriormente, y que están vigentes, también se cumplan.

En la reunión con el Presidente y el Premier, los científicos también presentaron la propuesta de la Estrategia de vacunación a la población cubana con los candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala, de la que se informó ampliamente la tarde-noche de este martes en el programa televisivo Mesa Redonda.

El Presidente Díaz-Canel explicó a propósito que estaremos en ensayos clínicos en fase tres y en estudio de intervención, con candidatos vacunales, no vacunas. No es una campaña de vacunación. Los resultados que arrojarán, que esperamos sean los más positivos, nos llevarán entonces a una campaña masiva de vacunación en los próximos meses.

Como es habitual en el encuentro de científicos y expertos, el DrC. Raúl Guinovart Díaz, decano de la facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, hizo una actualización de los modelos de pronósticos sobre la incidencia de la COVID-19.

En la evaluación por provincias, subrayó que la situación más compleja continúa en La Habana, donde pudiera ocurrir un crecimiento de los casos positivos; mientras que en la región oriental la tensión se mantendrá en Santiago de Cuba. «En ambos territorios hay que trabajar fuertemente en el control de la pandemia», sentenció.

El pronóstico a largo plazo (no tuvo en cuenta los ensayos clínicos y las intervenciones con los candidatos vacunales, lo que se hará en nuevas actualizaciones) sugiere que los casos confirmados se mantendrán altos hasta finales de junio, los casos activos descenderán y la recuperación de los pacientes sobrepasará el 94 por ciento, como resultado de los robustos protocolos propios que aplica el país.

En el encuentro de esta semana con los científicos y expertos estuvo también la viceprimera ministra Inés María Chapman Waugh, quien participó a seguido en la reunión diaria del grupo temporal de trabajo del Gobierno para la prevención y control de la COVID-19.

Liderada por el Presidente y el Premier, también asistieron el Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, y los vicepremieres, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, Roberto Morales Ojeda y Alejandro Gil Fernández.

En videoconferencia con autoridades políticas y gubernamentales de los territorios, el titular del Minsap, José Ángel Portal Miranda, presentó como es costumbre el informe del comportamiento diario de la epidemia a nivel de país y en varias provincias, con cuyos dirigentes se intercambió.

2 comentarios

  1. Manuel Eduardo Polanco Pérez

    Escucho en noticias, por cierto muy alentadoras, que hasta el mes de Agosto de 2021 serán vacunados 6 millones de personas en nuestro país. Pregunto, ¿dentro de esta cifra están contempladas las personas mayores de 60 años de edad; que además son frágiles por padecer de morbilidades riesgosas ante este virus, tal como hipertensión arterial, cardiopatía, diabetes, etc?

  2. Porque si casi todos sabemos casi todos los lugares donde hay colas no existe en ellos marcas al estilo de aeropuertos que por lo menos permitan observar que se cumple o no el distanciamiento ifisico. Las aceras no se pondran bravas por unas marcas de mas. Gracias

Responder a Miguel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *