Se cocina en Brasil juicio contra el exjuez Sergio Moro

El diputado federal Vicente Paulo da Silva afirmó este viernes en la capital brasileña que si la Corte Suprema juzga las arbitrariedades cometidas por el ex juez Sergio Moro contra el ex presidente Lula sería un acto de justicia

brasil, jair bolsonaro, justicia, luiz inacio lula da silva
Si la Corte Suprema de Justicia juzga las arbitrariedades del ex juez Sergio Moro sería un acto de justicia para Lula. (Foto: Reuters)

Un cable de Prensa Latina fechado este viernes en Brasilia, informa lo que se insinúa como un deseo que gana fuerza entre los brasileños, de juzgar al ex juez Sergio Moro, verdugo del ex presidente Luis Inazio Lula da Silva, a quien  condenó a sucesivas penas de prisión sin que mediaran pruebas como parte de la operación anticorrupción Lava Jato.  

Según la información del colega Osvaldo Cardosa Samón, el diputado federal Vicente Paulo da Silva afirmó hoy en la capital del país carioca que si la Corte Suprema de Justicia juzga las arbitrariedades del ex juez Sergio Moro sería un acto de justicia para Lula.

El también abogado conocido en el entorno político nacional como Vicentinho, expresó su criterio de que “el juicio por sospecha de parcialidad de Moro tiene el poder, en primer lugar, de cancelar todas las causas del juzgado en la sureña ciudad de Curitiba”.

Vicentinho aclaró que, de suceder esto el escenario sería mejor para el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) “por el hecho de que los procesos, si continuaran, tendrían que empezar desde cero”. En segundo lugar, remarcó, “es una cuestión de justicia para Lula. Está claro que esto no repara lo que enfrentó: la injusta prisión política de 580 días y el sufrimiento de su familia”, dijo.
El Supremo Tribunal Federal (STF) podría decidirse por confirmar en los próximos días el prejuicio de parcialidad de Moro en sus procesos contra el exdirigente obrero. Ya votaron a favor de la sospecha los ministros Gilmar Mendes y Ricardo Lewandowski, y Cármen Lúcia, quien puso su papeleta a favor del ex magistrado en 2018, cuando el tema entró por primera vez en el orden del día, señaló que puede cambiar su decisión de entonces.

De ocurrir esto, se formará la mayoría para declarar al ex ministro de Justicia, Moro, sospechoso de parcialidad cuando fungía como magistrado y condenó sin pruebas a Lula. La discusión fue interrumpida el martes por solicitud del ministro Nunes Marques, quien argumentó que no tuvo tiempo para estudiar el proceso. No hay previsión de cuándo volverá el asunto a la agenda.

Mendes sometió a votación el caso de Moro como respuesta al único gesto del juez Edson Fachin, del STF, quien invalidó el lunes todas las condenas de Lula en la desactivada operación Lava Jato. Para Vicentinho, la decisión de Fachin “cambió el hecho de que a la Justicia de Curitiba se le declaró incompetente por sus acciones”. Como esto varió y teniendo en cuenta lo decretado por el ministro, “los procesos —señaló da Silva—, pueden continuar en el Tribunal Federal de Brasilia”.

El parlamentario denunció que lo que se hizo en Curitiba, bajo la sombrilla de la Lava Jato, fue un desorden y una gravísima falta de respeto al Estado de Derecho Democrático, “una herida en el poder judicial que, en connivencia entre los fiscales y Moro, articuló destruir y apartar de la carrera política al ex presidente Lula”, apuntó. Esto permitió el acceso al poder del ultraderechista Jair Bolsonaro.
Vicentinho manifestó que posiblemente en Brasilia la justicia no asumirá actitudes como la de Moro. La decisión ha poco anunciada del juez Fachin, que ha provocado un terremoto en casi todos los sectores de la sociedad brasileña, restituyó a Lula sus derechos políticos y, en principio, ya él puede presentarse como candidato en las elecciones presidenciales del 2022.

Pero el diputado y letrado precisó que esa candidatura está condicionada a la plena libertad del exjefe de Estado, y sin discusión,”el nombre sería Lula que debe buscar caminos y alianzas progresistas”. Aunque la cosa no quedaría ahí pues, añadió el político, se procuraría además desarrollar  “un proceso contra el criminal —presidente Jair— Bolsonaro, contra la extrema derecha rabiosa representada por él’. Da Silva alertó no obstante que a pesar de la recuperación de los derechos políticos del expresidente, el Ministerio Público anunció que recurrirá al Supremo para considerar competentes las decisiones de la Justicia de Paraná. Durante su primer pronunciamiento después de anuladas sus condenas, Lula denunció el miércoles que resultó víctima de la mayor mentira jurídica en 500 años de historia de Brasil.

One comment

  1. Sergio Moro. El mayor verdugo político y contra la democracia que ha tenido Brasil en los últimos 100 años. Corrupto hasta la médula, y respaldado por la derecha brasileña y norteamericana, se aprovechó de su cargo como ministro de justicia en su momento, para ultimar y sacar de circulación al mejor político de todos los tiempos en Brasil. Luis Ignacio Lula Día Silva. El unico capaz de mover y hacer avanzar a la sociedad brasileña. Esa decisión de Moro contra Lula, permitió la salida a la palestra nacional brasileña del actual Bolsonaro, hoy seriamente cuestionado por tener al país al borde de un catástrofe por el pésimo manejo de la Covid, las posturas racistas, xenofobas y el mal manejo de los incendios en el área de la Amazonía.

Responder a Miguel A. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *