Arte contemporáneo desde el centro de la isla

El pintor y dibujante William Bonilla destaca entre los cinco artistas de la plástica espirituana que presentaron sus proyectos para optar por la beca de creación del Centro Wifredo Lam

Foto: Cortesía del pintor
Foto: Cortesía del pintor

El Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, fundado en 1983 en reconocimiento al más universal de los pintores cubanos, ha convocado por cuarta vez a su beca de creación con el propósito de brindar apoyo a los cultivadores de las artes visuales. El proyecto ganador recibirá un presupuesto en metálico y el autor tendrá la posibilidad de exponer sus creaciones el próximo año en las salas de exhibiciones de la capitalina institución cultural.

En esta ocasión cinco artistas de la plástica espirituana han enviado proyectos de exposiciones muy novedosas y cuyo denominador común es el tratamiento a temas actuales de nuestra realidad desde perspectivas heterogéneas, entre las cuales sobresale la obra del pintor y dibujante William Bonilla Palacio.

Graduado en 1998 en la Academia Profesional de Artes Plásticas Oscar Fernández Morera, de Trinidad, este inquieto artista ha participado en varias exposiciones tanto colectivas como personales en Cuba y otros países.

En su quehacer profesional ha incursionado además el diseño para presentaciones de grupos teatrales espirituanos como Paquelé y Cabotín Teatro y ha sido merecedor de diversos premios y reconocimientos en el campo de las artes visuales.

La propuesta de exposición enviada por William Bonilla para optar por la beca de creación está constituida por obras que de alguna manera son continuidad de lo hecho por este artista con una trayectoria sólida y madura, no obstante su juventud.

Las creaciones para este proyecto pretenden ser minimalistas y modernas, de polisémica y polémica lectura; casi siempre apoyadas en el dibujo sobre cartulina de mediano formato como soporte, de la cual emergen obras de un alto vuelo poético y simbólico. Las figuras humanas o partes de ellas se diluyen en infinidad de letras para discursar de manera metafórica sobre temas sensibles y actuales como la soledad, el amor, los desencuentros o el futuro.

El proyecto irá más allá de una simplificación formal de las figuras humanas, que son protagónicas en sus creaciones, para extenderse a todos los elementos figurativos que integran su discurso visual, apoyado fundamentalmente en el dibujo y la línea como elementos claves en su creación.

Las obras proponen una nueva mirada a la (in)comunicación del mundo contemporáneo, en el cual cada día se está más conectado, pero increíblemente menos comunicados entre sí. Además, el autor procura dar una visión real y a la vez esperanzadora de lo que depara el futuro.

(Por Orlando José González Sáez  ⃰ Doctor en Ciencias y profesor de la Universidad de Sancti Spíritus)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.