Despiden los jóvenes el verano en Sancti Spíritus

Las propuestas culturales varían de acuerdo con las preferencias del público de cada comunidad. El adiós juvenil de la etapa estival en Sancti Spíritus corre a cargo de la Brigada José Martí de Instructores de Arte (BJM). La tercera y última gira por comunidades intrincadas del territorio deviene colofón por todo lo alto para quienes no gozan de las oportunidades citadinas de recreación.

Más de 70 misioneros culturales del proyecto Raíces de caguairán por un futuro mejor propician el encuentro en una llanura o en medio del lomerío.

Así, el arte instruido por estos maestros artísticos llega hasta más de 40 poblados rurales, entre ellos Las Nuevas, Pueblo Seco, El Caney, La Unión, Cristales, La Rana, Ojo de Agua, Las Llanadas, Sopimpa, Las Yayas, Condado y El Algarrobo, pertenecientes a todos los municipios de la geografía espirituana.

También centros penitenciarios aparecen en el itinerario de los que alegran el alma con presentaciones de teatro, música, danza y muestras plásticas. Más de una puesta en escena diaria marca el trabajo de la comitiva, cuyo guion no es predeterminado: “El repertorio, la duración del espectáculo, los juegos de participación dependen del tipo de público que nos encontremos, de acuerdo a sus características y necesidades culturales. Cada comunidad es un mundo, con diferentes gustos estéticos y preferencias recreativas”, explica Yudelkis González Meneses, al frente de la BJM en la localidad.

“Es un espectáculo con todo incluido, flexible y con cuotas de improvisación. En medio de la actividad nos piden números musicales, competencias, se nos unen personajes populares de la comunidad y puede participar todo el que lo desee”, cuenta un integrante del proyecto.

La convocatoria no se ciñe a un único grupo etario. Niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad se incluyen en la convocatoria de no dejar pasar por debajo de la mesa el cierre del verano.

2 comentarios

  1. Hola Tamara:
    Creo que muchos estamos deseando despedir definitivamente el verano. Creo que serían insoportables otros 2 meses bajo estos 100 grados de temperatura. Al menos yo ya pasé mi punto de ebullición.
    Saludos Pedro

    • Tamara Rendón Portelles

      Saluditos Pedro: Se fue el verano, pero no el calor; creo que esa despedida aún demora un poquito. Gracias por escribir.

Responder a Tamara Rendón Portelles Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *