Atención médica en plena serranía de Trinidad

El Policlínico de Condado es una de las principales instituciones de Salud en la zona montañosa de ese municipio espirituano

sancti spiritus, salud publica, montañas espirituanas, condado, trinidad
La sala de ingreso cuenta con ocho camas. (Foto: Ana Martha Panadés)

Con una fama bien ganada por la fidelidad de sus exámenes de laboratorio, el Policlínico de Condado, ubicado en una de las zonas del Plan Turquino de Trinidad, constituye referencia por la calidad de sus servicios médicos, la limpieza de las salas y áreas administrativas y un sentido de pertenencia del cual se enorgullece el colectivo de trabajadores.

Tal vez por ello, el joven licenciado en rehabilitación física Julián Arias Tamayo, prefiera madrugar todos los días y viajar desde Casilda hasta Condado porque “me gusta mi trabajo y me siento útil, también reparo los equipos de climatización o lo que haga falta”.  En la sala de rehabilitación, muestra con orgullo una estera para trabajar los trastornos de la marcha y asegura que es la única en funcionamiento en todo el país. 

La institución médica pone al alcance de los más de 6 mil 440 habitantes de poblados tan intrincados como Polo Viejo, Méyer y el Algarrobo servicios de laboratorio clínico, ultrasonido, rayos X, estomatología, cuerpo de guardia, enfermería, una sala de ingreso con capacidad para ocho camas y la de observación, con tres.

 Criterios muy favorables de pacientes y de la población en general avalan el buen desempeño del Policlínico de Condado y un engranado sistema de trabajo mantiene el seguimiento a los estados de opinión de los habitantes de ese consejo popular, de acuerdo con Mayelín Bosh Calzada, funcionaria de atención a la población.

“Entre los servicios de más impacto, cuenta esta carismática mujer, secretaria del núcleo del Partido y una de las trabajadoras más antiguas del centro de salud, están las consultas de los especialistas, fijadas para los primeros y terceros martes de cada mes. Cardiólogos, nefrólogos, endocrinos y otros galenos llegan hasta aquí para atender a los pacientes procedentes de zonas muy intrincadas”.

El seguimiento al Programa Materno Infantil, al decir del director, el doctor Alberto González González, resulta uno de los mayores desafíos para el Grupo Básico de Trabajo, el cual llega hasta los trece consultorios del área de salud y revisa minuciosamente la evolución de cada embarazada y de los infantes menores de un año.

La atención al adulto mayor, el programa de donaciones de sangre, cuyo plan asciende a 26 extracciones mensuales y las acciones de sostenibilidad en la comunidad  figuran también entre las prioridades de trabajo  de este policlínico, que irradia confianza y bienestar en toda la zona.

El colectivo de esta institución se ha inmunizado contra la desidia y la desmotivación; reconforta el excelente ambiente de laboriosidad que se respira y los estrechos lazos con el consejo popular, las organizaciones de masas y los propios habitantes del asentamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *