La economía pendiente (+ Infografía)

sancti spiritus, cuba, VII congreso del partido comunista de cuba, economia cubana, inversion extranjera, raul castro
En estos cinco años se han implementado nuevas formas de gestión de la economía cubana. (Foto: Roberto Ruíz)

Nadie se llame a engaño: ninguna reunión, por trascendente que resulte, soluciona todos los problemas de una nación de un día para otro. El VII Congreso del Partido no constituirá la excepción. Pero, al menos, puso los puntos sobre las íes con un espíritu marcadamente crítico y estableció definiciones claves para contribuir a amainar las no pocas incertidumbres que, como un dañino fantasma, hoy rondan a muchos cubanos.

 

-Críticos, sí; ingenuos, no

Fidel en el VII Congreso del Partido: El pueblo cubano vencerá (+ Fotos)

“La economía sigue siendo la asignatura pendiente fundamental” y su desarrollo constituye una de las principales misiones del Partido, estableció el Informe Central a la magna cita política, presentado por el Presidente Raúl Castro.

Una verdad no solo evidente en documento de semejante trascendencia, sino en el día a día de la mayoría de los habitantes de la isla, quienes deben capear los altos precios con mínimos salarios, la inestabilidad de un mercado donde no pocos surtidos se esfuman por tiempo indefinido, la dudosa calidad de muchos servicios y las nulas posibilidades de establecer sólidos proyectos de vida de cara al futuro.

Los nuevos escenarios, surgidos a propósito de la actualización del modelo económico cubano y la implementación de los Lineamientos, han llegado permeados de matices, de diversas contradicciones y lagunas, en particular a la hora de mezclar la empresa estatal con la iniciativa privada.

No por gusto en la importante cita volvió a establecerse que en Cuba socialista y soberana la propiedad de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción continuará siendo la forma principal de la economía nacional y que en las formas de gestión no estatales no se permitirá la concentración de la propiedad, ni tampoco de la riqueza. Dicho con otras palabras: la empresa privada actuará dentro de límites bien definidos como un elemento complementario regulado por la Ley.

En Cuba, reiteró el VII Congreso, jamás se permitirá la aplicación de las llamadas terapias de choque que generalmente lesionan a las clases más humildes; ni se aplicarán políticas neoliberales propugnadoras de la privatización del patrimonio estatal y de servicios esenciales como la salud, la educación y la seguridad social; mucho menos las decisiones en el campo económico podrán significar una ruptura con los ideales de igualdad y justicia distintivos de la Revolución desde su propio nacimiento.

Pero, independientemente de estas valiosas premisas, la actualización del modelo cubano no ha avanzado al ritmo deseado por la influencia de la crisis internacional y del bloqueo, pero también por el discreto desempeño de la propia economía nacional. Entonces el proceso de implementación de los Lineamientos se convierte en una especie de círculo complejo donde mucho incide la dualidad monetaria y cambiaria vigente hasta hoy.

La solución de este asunto no quedará para las calendas griegas, según aseguró el Primer Secretario del Comité Central. Aunque el restablecimiento de una sola moneda tampoco resolverá de golpe y porrazo las distorsiones estructurales de la economía, al menos aliviará las estrecheces financieras de la empresa estatal y contribuirá a crear las condiciones para superar los negativos efectos del igualitarismo a partir de una retribución acorde con la calidad, cantidad y complejidad de trabajo de cada quien. Asunto verdaderamente cardinal para motivar y estimular la fuerza laboral que al final decidirá los destinos del país.

Por otra parte, en los últimos tiempos se estableció la Política para la inversión extranjera, importante fuente del desarrollo nacional, a partir de una nueva Ley que ofrece incentivos y seguridad jurídica para los inversionistas, a la vez que preserva la soberanía, protege el medio ambiente y promueve el uso racional de los recursos.

Sin embargo —a pesar de que ya se constituyó la Zona Especial de Desarrollo Mariel con el propósito de generar exportaciones, sustituir importaciones, propiciar la transferencia de tecnologías, entre otros beneficios—, el Informe Central al VII Congreso insistió en la necesidad de dejar atrás los prejuicios respecto a la inversión extranjera y de agilizar la preparación y concreción de nuevos negocios que oxigenen la economía nacional.

En el campo de las inversiones, también decisivo para el progreso de la nación, en general mejoran los indicadores y se ha multiplicado el rigor y el control, aunque se mantienen múltiples tensiones en cuanto a los suministros materiales y al aseguramiento de la fuerza de trabajo; además de que la preparación de las obras aún arrastra el lastre de la improvisación y la superficialidad, todo lo cual dilata los plazos de ejecución y lesiona la calidad de las construcciones.

El cónclave partidista reconoció igualmente las insuficiencias a la hora de implementar los propios Lineamientos, incluso por la misma Comisión Permanente que los rectora: dilaciones en la aplicación de medidas, propuestas sin integralidad y con visión limitada, deficiencias en la conducción y control de las políticas aprobadas, así como en la divulgación y capacitación en los diferentes eslabones de dirección.

Un ejemplo claro salió a relucir con la aplicación de la Resolución 17 que estableció nuevos sistemas de pago por resultados, la cual en general incidió en la elevación de la productividad y la motivación entre los trabajadores, pero también generó deficiencias a la hora de su implementación por la falta de preparación, capacitación y seguimiento.

De hecho, desde abril se derogó ese documento y para corregir el tiro entró en vigor la Resolución 6. No obstante, el Congreso alertó sobre la importancia de capacitar continuamente a los ejecutores de estas regulaciones y de mantener el control constante para rectificar a tiempo cualquier incongruencia. A propósito de esta negativa experiencia, Raúl Castro insistió en la trascendencia que tiene para todo funcionario ser previsor y ágil a la hora de actuar contra las deficiencias.

Ese sentido de la urgencia para evitar problemas políticos mayores también faltó en la corrección de los altos precios de los productos agropecuarios distorsionados por los revendedores, pues el reconocimiento del mercado en la economía socialista no puede implicar que el Partido, el Gobierno ni las organizaciones de masas permanezcan de brazos cruzados ante una realidad que golpea un asunto vital para la mayoría del pueblo.

En la compleja realidad de la economía cubana de hoy no puede faltar la sensibilidad en los directivos, quienes deben mantener los pies en la tierra y bien cercanos a los de abajo. En el largo camino que aún le resta por recorrer a la actualización del modelo cubano, nadie debe sentarse a esperar indicaciones desde arriba. Los tiempos obligan a emprender.

infografia
Infografia

5 comentarios

  1. Carlos, primero no somo Capitalistas, Si tu conosieras por dentro ese sistema pensarias de otra forma y no criticaras tanto.

    • El ajeno puede comprar parte de tu pais, el ajeno puede acumular riquezas de tu pais, pues no veo mal que tu en tu pais tengas tambien esas posibilidades y derechos.

      • Señores ubiquense en lo que se habla, la inversión extranjera se aprueba para inyectar capital y tecnología al país, son inversiones que, en su inmensa mayoria, son millonarias que cubano puede hacer eso y en dolares o moneda extranjera no en peso cubanos, por favor, ubicación geográfica primero para hablar despues, defienden intereses de uno o dos no del pueblo cubano, por favor.

        • Es increible de que no se crea y se confie que los cubanos sean capacez de desarrollar negocios como cualquier extranjero.
          A! Y estoy convencido de muchos son capacez y pudiesen contribuir mejor y con mas dedicacion que muchos consorcios extranjeros.

  2. Se pudiera explicar por que se diferencia entre la propiedad privada cubana y las cadenas grandes capitalistas.
    No es justo que transacionales de Canada, Espana, etc….pueden comprar y acumular riquezas en y de Cuba y los cubanos no tengan esas posibilidades….

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.