El control interno no es una tarea más

El control interno no es una tarea más, lo es todo dentro de una empresa, afirmó en Sancti Spíritus Acela Martínez Hidalgo,  vicecontralora general de la Contraloría General de la República

auditor, Contraloría, legalidad
El auditor interno debe dominar todos los procesos de la empresa en la cual labora, se aseguró en el balance.

Martínez Hidalgo, también miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, señaló en la asamblea de balance de ese organismo en la provincia espirituana, correspondiente al año recién concluido, que el auditor debe trabajar de manera directa con los directivos, en donde recae, principalmente, la responsabilidad económica, y tiene el deber de preparar a toda la administración en el sistema de control interno.

Nosotros tenemos que preparar a los dirigentes, así como también a los jefes de grupo y supervisores de la Contraloría General, en aras de elevar el control sobre los estados financieros de las entidades y evitar los posibles hechos delictivos o de corrupción.

La capacitación debe ser efectiva –añadió la vicecontralora– y para ello hay que cambiar los métodos, porque el criterio de la verdad está en la práctica y aún se visualizan insuficiencias en el presupuesto, inventarios, activos fijos tangibles, nóminas, cuentas por pagar y cobrar y otras; de ahí la relevancia de que el auditor interno sea integral y domine todos los procesos de la empresa en la cual labora, puntualizó.

Reiteró, además, que resulta necesaria la existencia de un auditor interno en aquellas unidades, organismos o cooperativas que lo requieran, ya que éste constituye el garante de que allí se cumple con lo recogido en las normativas y leyes cubanas.

Dijo que distinguir entre la corrupción administrativa y los delitos conllevan una autopreparación consciente, objetiva y sistemática por parte de los auditores, con el fin de cumplir con los pasos requeridos en estas inspecciones y realizar un trabajo de calidad.

Insistió en que el control interno es un proceso efectivo para la prevención de ilegalidades y el auditor debe tener el compromiso, el honor y la disposición de resolver las dificultades financieras de la entidad y orientar a los directivos en sus funciones económicas y administrativas.

Durante la reunión también se enfatizó en las ventajas de la resolución conjunta, aprobada en el 2014, para integrar en las tareas de control a la Fiscalía General de la República, el Ministerio del Interior y la Contraloría General, con el propósito de alcanzar para el presente año mayores resultados en el mantenimiento de la legalidad.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.