Santiago de Cuba: amanecer como aquella mañana de la Santa Ana

sanctiago de cuba, cuba, 26 de julio, aniversario 62 del asalto al cuartel moncada, dia de la rebeldia nacional, raul castroDel mismo modo en que la Generación del Centenario abrazó las ideas libertarias de los patriotas de las guerras de independencia, y de su mano entraron aquel 26 de julio de 1953 en la segunda fortaleza militar de Cuba; hoy representantes de las nuevas generaciones de cubanos entraron en la actual ciudad escolar de la mano de aquellos hombres que, a riesgo de sus vidas, fueron a conquistar la libertad aquella mañana de la Santa Ana.

Preside Raúl Castro acto nacional por el 26 de Julio en Santiago de Cuba

Homenaje de Santiago de Cuba a Fidel y Raúl

Fue así como inició el acto central por el aniversario 62 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, como muestra de la continuidad histórica de las ideas que sostienen y proyectan hacia el futuro a esta Revolución.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, preside la celebración, a la que también asisten varios miembros del Buró Político del Partido, el Consejo de Estado, las autoridades del Partido y el Gobierno del territorio, expedicionarios del Granma y combatientes de la lucha clandestina, Héroes de la República de Cuba, amigos solidarios con Cuba y representantes del pueblo santiaguero.

Tras la declamación por una pionera del poema Era la mañana de la Santa Ana, del Indio Naborí, y las notas del Himno Nacional, se realizó el pase de lista de los caídos en la acción o asesinados por la tiranía de Fulgencio Batista, como represalia ante la osadía de los jóvenes revolucionarios.

La pionera de cuarto grado Chanel de las Mercedes Chapel Rodríguez, se dirigió a los presentes para recordar cómo era la Cuba antes del 1ro. de enero de 1959, y expresar que el deber de las nuevas generaciones de cubanos con aquellos que hicieron la Revolución es estudiar y preservar las conquistas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.